Madrid admite tener un rastreador por cada 47.080 habitantes

La primera rueda de prensa de la Sanidad madrileña desde el inicio de la pandemia fue un resumen expositivo de datos y cifras ya conocidas en la que solo se permitió una cuestión por periodista, ninguna repregunta

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, durante la rueda de prensa de este jueves.
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, durante la rueda de prensa de este jueves.Eduardo Parra - Europa Press (Europa Press)

Más de cuatro meses ha estado el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero sin convocar una rueda de prensa. 131 días tras la aprobación del Estado de Alarma, el 14 de marzo, ha tenido lugar la primera: duró 49 minutos y compareció junto al viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero. Se permitieron 13 preguntas de 13 periodistas, sin admitir repreguntas.

A la hora de aclarar cuáles son los planes en marcha se limitó a repetir expresiones sin contenido como “está en estudio” y “según se comporte el virus”. Afirmó que la situación está controlada con 995 casos en los últimos 14 días y siete brotes. Reconoció 142 rastreadores, que equivalen a uno por cada 47.080 personas.

Este es un repaso a la única comparecencia pública de la Sanidad madrileña desde que comenzó la crisis de la covid-19.

Situación epidemiológica

Madrid acumula 995 casos en los últimos 14 días —según los datos oficiales de la propia Comunidad y a pesar de que el consejero de Sanidad ha cifrado en 649 estos nuevos diagnósticos durante su intervención— y se han duplicado en la última semana en los grupos de edad por debajo de los 40 años. “De 115 del 6 al 12 de julio a 206 del 13 al 19 de julio, un 80% más”, ha ampliado Ruiz Escudero. En la franja de los 20 a los 29 han pasado de 42 a 84, y de los diez a los 19 años, han subido de 13 a 33.

Los contagios entre la población menor de 40 años se han duplicado en la última semana

Con esas cifras, la región solo registra siete brotes, principalmente en el ámbito familiar y social y alguno en espacios laborales, con 48 PCR positivas, cuatro hospitalizados y 254 contactos en seguimiento. “El número de brotes no es desproporcionado ni afecta cada uno de ellos a un número elevado de personas”, ha dicho Ruiz Escudero: “Quiero transmitir tranquilidad y seguridad. La situación está controlada, se encuentra estable, y los datos asistenciales así lo avalan, no se están registrando hospitalizaciones o entradas en UCI significativas”.

Datos asistenciales

Con los datos de este jueves, hay 115 pacientes hospitalizados y 26 en las unidades de críticos; en el pico de la pandemia, los centros llegaron a tener 15.527 enfermos en agudos y 1.528 graves. Sin embargo, cuando comenzó la bajada de la curva, el foco dejó de estar en los hospitales y el objetivo es que no vuelva a estarlo. La clave está desde hace más de tres meses en otros dos lugares: atención primaria y salud pública. “Claramente hay que reforzar los equipos que se encargan del diagnostico precoz, que tengan todos los recursos y toda la logística preparada”, ha dicho este jueves María José Sierra, del Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias.

El rastreo

En la Comunidad, con 6,6 millones de habitantes, hay 182 personas dedicadas al seguimiento del virus: 142 técnicos de Salud Pública, los conocidos como rastreadores —”médicos, enfermeras, veterinarios…”, detalló Ruiz Escudero—, que se encargan de hacer las entrevistas a los nuevos positivos del virus y localizar a sus contactos, y 40 personas en el Centro de Atención Personalizada, que son quienes realizan el seguimiento telefónico a esos contactos; alcanzan las “8.000 llamadas diarias” (unas 200 llamadas por persona al día) y un acumulado de “60.000 contactos”.

Según los datos del consejero, el territorio cuenta con un rastreador por cada 47.080 personas, cuando las estimaciones de los expertos apuntan a que debería haber uno de estos profesionales por cada 5.500 habitantes.

El diagnóstico precoz

Ruiz Escudero restó importancia a la cifra de rastreadores porque, aseguró, “para rastrear, primero hay que diagnosticar, que la red de atención primaria pueda hacer las PCR” que sean necesarias; y aludió a que la Comunidad “es la que más realiza por población”, cifró las pruebas diarias realizadas “por encima de las 20.000”. En realidad, Madrid es la que más PCR ha realizado, 801.706 hasta el 16 de julio, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, pero no es la que más hace por población, tiene una tasa de 119,92 por cada 1.000 habitantes, la superan cinco autonomías: Asturias (141,58), Cantabria (123,31), Navarra (139,60), País Vasco (149,28) y La Rioja (137,96).

Los ratios de profesionales por paciente en primaria tampoco ayudan a este contexto. Están por debajo de la media nacional en todos los profesionales (médicos, enfermeras, auxiliares y administrativos), antes de la pandemia, ya hacían falta alrededor de 600 médicos para alcanzar ese baremo nacional, por ejemplo.

A la pregunta sobre si la Comunidad pensaba reforzar la atención primaria con los profesionales que hacen falta o si iba a cumplir con los 400 rastreadores que prometió hace varios meses, Ruiz Escudero no contestó, aunque sí aludió a la compra de siete nuevos robots para aumentar la capacidad de análisis de las PCR. Según el consejero, “la red se va adaptando a la necesidad que van detectando” y están “preparados para incorporar tanto técnicos de salud pública como personas para poder hacer ese seguimiento”.

Ocio nocturno

Esa fue también la respuesta para la previsión de medidas en el ocio nocturno, con cuya patronal se reunieron este miércoles, y de lo que no dieron más información. “Hay que ir viendo cómo se comportan los indicadores para ver si hay que plantearse alguna medida en el ocio nocturno, esta es una situación dinámica”, añadió Antonio Zapatero, el viceconsejero de Salud Pública, que tomó su cargo justo después de la dimisión de Yolanda Fuentes como directora general de Salud Pública por las discrepancias con el Gobierno madrileño sobre la situación del sistema sanitario y epidemiológico de la Comunidad para solicitar el paso a fase 1, el pasado mayo.

La privatización del CAP

En el Portal de la Contratación Pública del Ejecutivo regional se han ido colgando decenas de contratos desde el inicio de la pandemia, los relacionados con covid, en su mayoría, por la vía de emergencia y sin publicidad. Entre ellos, publicado recientemente, el adjudicado a Indra y Telefónica para el seguimiento de contactos y el estudio de seroprevalencia de la Comunidad de Madrid por 421.080 euros y por un periodo de 30 días que comenzó a finales de mayo. Ese documento estima que se harán en torno a 4.000 llamadas diarias —Ruiz Escudero ha asegurado que se hacen el doble— y que el coste de cada una de ellas será de 2,90 euros.

¿Sigue el contrato en vigor? ¿Cubre a las 40 personas del Centro de Atención Personalizada que hacen el seguimiento de los contactos? ¿A cuánto asciende el precio final de ese contrato? Esta, la última de las preguntas de la rueda de prensa, quedó también sin contestar. “No lo conozco [el contrato] en ese grado de detalle”, titubeó Ruiz Escudero: “No le puedo decir exactamente de manera concreta los datos”.


El insistente debate con el aeropuerto

Desde el 1 de mayo, Madrid contabiliza 10.732 diagnósticos nuevos. Sin embargo, Ruiz Escudero quiso centrar la atención en el aeropuerto de Barajas Adolfo Suárez, donde han detectado 77 casos desde el pasado mayo, el 0,7% de todos los nuevos infectados desde esa fecha. Pero, dijo el consejero, observan “un elevado y continuo” crecimiento de casos importados a través del aeropuerto.

 

En la reunión que mantuvieron con el Ministerio de Sanidad ayer por la mañana, pidieron que se tomaran más medidas. “PCR en origen realizadas con una antelación de 48-72 horas y debe pedirse el resultado al hacer el formulario de embarque”, explicó el consejero. Sobre todo en aquellos “países diana” en los que han detectado más casos, añadió Zapatero. Pero el Ministerio de Sanidad, por el momento, no ha accedido a esta petición.

 

Sí han firmado un “convenio de colaboración” para intercambiar información entre la administración central y la regional, una base de datos para tener la localización y el seguimiento de los viajeros que pasan por el aeropuerto. Y han establecido el “primer circuito integral al turista”, explicó Ruiz Escudero, para tratar y seguir a aquellos viajeros que presenten síntomas: el Gregorio Marañón queda como el hospital de referencia para estos viajeros y el Ayre Gran Hotel Colón como lugar para el posible alojamiento de estos turistas, si precisaran aislamiento.

 

Y en Barajas, este miércoles, se suspendió un vuelo con destino a México después de que un miembro de la tripulación comenzara a presentar síntomas. “Fue ingresado en el Gregorio Marañón y toda la tripulación está en cuarentena, a la espera de los resultados de las PCR”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS