Así son los mensajes que escriben los seguidores de La Veneno en el Parque del Oeste

Los admiradores de Cristina Ortiz, fallecida el 9 de noviembre de 2016, rinden homenaje a la artista trans en el lugar donde debería estar su placa

Mensajes que los seguidores de La Veneno han dejado en el Parque del Oeste días antes del cuarto aniversario de su muerte.
Mensajes que los seguidores de La Veneno han dejado en el Parque del Oeste días antes del cuarto aniversario de su muerte.Idoia Ugarte

Alfredo Ajram tiene 30 años y ha venido desde Barcelona a Madrid con un objetivo claro: visitar el altar improvisado dedicado a Cristina Ortiz, conocida como La Veneno, pionera en visibilizar la realidad del colectivo transexual en España. Una placa de papel pintada con rotulador sustituye a la original, desaparecida en 2019 tan solo una semana después de que la instalara el Ayuntamiento de Madrid y sin que haya sido repuesta. Pero no por eso este rincón pierde la magia. “Traigo una rosa azul porque ella era diferente e intuía que las que habría aquí serían rojas”, comenta este bailarín profesional. Ha tenido que recorrerse en su patinete todo el Parque del Oeste para encontrar el lugar, que es el primer homenaje que el Consistorio madrileño ha dedicado a una persona trans y que ahora han tomado los admiradores de La Veneno con cariño y esmero.

Ajram es venezolano, no conocía la historia de esta valiente mujer hasta que llegó a España hace dos años y sus amigos le enseñaron videos en YouTube. “Yo me identifico con el abandono de sus padres, porque a los 14 años me fui de casa y desde entonces apenas tengo contacto”, explica mientras fuma un cigarrillo. Planea bailar con unas alas luminosas de led en esta parte del parque este lunes al anochecer, en el cuarto aniversario de la muerte de Cristina Ortiz.

Mensajes de recuerdo de La Veneno en su monumento en el Parque del Oeste.
Mensajes de recuerdo de La Veneno en su monumento en el Parque del Oeste.Idoia Ugarte

Horas antes de que eso ocurra, el flujo de personas que se acerca al lugar un viernes por la tarde medio lluvioso es lento pero constante. Los que llegan se quedan en silencio y encienden las velas que decoran el escenario. Algunos escriben frases en los ladrillos que quedan libres. Romeo De Guzmán tiene 25 años, es trans y no conocía a Cristina Ortiz porque en su círculo nadie hablaba de ella. Hasta que vio la serie biográfica de Atresmedia creada por Los Javis y estrenada en este 2020. “No sabía ni que existía la transexualidad. Al ver la serie me he quedado muy tocado. Quiero que sepa que nunca va a estar sola y que hay un vínculo que nos une. Me hubiese gustado saber de ella mucho antes porque así no me hubiese sentido tan solo”, confiesa emocionado este joven que cumple años el mismo día en que murió Cristina Ortiz. Agradece la visibilidad que ella ha otorgado al colectivo trans, que no siempre cuenta con el apoyo familiar y suele ser excluido del entorno laboral.

Para Tanausú González la serie de Los Javis le ha servido para conocer mucho más a fondo la historia. “Me he sentido muy identificado porque he tenido disforia de género. Al verla a ella ya no me da miedo descubrir quién soy”, declara este chico canario de 18 años que se encuentra en proceso de encontrar su identidad sexual. Su amigo, Alfonso del Pino, también ve en Cristina Ortiz a un referente. Conoció a esta sirena, como ella misma se llamaba, a raíz de los vídeos que su hermano mayor le enseñaba. Dice que le da rabia que en el imaginario popular haya calado la imagen de que La Veneno fue una mujer ordinaria.

Los memes de Cristina Ortiz se hicieron virales en las redes sociales y así es como Bran Amethyst, de 16 años, la conoció: “Con la serie hemos sido capaces de ver cómo fue su vida detrás de las cámaras. Me ha ayudado muchísimo y me ha influenciado hasta mi propia personalidad, es uno de mis mayores referentes para la vida. Ojalá que pudiese ver este homenaje en el Parque del Oeste para que supiese todo lo que la queremos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Camino de convertirse en un sitio de peregrinación, Yassin Dakhouc se muestra sorprendido al ver tantas fotos y mensajes colgados por el muro. Es un chico de 19 años de origen marroquí y conocía sobre Cristina Ortiz mucho antes de la serie: “La mentalidad de esa España antigua es la misma que tienen ahora las comunidades musulmanas cerradas de mente. No quiero que La Veneno se quede en un chiste ni que se burlen de ella, hay que tener más empatía porque mira todo lo que ha pasado. Ella luchó contra viento y marea para ser libre”.

Mensajes dedicados a Cristina Ortiz, La Veneno, en el Parque del Oeste de Madrid.
Mensajes dedicados a Cristina Ortiz, La Veneno, en el Parque del Oeste de Madrid.Idoia Ugarte
Los admiradores de Cristina Ortiz dejan mensajes en los ladrillos del lugar que le rinde homenaje.
Los admiradores de Cristina Ortiz dejan mensajes en los ladrillos del lugar que le rinde homenaje.Idoia Ugarte
La biografía de la artista está recogida en el libro '¡Digo! Ni puta ni santa: las memorias de La Veneno'.
La biografía de la artista está recogida en el libro '¡Digo! Ni puta ni santa: las memorias de La Veneno'.Idoia Ugarte
Curtida en el Oeste hace referencia a la canción que escribió Leiva para un capitulo de la serie 'Veneno'.
Curtida en el Oeste hace referencia a la canción que escribió Leiva para un capitulo de la serie 'Veneno'.Idoia Ugarte
Una de las fotos que decora el altar dedicado a La Veneno.
Una de las fotos que decora el altar dedicado a La Veneno.Idoia Ugarte
'Veneno pa tu piel' es un sencillo de 1996 de Cristina Ortiz que da título a su disco de dos canciones.
'Veneno pa tu piel' es un sencillo de 1996 de Cristina Ortiz que da título a su disco de dos canciones.Idoia Ugarte
"Gracias por todo lo que hiciste por nosotros", reza uno de los mensajes dedicados a La Veneno.
"Gracias por todo lo que hiciste por nosotros", reza uno de los mensajes dedicados a La Veneno.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS