Un juzgado de Madrid investiga posibles carencias en una UCI del hospital La Paz

El sindicato Mats interpuso una denuncia el pasado noviembre y, según las trabajadoras de esa unidad, la situación no ha cambiado en estos tres meses

UCI ubicada en la séptima planta del hospital La Paz en una imagen cedida por el sindicato Mats.
UCI ubicada en la séptima planta del hospital La Paz en una imagen cedida por el sindicato Mats.

Escasez de “equipamiento básico” como lavamanos, no existir suficientes tomas de oxígeno o falta de presión negativa en los conductos de vacío en una UCI del hospital de La Paz fueron algunos de los motivos que llevaron al sindicato Mats a denunciar ante el juez de guardia el pasado 11 de noviembre. Ahora, el juzgado de instrucción número 50 de Madrid ha abierto diligencias previas por un presunto delito de daños. Este lunes, tres meses después de aquella denuncia, la situación es “la misma”, según explica el sindicato, que ha recogido las declaraciones de las trabajadoras de esa unidad de cuidados intensivos para pacientes covid ubicada en la séptima planta. Una portavoz del centro asegura que ese área “reúne las condiciones mínimas necesarias para su funcionamiento y está validada por los servicios de Prevención de Riesgos Laborales y Medicina Preventiva para garantizar la seguridad tanto de personal como de pacientes”, y “cuenta además con los recursos humanos y materiales necesarios para funcionar como tal”.

La versión de las profesionales que trabajan allí, publicada en un comunicado de Mats, es que llevan “meses” informando a diferentes cargos del hospital y a la dirección los problemas que tienen y que entrañan “riesgo para la seguridad del paciente”. “Sin obtener respuesta”, añaden. Entre ellos, que las habitaciones individuales —la unidad tiene cuatro habitaciones de este tipo y cuatro cuádruples—, “únicamente están dotadas con dos tomas de oxígeno y una toma de aire medicinal, por lo que no es posible conectar dos dispositivos de alto flujo a la vez, con la gravedad que ello conlleva cuando un paciente lo precisa de manera urgente”.

Las cuádruples, cuentan, “ni siquiera tienen doble conexión de oxígeno”, lo que no les permite tener conectado el aparato que usan para ventilar al paciente manualmente y el respirador a la vez en un momento de urgencia: “Esto conlleva en algunas ocasiones a tener que trasladar a los pacientes de una cama a otra para poder brindarles unos cuidados óptimos”. Esto, dice Guillén del Barrio, enfermero en ese centro y portavoz de Mats, “son solo algunas de las cuestiones” y asegura que “no se entiende” que la situación no haya mejorado en estos meses.

El testimonio de las profesionales suma que tampoco está diferenciado un circuito de limpio y otro de sucio, como indica el protocolo; que las tomas de vacío por cama no bastan y “en algunas ocasiones con insuficiente fuerza para realizar” los procedimientos de forma óptima; o que no se ha instalado aún un sistema de purificación de aire como en otros lugares del hospital. Y las dificultades también tienen que ver con la plantilla. “Menos del 10%” del personal de esa unidad “tiene más de tres años de experiencia en UCI o REA y cerca del 50% no ha visto un paciente crítico a lo largo de su trayectoria profesional”, narran las trabajadoras., que afirman que eso “crea un evidente riesgo en la seguridad del paciente, ya que dentro de una UCI covid se realizan múltiples actividades y técnicas invasivas que realizadas sin experiencia o sin conocimiento (o no realizarlas) ponen en peligro la salud del paciente”.

La portavoz del hospital, con 48 críticos ingresados este lunes, insiste en que reúne las condiciones para trabajar: “Este espacio ya funcionaba como UCI hasta 2013, se ha tratado por lo tanto de renovar un espacio y modernizarlo para dar respuesta a las necesidades actuales, en un edificio antiguo y con limitaciones estructurales”. Añade que esa zona “se habilitó en el mayor pico de incidencia de necesidad de camas de críticos en la segunda ola en Madrid (y no ha dejado de dar servicio), para ampliar la atención a pacientes críticos en las mejores condiciones”. Algo con lo que discrepan las trabajadoras y motivo por el que ahora será el juzgado número 50 de Madrid quien tenga que pronunciarse.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Isabel Valdés

Redactora de Sanidad y Salud en Madrid, antes pasó por Especiales y Sociedad, donde se ocupó de Género. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS, está especializada en feminismo y violencia sexual y coordina el blog Mujeres. Escribió Violadas o muertas, sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS