Las residencias madrileñas lograron derivar a solo 900 ancianos en las semanas más duras de la pandemia

A partir de la segunda semana de abril se fueron normalizando las derivaciones a centros sanitarios

Varios operarios realizan un traslado de cadáveres de la residencia geriátrica "Los Peñascales", en Torrelodones (Madrid) el 14 de abril.
Varios operarios realizan un traslado de cadáveres de la residencia geriátrica "Los Peñascales", en Torrelodones (Madrid) el 14 de abril.Ángel Díaz Briñas / Europa Press (Europa Press)
Madrid -

Las residencias de la Comunidad de Madrid lograron derivar solo a unos 900 ancianos en las tres semanas más duras de la pandemia, entre el 18 de marzo y el 5 de abril, según las respuestas del Gobierno regional a peticiones escritas de información del Grupo Parlamentario Socialista. Los días con menos ingresos hospitalarios de pacientes -la mayoría con síntomas de coronavirus- procedentes de geriátricos madrileños fueron el 21 y el 22 de marzo, con poco más de 40 mayores ingresados, todos ellos en hospitales públicos.

Más información

A partir de la segunda semana de abril se fueron normalizando las derivaciones a centros sanitarios y esos protocolos se anularon. Según datos que dio en su momento en rueda de prensa el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, desde el 8 de marzo hasta el 7 de abril hubo un total de 4.750 fallecidos en sus residencias por coronavirus, 781 positivos y 3.479 con sintomatología compatible pero aún no confirmados.

Se trata de muertos en las residencias públicas, concertadas y privadas de mayores, discapacidad y enfermedad mental. Solo en las de ancianos la cifra asciende a 4.250. El último dato público en este sentido facilitado por la Comunidad de Madrid al Ministerio de Derechos Sociales fue al decaer el primer estado de alarma a finales de junio. Entonces certificaron un total de 5.885 usuarios de residencias fallecidos por coronavirus y por todas las causas de 8.199 residentes en poco más de cien días.

El jueves, en el pleno de la Asamblea de Madrid, la responsable de Políticas Sociales del Grupo Socialista, Purificación Causapié, criticó que el Gobierno regional no haya informado de los datos de residentes muertos por coronavirus en el último medio año y acusó al nuevo consejero del ramo, Javier Luengo, de “apagón informativo, opacidad, ocultamiento y falta de transparencia”.

Comunicaciones e informes

“Al anterior consejero le quitaron las competencias por atreverse a dar los datos. Ahora usted sabe que la transparencia le puede quitar su puesto y ha optado por el silencio. Contestan a las preguntas realizadas por esta diputada y por la comisión de investigación de manera parcial y farragosa. Se acogen a la protección de datos para no aportar comunicaciones oficiales y no entregan actas e informes a la comisión”, interpeló la parlamentaria socialista a Luengo.

Por su parte, el titular regional de Políticas Sociales respondió que su departamento ha dado siempre “información detallada y comprometida por la transparencia y ha ofrecido todos los datos a los Grupos y los ciudadanos”. “Hemos mantenido una coordinación continua y diaria con la Consejería de Sanidad y con el Ministerio. Y demos dado casi mil respuestas en preguntas escritas y peticiones de información. No tenemos ningún motivo para opacidad”, esgrimió.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción