Asociaciones vecinales y Más Madrid elevan la presión contra las depuradoras de La China, Butarque y Sur

Gallardón, Botella y Carmena, los tres últimos alcaldes de la capital, prometieron desmantelar o modernizar estas estaciones

Aguas residuales de la depuradora de La China.
Aguas residuales de la depuradora de La China.

Los habitantes de los barrios de la capital y de Getafe próximos a las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de La China, Butarque y Sur llevan años sufriendo malos olores, ruidos y plagas de insectos. Lo denuncian varias asociaciones vecinales, que piden a las tres administraciones ―central, regional y municipal― poner fin a estas instalaciones o modernizarlas. Hoy presentan ante el Ministerio de Transición Ecológica alegaciones y alternativas a los planes que prevén mantener esas estaciones sin las mejoras que reclaman. “En los meses de calor hay que dormir con la ventana cerrada y en esta zona hay mucha gente sin aire acondicionado. Te despiertas a las cinco de la mañana con náuseas, dolor de cabeza…”, relata Víctor Renes, de 76 años y residente en el barrio de San Fermín, en Usera, desde 1975.

Las depuradoras, de competencia municipal y gestión del autonómico Canal de Isabel II, “son antiguas, tecnológicamente obsoletas y no cumplen los parámetros exigibles de calidad de las aguas tratadas y devueltas al río Manzanares”, explica en una nota de prensa la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm). Añaden que aguas abajo de La China, la más antigua de España, “se alcanzan elevados niveles de concentración del ion amonio, especialmente a partir de la EDAR de Butarque”.

Renes, de la asociación de vecinos de San Fermín, vive a unos 400 metros de La China, pero cuenta que hay casas apenas a 200. Habla, además, de los ruidos de las máquinas, de los lodos o de cómo los restos que acumula el agua atrae a insectos como la mosca negra, que acaba picando a los vecinos. “Esa situación es permanente, aunque no sea todos los días de la misma intensidad”, comenta. “Oficialmente solicitamos (esos cambios), pero nuestro corazón lo exige”.

“Oficialmente solicitamos (esos cambios), pero nuestro corazón lo exige”
Víctor Renes, activista y vecino de San Fermín

De las 13 posibles soluciones que recoge un plan de actuación del Ministerio de Transición Ecológica “sorprendentemente” se apuesta por la alternativa 4, que no prevé eliminar ninguna de las tres, aunque sí mejoras como el confinamiento de las líneas de aguas de La China y Butarque, señala el comunicado. Las asociaciones vecinales apuestan en sus alegaciones por la alternativa 13, que recoge la desaparición de estas dos depuradoras, “las más antiguas, molestas y poco eficientes” así como el confinamiento de la línea de agua de la EDAR Sur para reducir las molestias en Getafe, el bombeo de agua depurada desde esta estación a La China para su reinyección en el Manzanares para mantener el régimen de caudales y medidas mejorar el impacto de los lodos en la Sur.

En las alegaciones que presentan este jueves ante el Ministerio de Transición Ecológica se quejan de que desde las administraciones han recibido una “respuesta negligente” y se pasan el problema unos a otros. Con respecto a Madrid capital, inciden en los compromisos incumplidos a la hora de poner fin a la actividad de La China por parte de los tres últimos alcaldes: Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella del PP y Manuela Carmena de Ahora Madrid.

Entienden que La China y Butarque incumplen además la distancia mínima de dos kilómetros sobre núcleos de población y vulneran el Convenio Europeo de Derechos Humanos en lo referente a la inviolabilidad del domicilio. Los colectivos echan también de menos en los planes del ministerio medidas frente a ruidos y olores. Insisten en las alegaciones que causan “un empeoramiento de las condiciones de vida” desde San Fermín hasta Perales del Río, pasando por Los Rosales, Villaverde Bajo y Butarque y, a veces, incluso en Entrevías y el Pozo del Tío Raimundo.

Detrás de la presentación de alegaciones ante el ministerio están la Fravm, la Federación de Asociaciones Vecinales de Getafe y las asociaciones vecinales de San Fermín, La Unidad de Villaverde, Los Rosales, Independiente de Butarque, La Viña de Entrevías, La Paz y El Pozo del Tío Raimundo.

La semana pasada fue el grupo municipal de la oposición Más Madrid, heredero del Ahora Madrid de Carmena, el que presentó alegaciones. Esta formación pidió ante el ministerio que se desmantele La China y que en vez de estas tres depuradoras se pongan en funcionamiento “infraestructuras más modernas, mejor ubicadas y favorables al equilibrio territorial”.

Sobre la firma

Luis de Vega

Ha trabajado como periodista y fotógrafo en más de 30 países durante 25 años. Llegó a la sección de Internacional de EL PAÍS tras reportear año y medio por Madrid y sus alrededores. Antes trabajó durante 22 años en el diario Abc, de los que ocho fue corresponsal en el norte de África. Ha sido dos veces finalista del Premio Cirilo Rodríguez.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS