LA CRISIS DEL CORONAVIRUS
Crónica
Texto informativo con interpretación

Las felices fiestas de Ayuso

La Asamblea de Madrid despide el curso político de 2020 entre reproches, versos y anuncios

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada a la sesión del pleno de la Asamblea este jueves. En vídeo, sus declaraciones sobre las medidas sanitarias de cara a las fiestas navideñas.VÍCTOR LERENA / EFE

Fin. Se terminó el 2020 en la Asamblea de España. El último pleno del año ha sido temprano, rápido, impuntual y sencillo, como el gordo de la Lotería de Navidad o como todos los jueves, vaya. La mañana empezó entre risas entre la presidenta y el vicepresidente. A fin de cuentas, las doce campanadas ya están a la vuelta de la esquina. Ciudadanos y populares piden buenos deseos para 2021. ¿Un quirófano para el Hospital Zendal? Nunca se sabe. Será difícil. Por si acaso, los Reyes Magos ya conocen que en Madrid tienen la bandera de España por la Castellana como estrella polar.

La jornada entre los sillones del pueblo madrileño empezó fuerte. Unidas Podemos se levantó más republicano que nunca. “Usted [en referencia a Ayuso] dijo la semana pasada que los españoles no éramos iguales ante la ley”, observó la portavoz Isabel Serra. “A pesar de la vergüenza de los escándalos de corrupción, ya le digo yo que usted y Vox son lo mismo. ¿Qué valoración hace de la corrupción? Se puede ser monárquico o republicano, pero no se puede defender la corrupción. Estamos en un momento muy difícil. En el peor año, la peor presidenta”. Ayuso recogió el guante. “Lo más importante es que ustedes abandonen las instituciones a través de las urnas”. Típico clima hostil navideño.

Y dio una clase de Juancarlismo. Si el emérito necesita un nuevo bufete, podría contratar los servicios que se ofrecen en el edificio principal de la Puerta del Sol. “Juan Carlos fue el artífice de una monarquía plena”, dijo Ayuso como mérito. “Se convirtió en el primer Rey de todos. Reconcilió. Se alcanzó una prosperidad no conocida hasta el momento. Sus problemas actuales ya los ha ido pagando con disculpas y con una abdicación. Él ha dejado un legado histórico y ustedes miseria y odio”. Y a otra cosa, que es Navidad.

A la muerte, por ejemplo. Así es la Asamblea de España. De la monarquía al tanatorio. “El Gobierno [de España] es cooperador necesario de la muerte de sus ciudadanos”, observó contundente la portavoz de Vox. “Incita al suicidio […] Vox cree en la vida”, dijo Rocío Monasterio en referencia a la nueva ley de eutanasia que sobrevuela el Congreso. La intervención ya se estaba yendo de madre tanto, que necesitó la intervención del presidente de la Cámara. De modo que Juan Trinidad utilizó el tono que utiliza un profesor cuando ve al fondo de la clase a un alumno revoltoso que habla mucho:

— Señora Monasterio, estamos hablando de restricciones de movilidad en el próximo mes.

Es decir, la pregunta que Vox había traído al pleno era sobre si Ayuso impondrá nuevas restricciones en la región, pero el partido de Santiago Abascal primero habla de la eutanasia. Prioridades. Una cosa es la Navidad y otra lo que pasa en la Asamblea de España.

— A eso voy, es que le doy importancia a lo que pasa, contestó Monasterio.

Y de la eutanasia a la vida. “Por eso ahora tiene que elegir entre apostar por la vida o no”. El comentario, dicho sea, entró con calzador, pero entró. “Dote de quirófanos el nuevo hospital, que los necesitamos. No tiene sentido que las calles estén llenas de gente. No puede potenciar la concentración. Hay que dispersar. Ayuso tiene usted la posibilidad de salvar vidas. Vox estará con usted. Sea coherente y valiente”.

La presidenta dijo que cumplirá con lo que dice la ley. Que Madrid se cerrará entre el 26 de diciembre y el 6 de enero, pero que los restaurantes y los hoteles seguirán abiertos. Tras esta aclaración, vino el turno de Más Madrid. Mónica García pidió una valoración de la gestión presupuestaria de la Comunidad. Ayuso despachó rápido: “Positiva, gracias”. La realidad es que ha sido negativa porque Madrid no tiene presupuestos y no ha sacado adelante ni una nueva ley en todo 2020. Pero eso ya es lo de menos. García hizo un repaso de las grandes polémicas e insistió en que no hay que olvidarse que los hospitales han estado colapsados. “Somos la región más desigual de España”, dijo. “Usted está más cerca del partido al que le sobran 26 millones de españoles […] 2020 ha sido el año de Madrid es España dentro de España. No nos falle en 2021”. De pronto, la portavoz de Vox levantó la mano:

— Un segundo, eh, sí, sí, dijo dubitativo el presidente de la Cámara para darle paso.

— La señora diputada tenía que haber sido llamada al orden. Ha dicho que la señora Ayuso le sobran 26 millones de españoles, inquirió Monasterio.

La situación en la Asamblea es tan de berlanguiana que hasta Vox defiende al PP sin permiso.

— Pero eso lo tendrá que decir el PP, contestó el presidente.

— Ha dicho que Ayuso quiere cerrar los presupuestos con un partido al que le sobran 26 millones de españoles, insistió Vox.

— Bueno, pero sobrar 26 millones… ¿Dónde está la ofensa?

— Señor presidente, esta clarísima la alusión a Vox y al determinado chat [de los militares] que pretenden atribuirnos.

— Es que no han sido ni mencionados ni siquiera. Lo siento.

Ayuso cogió el micrófono y dijo: “Entiendo la confusión porque aquí todo vale. Aquí nos confundimos porque todo vale. Solo hay que insultar a la presidenta durante tres minutos y subir el vídeo a YouTube”. La situación se puso tan cómica que el portavoz del PP recitó unos versos durante su alocución a la presidenta. “Una humilde licencia poética”, dijo Alfonso Serrano. “Llega la Navidad y concluye el periodo de sesiones. Reflexionemos sobre excesos y errores”, sugirió. Así, regaló unos versos a cada uno de los portavoces para bajar el telón al 2020. “Para concluir”, observó, “termino con un consejo al uso. Cejen contra la presidenta en su actitud acosadora, cuanto más atacan a Ayuso más la convierten en ganadora”. Aplausos. Risas. La Asamblea de España es así. No hay que buscar explicaciones.

“Le han puesto el listón un poco alto, señor Gabilondo”, dijo con guasa el presidente antes de dar paso al portavoz socialista. “Yo voy a defraudar porque no voy a cantar ningún villancico. Voy a hacer una pregunta de control parlamentario”. Así fue. Explicó su preocupación por el aumento de los casos antes de la Navidad. Y sin versos ni ataques ni insultos. Y, seguramente, sin telediarios.

Los hospitales de Madrid notan un leve repunte de ingresados a una semana de Navidad

Un operario desinfecta el pasamanos de la escalera de la entrada principal del hospital Gregorio Marañón.
Un operario desinfecta el pasamanos de la escalera de la entrada principal del hospital Gregorio Marañón.Getty Images

Los nuevos contagios crecen en todos los grandes municipios. Suben los ingresos en camas de agudos y la ocupación de las unidades de cuidados intensivos se mantiene oscilante con decenas de nuevos ingresos.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción