Madrid aumenta un 8% las plazas fijas de campaña de frío para personas sin techo

Las plazas de la campaña de fríos supusieron un pilar importante en la estructura de los Servicios Sociales durante el estado de alarma

Instalaciones de un albergue municipal.
Instalaciones de un albergue municipal.ÁLVARO GARCÍA

El Ayuntamiento de Madrid dispondrá de 42 plazas fijas nuevas en las que acoger a personas sin techo dentro de la próxima campaña de frío. Se unen a las 509 (479 de alojamiento y 30 en centros de día) ya existentes, con lo que esas 551 plazas suponen un 8,2% más que el año pasado. Hay, además, otras 50 plazas previstas para activar sobre la marcha si las condiciones climáticas o sociales así lo requirieran. De esta forma, el número total de personas a las que se podría atender es de 601.

La campaña de frió 2020-21 se pondrá en marcha el 25 de noviembre y con los nuevos recursos asistenciales aprobados en la Junta de Gobierno de este jueves el aumento en el presupuesto es de un 22%, según ha anunciado la portavoz del Ejecutivo, Inmaculada Sanz.

Las nuevas plazas disponibles son 30 en pensiones y hostales, que pasan de 90 a 120; 10 en centros de día, que pasan de 30 a 40, y dos en el centro de acogida de Villa de Vallecas, que pasa de 140 a 142. Se mantienen las 150 del centro de acogida de Pinar de San José, 26 en el centro Corazón de Padre, las 20 del centro Santa María de la Paz, seis en residencias de mayores y 47 en emergencia estable.

Las otras 50 plazas contratadas para esta campaña no tienen una ubicación fija pero sí podrán activarse de inmediato en instalaciones municipales todavía sin concretar si las condiciones meteorológicas son extremas o ante circunstancias sociales como la llegada de más familias demandantes de asilo, como ocurrió la pasada campaña, señalan fuentes del área de Familias, Igualdad y Asuntos Sociales que dirige el concejal Pepe Aniorte.

Las plazas de la campaña de frío, que suelen cerrar el 31 de marzo, supusieron un pilar importante en la estructura de los Servicios Sociales para que las personas sin techo pudieran pasar el confinamiento durante el estado de alarma. Pasaron a ser lugares de acogida las 24 horas. Algunas, de hecho, no han cerrado desde que entraron en funcionamiento la temporada pasada.

El Ayuntamiento, que improvisó un albergue en el recinto ferial de Ifema con 150 plazas y otro en el polideportivo Juan Antonio Samaranch con otras 150, acogió a varios centenares de personas sin hogar durante las semanas en las que no se podía circular libremente por la calle. En el último recuento llevado a cabo hace dos años a nivel municipal, eran 650 las personas sin techo que no tenían donde vivir.

Sobre la firma

Luis de Vega

Ha trabajado como periodista y fotógrafo en más de 30 países durante 25 años. Llegó a la sección de Internacional de EL PAÍS tras reportear año y medio por Madrid y sus alrededores. Antes trabajó durante 22 años en el diario Abc, de los que ocho fue corresponsal en el norte de África. Ha sido dos veces finalista del Premio Cirilo Rodríguez.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS