Madrid arranca la semana luchando contra el colapso

‘Filomena’ deja en casa a más de un millón de estudiantes durante una semana, paraliza 98 trenes de metro, y obliga a la UME a intervenir en Mercamadrid para evitar el desabastecimiento

Militares de la UME realizan labores de limpieza para retirar la nieve en la estación Puerta de Atocha, en Madrid, este lunes.
Militares de la UME realizan labores de limpieza para retirar la nieve en la estación Puerta de Atocha, en Madrid, este lunes.Kike Para

Cuatro días después de que arrancara la nevada de las nevadas con el temporal Filomena, Madrid seguía este lunes sin recuperar el pulso. El colapso de la capital de España no se reflejó solo en los cientos de coches abandonados en los arcenes de las principales carreteras (poco a poco recuperados gratuitamente por grúas municipales en la capital); ni en los millones de ciudadanos encerrados en sus casas porque sus calles seguían conquistadas por la nieve; ni en la suspensión de las clases que volvió a encerrar durante cinco días lectivos a padres e hijos como en los meses más duros del confinamiento por el coronavirus. Desde los problemas puntuales de abastecimiento de productos frescos en supermercados a la mínima actividad del aeropuerto, pasando por los vagones de metro abarrotados con los que empezó el lunes, el temporal congeló lo cotidiano y abrió la puerta a lo excepcional.

Más información

Lucha contra reloj para el abastecimiento de productos frescos

Mercamadrid, el centro logístico que abastece de carne, pescado, verdura o fruta a la región, vivió este lunes su segundo día consecutivo de mercado cerrado (junto con el sábado). Los efectos de la falta de actividad fueron inmediatos: la mayoría de las pescaderías tradicionales permanecieron cerradas ante la falta de suministro, según Fedepesca. Mercamadrid espera recuperar paulatinamente su actividad a partir de hoy, según una portavoz, aunque nadie se atreve a ponerle fecha al momento en que los trabajos de la UME (iniciados a las 3.00 del sábado) permitirán la vuelta completa a la normalidad.

“No va a haber ningún tipo de problema de desabastecimiento”, dijo una portavoz de la empresa. “Este lunes no ha habido actividad. Hemos decidido dedicar el día a retirar nieve, ya que son 222 hectáreas de superficie en las que se concentran cada noche 20.000 personas y 15.000 vehículos, por lo que los trabajos son complejos”.

Enrique López, consejero de Justicia, Interior y Víctimas (en el centro), ha indicado que Madrid espera entrar "cuanto antes" en fase de normalización.EFE

De la rapidez en la recuperación de la actividad de Mercamadrid no depende solo Madrid, con sus casi siete millones de habitantes. El ámbito de influencia de este centro logístico abarca 500 kilómetros y 12 millones de consumidores. Y los problemas se acumulan.

Francisco Aranda, presidente de UNO Logística, advirtió el lunes de que las cadenas de suministros están en “su máxima tensión”. La patronal y la Comunidad coinciden en la urgencia de liberar los accesos a polígonos como los de Getafe, Coslada, Alcalá de Henares o Parla. El Ejecutivo regional, en todo caso, considera garantizado el abastecimiento tras liberar los accesos a Mercamadrid.

Actividad programada cancelada en algunos hospitales y aumento de fracturas en urgencia

La Consejería de Sanidad constató el lunes un aumento de casos atendidos en urgencias por caídas debidas al hielo, tendencia que previsiblemente se mantendrá al alza en los próximos días, con Madrid sometida a temperaturas negativas. Además, algunos hospitales tuvieron que cancelar su actividad programada, según el Gobierno regional; y permanecieron cerrados seis centros de salud y 79 consultorios locales. Los sindicatos denunciaron los problemas de acceso a distintas instalaciones por la acumulación de nieve y hielo, aunque no hubo los problemas para la llegada del personal que se vivieron durante el fin de semana, y el Ejecutivo garantiza que se dio asistencia en todos los centros.

La campaña de vacunación contra el coronavirus siguió con normalidad, según el Gobierno.

Dos niñas, conectadas a clase virtual debido al temporal 'Filomena', en Madrid.
Dos niñas, conectadas a clase virtual debido al temporal 'Filomena', en Madrid.Álvaro García

Sin educación presencial para 1,2 millones de alumnos, y con problemas para la telemática

Los 1,2 millones de alumnos que estudian en los 3.344 centros educativos de Madrid, además de los universitarios, permanecerán en sus casas al menos hasta el próximo lunes 18 de enero, tras extender el lunes el Ejecutivo la suspensión que había anunciado inicialmente hasta este miércoles para así afrontar los desperfectos que ha causado el temporal en algunos colegios y las dificultades para acceder a los centros educativos. La apuesta por compensar esa ausencia física con clases telemáticas volvió a generar protestas el lunes en las redes sociales, donde se multiplicaron las quejas por los fallos en la plataforma educativa digital.

“Otra vez han ido tarde y mal”, criticó Isabel Galvín, de la Secretaria General de Enseñanza de Madrid de Comisiones Obreras. “Comunicaron el retraso de la vuelta presencial el sábado, aunque las previsiones del temporal de nieve y frío se conocían ya a principios de la semana pasada”, siguió. “Otras comunidades actuaron con tiempo, Madrid no”, opinó. “En la mañana de este lunes, no estaban funcionando las plataformas online, ni los correos institucionales”, añadió.

“Educamadrid (la plataforma online de la Comunidad) funciona con normalidad salvo algunos problemas puntuales a primera hora de la mañana por sobrecarga de entradas”, contrapusieron desde la consejería de Educación. “Sí hay constancia que en algunas horas el servicio ha podido ir más lento, pero los técnicos están trabajando para solventar cuanto antes las incidencias que se producen”.

98 trenes de metro paralizados por la nieve

Con el metro convertido en el único medio de transporte fiable para moverse por la capital, el suburbano registró este lunes un 21% de viajeros más entre las 6.00 y las 8.00 que el lunes anterior (para un total de 125.182 viajeros). Las redes sociales reflejaron fotos de vagones abarrotados en plena crisis del coronavirus, porque las frecuencias de los convoyes se vieron afectadas por el temporal: 98 trenes de los 300 de la red no pudieron salir de las cocheras por la nieve a primera hora, y la compañía se centró en ir incorporándolos poco a poco a la red.

Metro permanece abierto las 24 horas para facilitar en lo posible la movilidad de los madrileños. Así, de las 2 a 6 de la mañana de ayer transportó a más de 13.000 viajeros, la mayoría entre las 5 y las 6 de la mañana (10.432 viajeros). Un planteamiento que está obligando a un sobre esfuerzo a la plantilla, adelgazada también por las dificultades para llegar al puesto de trabajo, lo que afecta a las frecuencias.

Movilidad congelada, y falta de sal

Las autoridades madrileñas insistieron el lunes en que los ciudadanos permanecieran en sus residencias salvo para asuntos urgentes. Muchos no tuvieron más opciones. Este lunes, los autobuses municipales seguían sin funcionar (el Ayuntamiento esperaba activar 28 líneas el martes), y apenas 500 kilómetros de carreteras capitalinas estaban practicables, porque las quitanieves centraron su trabajo en las principales arterias para facilitar el acceso de los servicios de emergencia. Además, el Ayuntamiento reconoció que se quedó “puntualmente” sin sal en algunos puntos de distribución. En la práctica, todo eso imposibilitó el tráfico privado (salvo para los todoterrenos) porque el resto de calles y salidas de aparcamientos siguieron tomados por la nieve.

El problema se reprodujo en el resto de urbes de la región, por las que se distribuyen más de tres millones de habitantes. Con una agravante: los autobuses que unen esas ciudades no circulan, o lo hacen, en general, con líneas lanzadera con un único punto de origen y destino, o que no cumplen sus paradas habituales, obligando a desplazarse a los pasajeros. Así, este lunes se activaron 75 líneas con 55 municipios y esas características. Sí funcionan ya los trenes de cercanías y los de alta velocidad.

Además, tras dos días de suspensión de la actividad, el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas canceló el lunes al menos 117 vuelos, informa Europa Press, y por la mañana solo operó en la T4 y su terminal satélite, para abrir luego la T1 (la T2 y la T3 están inoperativas desde marzo). Iberia, por ejemplo, tenía previsto operar ayer 11 de los 15 vuelos de largo radio inicialmente programados en el aeropuerto de Barajas, y en torno al 30% de los de corto y medio radio que conectan Madrid con el resto de España y Europa.

Basura sin recoger en la calle Alcalá de Madrid.
Basura sin recoger en la calle Alcalá de Madrid.KIKE PARA (EL PAÍS)

Sin recogida de basuras

En Madrid, las bolsas de basuras se acumulan alrededor de contenedores ya repletos. La imagen se repite en numerosos puntos de la capital, donde no se recogen los desechos desde el viernes. El Ayuntamiento pide a los ciudadanos que no dejen los residuos fuera de sus casas hasta que se restablezca el servicio, cuando haya pasado lo peor de los problemas de movilidad.

Entierros e incineraciones, cancelados

Las dificultades para moverse por Madrid complicaron que los viajeros que tienen previsto volar a otros países a finales de semana se hicieran la PCR preceptiva. Fue un ejemplo más de cómo ha alterado el temporal Filomena el día a día de la Comunidad, donde la funeraria municipal anunció este lunes que se cancelan inhumaciones e incineraciones hasta nueva orden, y que la recogida de cadáveres dependerá de la movilidad. Hasta nueve grandes parques, entre ellos El Retiro, siguen cerrados, ante el inmenso daño causado por la nieve en los árboles. Más de 150.000 podrían estar dañados, según las estimaciones de la dirección general de aguas y zonas verdes del Ayuntamiento de la capital.

Sin atención diurna presencial para mayores y personas con discapacidad

La Comunidad de Madrid suspendió hasta el miércoles la actividad presencial en atención diurna y temprana, tanto para mayores como para personas con discapacidad. La decisión afecta a 42 centros de atención temprana que prestan servicio a menores de hasta seis años con discapacidad o problemas de desarrollo, 153 centros de día para mayores repartidos por toda la región, 185 centros de día y centros ocupacionales para personas con discapacidad y 126 centros para personas con enfermedad mental.

Sobre la firma

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción