Ayuso valora construir de cero el hospital La Paz en los terrenos de Madrid Nuevo Norte

La Comunidad cambia de criterio tras contar desde 2019 con un proyecto de reconstrucción del centro sanitario valorado en más de 300 millones de euros

Vista general del complejo hospitalario La Paz de Madrid desde la Torre de Cristal, sede de KPMG, en Madrid.
Vista general del complejo hospitalario La Paz de Madrid desde la Torre de Cristal, sede de KPMG, en Madrid.Mariscal (EFE)

Tras el hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal, la Comunidad de Madrid estudia ahora si traslada y construye desde cero el hospital La Paz. Según fuentes del centro sanitario, el Gobierno de la presidenta Isabel Díaz Ayuso se puso en contacto a finales de 2020 con el equipo directivo para valorar la construcción del edificio a tres kilómetros del mismo. “Se nos ha pedido la elaboración de unos criterios técnicos para valorar otros posibles emplazamientos en la zona de Madrid Nuevo Norte”, indican esas fuentes. “Las otras ubicaciones solo están en estudio. La ubicación actual se mantiene como principal apuesta”, indica un portavoz de la Consejería de Sanidad.

El proyecto de Madrid Nuevo Norte se ubicaría en los alrededores de la estación de tren de Chamartín, donde se encuentran unos gigantescos solares —situados en el extremo norte de la capital y a 10 kilómetros de la Puerta del Sol― tras los que se elevará, en los próximos años, uno de los mayores desarrollos urbanísticos de Europa. Una portavoz del macroproyecto de Madrid Nuevo Norte ha remitido cualquier comentario sobre la posible construcción del Hospital Universitario La Paz en sus terrenos a la Consejería de Sanidad. La noticia ha sido adelantada por Onda Madrid.

Inaugurado en 1954, este hospital es uno de los centros sanitarios históricos de la región. Más de 700.000 madrileños han nacido aquí desde entonces. El edificio cuenta con 190.000 metros cuadrados. Una referencia sanitaria que atiende anualmente a más de 500.000 ciudadanos. El hospital, según todas las partes implicadas, pedía a gritos una renovación. Con el paso del tiempo, registra cada vez con mayor frecuencia averías de diverso tipo: roturas de tuberías, inundaciones, caídas de techos...

Hasta el 8 de marzo de 2018. Ese día, la entonces presidenta madrileña Cristina Cifuentes anunció por sorpresa la reforma del hospital. “Es el proyecto más importante que vamos a abordar en esta legislatura”, declaró Cifuentes desde la planta 26 de la Torre Espacio, un rascacielos próximo al centro sanitario. “Estas reformas son imposibles de solucionar acometiendo reformas parciales. Hay que reemplazar las edificaciones actuales”, insistió. Cifuentes decidió acometer esta gran reforma en la misma parcela donde se encuentran ahora los edificios. Su idea era levantar hasta cuatro bloques en los alrededores del propio hospital, además de reformar el actual complejo.

Cifuentes descartó buscar otro lugar porque, a su juicio, esta era la forma más ágil de acometer las obras. “Si se hubiera buscado otro terreno, habría sido necesario realizar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, algo que retrasaría más el proceso”, dijo. Sin embargo, ese mismo día, Cifuentes también dijo que se había planteado la posibilidad de destinar una parcela de la Operación Chamartín al centro sanitario. Esta idea, que terminó desechando, es la que ahora recupera la presidenta Isabel Díaz Ayuso.

La historia de la reforma de La Paz continuó tras la dimisión de Cifuentes. El proyecto se elevó a la categoría de concurso internacional meses después. Entre los miembros del jurado se encontraba el prestigioso arquitecto español Rafael Moneo. El 5 de noviembre de 2019, la Comunidad anunció a bombo y platillo que el proyecto ganador recaía en Campo de Retamas de Mapa Arquitectos Consultores SLP y Burgos y Garrido Arquitectos. La reforma, por tanto, ya estaba en marcha.

Esta idea planteaba una reforma en cuatro fases que, de facto, constituirán cuatro hospitales creados consecutivamente. Durante todo el periodo de construcción, La Paz no reduciría su actividad asistencial. Era una inmensa obra que en teoría iba a durar 12 años y que iba a contar con un presupuesto de 505 millones. Que ocuparía 320.000 metros cuadrados y que suponía un incremento del 72% con respecto a la superficie actual. Hasta hoy.

 Imagen de un pasillo en el hospital La Paz, en Madrid.
Imagen de un pasillo en el hospital La Paz, en Madrid. Álvaro García

“Nadie de la Comunidad de Madrid nos ha llamado desde entonces”, cuenta por teléfono el ganador del proyecto y arquitecto Ginés Garrido. “El fallo del concurso se resolvió en 2019 y desde entonces no ha ocurrido nada. Llevamos 15 meses parados. El proyecto de la reforma no puso en marcha nunca”.

Para llevar a cabo aquel concurso, recuerda el arquitecto Garrido, La Paz tuvo que hacer un plan funcional que duró cuatro años. Además de las maquetas, con el coste económico que tiene. “Esto es un trabajo gigantesco. Ahora todo está parado y ahora nos enteramos de que se baraja la posibilidad de trasladar el hospital y, por tanto, suspender todo esto. Si finalmente se lleva a cabo el traslado se demorarían mucho las obras y habría que empezar todo desde cero”. Fuentes del hospital La Paz aseguran que el centro sanitario hará lo que le pida la Comunidad: “Si nos trasladan, nos adaptaremos”.

La oposición madrileña critica esta decisión sanitaria. “La historia de esto es la historia de un mal Gobierno”, opina el diputado socialista José Manuel Freire. “Esto sale de la nada y tiene unos costes. Se hace sin contar con ningún plan sanitario. Estamos con un Gobierno que engaña a los ciudadanos y que gasta dinero público sin control. Y, sobre todo, toma decisiones que hace sospechar que existen intereses contrapuestos”. El PSOE preguntará este viernes en la Asamblea por este asunto.

“No es nuevo que los proyecto sanitarios que nos ofrece el PP tenga que ver con los ladrillos”, subraya por teléfono la portavoz sanitaria de Más Madrid, Mónica García. “Esto demuestra que no tienen ninguna planificación y se mueven a golpe de ocurrencias ligadas a las constructoras”. Isabel Serra, de Unidas Podemos, considera que, si finalmente llevan La Paz ahí, será una nueva manera de aumentar los beneficios de las constructoras y las grandes empresas: “Otra vez los intereses especulativos determinarán la política sanitaria”.

La zona de Madrid Nuevo Norte se articula alrededor de la estación de tren de Chamartín, que será soterrada y remodelada en los próximos años; afectará a unos 2,65 millones de metros cuadrados a lo largo de 5,6 kilómetros; supondrá la construcción de 348 edificios de oficinas (60%), viviendas (35%) y equipamientos públicos; así como tres estaciones de Metro. Con un impacto económico de 18.000 millones de euros, es el desarrollo urbanístico más importante de la capital, pero no el único. Ya están en marcha los de Valdebebas o Sureste —por fases—, y las Administraciones tienen pendiente desde hace años dar luz verde a la Operación Campamento.

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción