El arte de adaptar a los clásicos

La cantante Ede, 22 años y de Carabanchel, cierra un círculo en su incipiente carrera presentando la ceremonia de ganadores de #VersionaThyssen, el concurso que reinventa los cuadros del museo

La cantante y actriz Ede, en una imagen compartida en sus redes sociales.
La cantante y actriz Ede, en una imagen compartida en sus redes sociales.Ede

Ede es el seudónimo con el que Elena Villa (22 años) comenzó a identificarse en redes sociales siendo una adolescente, hasta que su carrera como actriz y cantante empezó a dar sus primeros frutos y decidió convertirlo también en su nombre artístico. Para reafirmar su condición de emergente estrella centennial, la madrileña presentará este miércoles en una emisión en streaming a los ganadores de la nueva edición de #VersionaThyssen, el concurso que el museo ideó en mayo de 2019 para que los jóvenes se acercaran a sus instalaciones.

La pinacoteca selecciona cada vez seis obras expuestas en sus paredes y propone a aquellos que tengan entre 16 y 35 años que las reinventen a su manera, las compartan en sus cuentas de Instagram y acompañen esas publicaciones con la etiqueta que da nombre a esta iniciativa. Los candidatos aprovechan para colar en obras de hace siglos su propia visión de asuntos como el género, la raza o la era de la información. Por lo general, los vencedores se anuncian en una noche de apertura especial del Palacio de Villahermosa, sede donde se aloja la célebre colección, con música en directo y puertas abiertas para los más jóvenes. La ceremonia virtual de entrega de esta octava edición contará con la actuación especial de la cantante Rigoberta Bandini, una de las nuevas voces de la electrónica española.

Versión de Alberto Polo de 'Retrato de una mujer a la edad de treinta años' (1652), de Gerard ter Borch.
Versión de Alberto Polo de 'Retrato de una mujer a la edad de treinta años' (1652), de Gerard ter Borch.Museo Thyssen

Pero Ede solo disfruta lo justo y necesario de la vida entre pantallas. “Para mí también se está haciendo raro y triste este año. Entendemos que es solo una etapa y que tenemos que apañarnos con lo que tenemos para poder seguir haciendo cosas creativas”, comenta horas antes de su cita con el Thyssen. Para cuando lanzó Armas, su primer sencillo, en la primavera de este año, España ya llevaba semanas confinada. Debutó bajo la producción de Juanma Latorre, uno de los integrantes de la banda Vetusta Morla. Justo en el momento en que empezaba a abrirse al mundo, el mundo se paró. “Dentro de todo lo malo que ha ocurrido en estos meses, tengo que decir que, en parte, me vino bien para mi carrera musical. Lanzar canciones nuevas justo en el momento en el que todo el mundo estaba en casa, un poco más pendiente de lo que la gente del mundo de la cultura hacía, ayudó a que tuvieran buena acogida”, admite.

Luego han llegado otros temas, que conforman su primer EP, Tranquila. “Lo que sí echo de menos es tocar en directo, este en contacto con la gente y mirar a la cara del periodista cuando me hacen una entrevista. Los conciertos en streaming empezaron a hacerse pesados, como todo lo que llega en grandes cantidades, que al final te cansa”. De su lado también está Xoel López, de quien ha sido corista y teclista de su última gira además de miembro de su banda paralela, Combo Viramundo.

La cantante comenzó haciendo versiones musicales de otros artistas y subiéndolas a Internet, así que ser maestra de ceremonias del nuevo #VersionaThyssen es una forma de cerrar un círculo. Probablemente el primero de muchos en su carrera. La más reciente, una de La Jardinera de quien considera un referente: Violeta Parra. “Me gusta volver a los clásicos”, dice sobre este vídeo grabado desde su cuarto, con la luz del sol abrasando la imagen y con sus palmas y pies como único instrumento con el que acompañar su voz.

Ahora ya sueña con entrarle al Ojos verdes de Concha Piquer para abrazar la copla, otro género con el que se siente identificada. “La haría muy pura. No me gustaría darle muchas vueltas a como es la original”. Formada como actriz en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid (RESAD), considera que hacer teatro es también otra forma de versionar, ya sean personajes clásicos o vidas ajenas.

En sus entrevistas, a Ede le gusta recordar que es de Carabanchel. “Mi barrio es auténtico. Mi barrio es bueno y seguro, que la gente se asusta y sigue pensando que es el lugar de los años setenta. Yo vivo al lado de la antigua cárcel, que era un descampado. Es un lugar cálido, con sus comercios y sus calles que todavía te recuerdan que, hasta hace nada, era un pueblo”, comenta.

Del San Isidro de Carmena al Renacimiento

Reinvención de Mercedes deBellard de Retrato de una dama como santa Lucía (en torno a 1509), de Giovanni Antonio Boltraffio para #VersionaThyssen.
Reinvención de Mercedes deBellard de Retrato de una dama como santa Lucía (en torno a 1509), de Giovanni Antonio Boltraffio para #VersionaThyssen.Museo Thyssen

El museo Thyssen propone en esta octava edición de su concurso para jóvenes versiones de  Cristo en la tempestad del mar de Galilea (1596), del pintor flamenco Jan Brueghel, el Viejo y  Composición suprematista (1923), del ruso Ilyá Chashnik, entre otros. Para inspirar a sus participantes, cuenta cada vez con tres artistas invitados. Junto a Marla Moon y Alberto Polo se encuentra esta vez Mercedes deBellard, la diseñadora responsable de los alegres carteles de las fiestas de San Isidro 2018 que encargó el equipo de la exalcaldesa Manuela Carmena. Para #VersionaThyssen, deBellard ha creado su propia idea de un cuadro del Renacimiento: Retrato de una dama como santa Lucía (en torno a 1509), de Giovanni Antonio Boltraffio. Ambas obras pueden verse en la imagen superior.

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez

Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS