Aguado rechaza una moción de censura en plena crisis, pero elude renunciar a sumarse a una más adelante

El líder de Cs y vicepresidente de Ayuso les reclama que apoyen los presupuestos tras ofrecerle los socialistas la presidencia

El videpresidente regional, Ignacio Aguado, en una imagen de archivo con la presidenta Isabel Díaz Ayuso.
El videpresidente regional, Ignacio Aguado, en una imagen de archivo con la presidenta Isabel Díaz Ayuso.Pool Efe (GTRES)

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha rechazado este miércoles la opción de capitanear una moción de censura contra Isabel Díaz Ayuso en plena pandemia para alcanzar la presidencia con los votos de PSOE, Cs, Más Madrid y Podemos. ¿Y en el futuro, cuando haya pasado lo peor de la crisis sanitaria, económica y social que asola ahora a la región? Esa posibilidad, planteada el martes por José Manuel Franco, secretario general de los socialistas madrileños, que llegó a ofrecerle la presidencia, no ha sido descartada de plano por el número dos del gobierno de coalición de PP y Cs. De hecho, Aguado ha eludido varias preguntas directas al respecto durante la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno. Una actitud que ha llamado inmediatamente la atención en la formación conservadora, acostumbrada a ver cómo el vicepresidente rechazaba con contundencia otros cantos de sirena.

-¿Rechaza usted la oferta para ser presidente de Madrid con los votos del PSOE? ¿Sí o no?, se le ha preguntado al número dos del Ejecutivo de coalición que formaron el PP y Cs en el verano de 2019.

-Con todo el respeto, creo que ya he respondido con toda claridad y no me gustaría dedicar ni un segundo más a un asunto que no considero prioritario para los madrileños.

¿Y qué era lo que había dicho Aguado durante su intervención en el inicio de la rueda de prensa que sigue siempre al consejo de Gobierno de la Comunidad? Esto: “¿Creen que la principal preocupación de los madrileños es la moción de censura del PSOE? Garantizo que no (…) Al PSOE de Madrid le pido que si realmente quiere ayudar, se siente, negocie y apruebe los Presupuestos de 2021”.

Hay pesos pesados del PP que dicen vivir con “tranquilidad” la situación, y que señalan que no hay mayor desprecio hacia la oferta del PSOE que no darle mayor respuesta, como ha hecho Aguado. Al tiempo, tambén hay líderes de Cs hacen todo lo posible para que el asunto no se enmarañe (“El acuerdo es para cuatro años”, dijo el martes Ángel Garrido, consejero de Transportes). Y, sin embargo, en el entorno de Díaz Ayuso se sigue con cierta inquietud la actitud de Aguado.

No pasa un día sin que uno de los socios dé vida a la posibilidad de un adelanto electoral (que beneficiaría al PP) o una moción de censura (presentada por PSOE, Más Madrid y Podemos con el apoyo de Cs, o sin él). Y, sin embargo, Aguado debe moverse con pies de plomo.

Madrid es la joya de la corona de la representación institucional de su partido. Cualquier movimiento en esta región afectaría al resto de pactos de gobierno regionales que tiene Cs con el PP: Andalucía, Murcia y Castilla y León. Al tiempo, dejaría en nada su credibilidad como socio de cara al futuro. Y marcaría para siempre las expectativas de una formación que lucha simplemente por su supervivencia desde que Albert Rivera dimitió tras su último batacazo en las elecciones generales.

En paralelo, el PSOE presiona a Cs, aunque reconoce que es imposible atraerle en este momento hacia una moción. Su objetivo, señalan fuentes socialistas, es ponerle ante el espejo de su pacto con el PP, justo ahora que arrecian las revelaciones de la operación Kitchen, y que Díaz Ayuso sigue protagonizando sonadas polémicas comunicativas. En ese esfuerzo no solo está participando José Manuel Franco, el secretario general de los socialistas madrileños, que fue quien lanzó la oferta a Aguado el martes en la cadena Ser. También lo está haciendo Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno.

“Cs ya eligió en mayo”, ha dicho este miércoles en el Congreso el jefe del Ejecutivo. “Fíjese, el PSOE ganó en Madrid, y gobierna el PP con el apoyo de Cs y de la ultraderecha. Ganó en Andalucía, y gobierna el PP con el apoyo de Cs y de la ultraderecha. Ganó en Murcia, y gobierna el PP con el apoyo de Cs y de la ultraderecha. Ganó en Castilla y León, y gobierna el PP con el apoyo de Cs”, ha enumerado durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. “Ustedes ya han elegido”.

¿Cómo interpretan en el PP lo que está pasando? “El PSOE lleva tiempo agitando esa amenaza y lo único que busca es crear desconfianza dentro del gobierno de coalición”, explicó un dirigente con predicamento en la dirección regional y nacional sobre la oferta de los socialistas a Aguado. “No pienso darle eco”, siguió. “El delegado del gobierno es mejor que se dedique a trabajar en sus competencias, a no autorizar manifestaciones sin mascarillas y a colaborar un poco más con la Comunidad”, dijo sobre Franco, que es al mismo tiempo el secretario general de los socialistas madrileños y el representante del Ejecutivo central en la región. “Mientras él amenazaba ayer con mociones de censura, teníamos a Pedro Sánchez en el Senado pidiendo unidad, lealtad institucional y humanidad”.

“El PSM ya ha interpuesto su famosa moción de censura”, ironizó el consejero de Justicia, Enrique López. “Y no contra Ayuso, sino contra Gabilondo, a cuya candidatura para presidir Madrid renunció ayer Franco de forma pública y notoria”, siguió. “Ha quedado claro que el PSOE no tiene ni los votos ni el liderazgo para poder gobernar Madrid”.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS