Alumnos de la Universidad Autónoma de Madrid protestan por las “aglomeraciones” en los exámenes presenciales

Los estudiantes critican la decisión “a puerta cerrada” de los centros la Consejería y el Ministerio de Educación, ya que en estas pruebas presenciales les resulta “imposible respetar la distancia de seguridad”

Estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) durante una concentración este viernes en el campus de Cantoblanco.
Estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) durante una concentración este viernes en el campus de Cantoblanco.Patricia Cristóbal (EFE)
Agencias
Madrid -

Algo más de medio centenar de estudiantes se han manifestado este viernes frente al Rectorado de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) para denunciar que se les está “obligando” a hacer exámenes presenciales, donde se ven “expuestos” a “aglomeraciones” y resulta “imposible respetar la distancia de seguridad”. Los alumnos critican que tanto las universidades como la Consejería y el Ministerio de Educación hayan decidido “en reuniones a puerta cerrada” que los exámenes fueran presenciales, pese a que los alumnos “tienen miedo” de contagiarse de coronavirus y “son quienes sufren las consecuencias”.

Laura, una de las estudiantes que ha acudido a la concentración, convocada por la Asamblea Abierta de la UAM, denuncia que la mayoría están teniendo que hacer exámenes en aulas “con mala o nula ventilación, hacinados y sin mantener siquiera un metro de distancia” entre los compañeros. En la misma línea se expresa Miguel, quien asegura haber presenciado desde aglomeraciones en los pasillos hasta exámenes “en aulas sin ventanas, falta de personal para controlar y accesos totalmente colapsados”.

A ello se suma que en los tiempos de espera no puedan permanecer en las zonas verdes, que están precintadas, al igual que la mayoría de las bibliotecas. “Solamente hay algunas cafeterías abiertas, y muchas de ellas son un zulo”, señala. Además, comenta que la mayoría de ellos son “becarios o trabajadores precarios” y “no pueden permitirse” abandonar el examen alegando “falta de seguridad”, porque “tendrían que pagar otra matrícula, y es inasumible para muchos”.

Laura y Sofía ponen el acento en que “parte de la insistencia” de las universidades por mantener los exámenes presenciales es que “temen que los alumnos copien en su casa”, algo que critican por “la falta de confianza” y porque “pone en entredicho el sistema de evaluación”.

Los manifestantes han portado pancartas en las que podía leerse mensajes como “No a los exámenes presenciales: Castells y los rectores ponen en riesgo nuestra salud”, “Exámenes presenciales = intubar a tu amigo” y “Evaluación segura”; y han leído un texto en el que reclaman “poder decidir”. En este sentido, Laura critica que “ni siquiera se ha escuchado a los docentes”, porque muchos les han trasladado que querían que los test fueran telemáticos, “pero no se les ha permitido cambiarlo”.

Por otra parte, afea que las Universidades no aprovecharan el parón de las vacaciones de Navidad para organizar una convocatoria telemática. “Las clases sí pueden ser a distancia, pero los exámenes no, y eso no tiene sentido”, resume. Irene es estudiante de Derecho y autora de las fotografías que se publicaron esta semana en redes sociales y que muestran “aglomeraciones” en los exámenes, lo que ha provocado numerosas denuncias y ha abierto un debate sobre estas convocatorias. Cuenta a Efe que los jóvenes sintieron “angustia” antes de ir al examen, y “miedo” cuando llegaron y vieron que “todo lo que habían temido: aglomeraciones y aulas sin ventilar”.

A su lado, Raúl, alumno de Filosofía, dice que se manifiestan “porque la UAM ha sido totalmente antidemocrática”, y ha demostrado que “algunos están interesados por la reputación y la excelencia”, pero no por la “salud” de los alumnos.

Por su parte, el vicerrector para Proyectos Estratégicos y coordinador de la Unidad Covid-19 de la UAM, Huberto Marraud, ha asegurado que esta universidad ha celebrado en esta semana cientos de exámenes presenciales y “no se ha producido ningún incidente destacable”, salvo “algún incumplimiento puntual del protocolo” en la entrada a un aula. Marraud sostiene que este centro universitario cuenta con protocolos de prevención frente a la Covid-19 que “cumplen todas las exigencias de las autoridades sanitarias” y que incluyen medidas de protección “específicas” para estudiantes en situación de vulnerabilidad o que conviven con personas vulnerables, a las que se han acogido más de 150 estudiantes.

No obstante, el vicerrector defiende que para que los protocolos de prevención sean “efectivos” debe haber “un ejercicio de responsabilidad compartida”, y recalca que recae en “todos” el cumplimiento de las medidas “básicas y ampliamente conocidas”, como guardar la distancia en los pasillos y espacios comunes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS