Un detenido por la muerte del hombre que recibió una paliza en Velilla

El arrestado es mayor de edad, precisa la Guardia Civil, que no ha ofrecido más datos del arrestado

Minuto de silencio el lunes a mediodía, tras la muerte de un vecino de Velilla de San Antonio por una paliza.
Minuto de silencio el lunes a mediodía, tras la muerte de un vecino de Velilla de San Antonio por una paliza.Servicio Ilustrado (Automático) (Europa Press)
El País Agencias
Madrid -

Primer arresto por el crimen de Velilla de San Antonio (Madrid). La Guardia Civil ha detenido este martes a un hombre por su presunta relación con la muerte de otro de 39 años, Iván Vaquero Sanz, que falleció el domingo en el hospital a consecuencia de una paliza que le propinó el viernes un grupo de jóvenes.

Fuentes de la Comandancia del instituto armado en Madrid han informado de esta detención y han precisado que el arrestado tiene 26 años, si bien de momento no han ofrecido más detalles. El hermano de la víctima afirmó el lunes que los investigadores tenían identificados a la mayoría de los implicados y que algunos de ellos podían ser menores. Los agentes del grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Rivas Vaciamadrid que llevan el caso han tomado declaración a una decena de menores y a otros posibles testigos del crimen entre el lunes y lo que va de martes.

La agresión se produjo en torno a las ocho y media de la tarde del viernes por circunstancias que investiga la Guardia Civil cuando en la calle Frascuelo, cerca de su domicilio, la víctima se enfrentó a un joven por una pintada, este se marchó y regresó acompañado de un grupo de jóvenes, que le dieron empujones y patadas en la cabeza. Tras la “brutal paliza”, el hombre quedó tendido entre dos coches, detallan fuentes de la investigación.

Los vecinos fueron los que alertaron de la agresión al 112, quienes activaron al Summa, a la Policía Local, Guardia Civil y a Protección Civil del municipio, según fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid. Los primeros en llegar fueron los técnicos de Protección Civil, que decidieron trasladar al paciente al hospital de Coslada. Sin embargo, de camino al centro sanitario el herido entró en coma por lo que cambiaron su destino al hospital de La Princesa. Ingresó en coma y murió el domingo por la tarde a consecuencia de las graves lesiones en la cabeza que le causó la paliza.

Según Telemadrid, fue la propia víctima quién había hecho la pintada. Escribió días antes del incidente ‘TQMT’ (Te Quiero Mi Todo). Lo tenía tatuado en el cuerpo en referencia a una joven con la que salía hasta hace poco. El viernes, un joven estaba grafiteando encima de la pintada, algo que Iván recriminó.

Tras conocer el fallecimiento, el Ayuntamiento de la localidad expresó su “más firme condena a la agresión” que sufrió este vecino, “cuyas graves secuelas han provocado su muerte”. “En ningún caso la violencia está justificada”, señaló el consistorio en un comunicado.

El crimen ha causado una gran consternación en el municipio, de 12.000 habitantes y situado en el este de la comunidad, donde los vecinos se echaron a la calle el sábado y el domingo a manifestarse para pedir justicia y seguridad. El lunes a mediodía, muchos vecinos se sumaron vecinos a la convocatoria del Ayuntamiento para guardar un minuto de silencio en la plaza de la Constitución.

Según declararon el domingo varios de los manifestantes a Telemadrid, los agresores son un grupo de jóvenes menores de edad “que se dedica a extorsionar y a amenazar” a los comercios locales. “Estamos indefensos, no tenemos seguridad. No podemos salir a la calle por estos niñatos”, aseguró una vecina. “Estamos cansados de todo lo que está sucediendo en el pueblo”, dijo otra.

“La gente lógicamente está indignada, no estamos acostumbrados a que pase eso, es la primera vez”, explicó el lunes la alcaldesa a la cadena SER. Antonia Alcázar confirmó que Velilla es “un pueblo tranquilo” pero hace ya un par de meses o tres que “una panda o un par de pandas de chavales estaban llevando a cabo robos de bicicletas y de móviles y llevando a cabo agresiones y amedrentando a gente”. Sin embargo, la alcaldesa fue tajante en advertir que “no hay constancia” de que estas pandillas, que ya han sido denunciadas por delitos menores, estén relacionadas con el crimen. Para Alcázar, lo “importante” es dejar trabajar a los investigadores, ya que los responsables lo pagarán. Pero, “no es ni justo ni moral señalar a este grupo de jóvenes antes”, advierte.

“La familia ha tenido un comportamiento ejemplar. Una madre al que se le mata un hijo y mantiene esa templanza... ha demostrado una moralidad espectacular”, añadió la alcaldesa a Efe. La regidora recuerda al fallecido como “un chaval muy de calle, amable, agradable y siempre sonriente”. “Toda su vida ha vivido en el pueblo, igual que toda su familia que son muy conocidos y queridos”, indicó.

Sobre la situación del pueblo, la alcaldesa ha reconocido que han tenido un “fin de semana caliente” pero pide paciencia a los vecinos". “Esto lleva un tiempo, pero se acabará deteniendo a los culpables del asesinato de Iván”, concluyó. Para tratar de calmar los caldeados ánimos, la Policía Local de Velilla pidió“prudencia” y “respeto a la familia”, al tiempo que recordó que “la violencia solo genera más violencia y que las agresiones no se resuelven con más agresiones”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS