Toni Cantó será el número cinco de la lista electoral de Díaz Ayuso para las elecciones de Madrid

La presidenta rompe su plan e intercala al exdiputado de UPyD y Cs entre sus consejeros

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un acto este viernes.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un acto este viernes.Rodrigo Jiménez (EFE)

Una reunión convocada el jueves a las 17.00, tras dos días de tensiones, pone punto final al desencuentro causado por el fichaje de Toni Cantó entre el PP nacional y el equipo de Isabel de Díaz Ayuso. El exdiputado de UPyD y Cs será el número cinco de la lista con la que la presidenta buscará la reelección el 4 de mayo. La líder se cita con Pablo Casado; el secretario general nacional, Teodoro García-Egea; su homóloga madrileña, Ana Camins, y el presidente interino del PP de Madrid, Pío García-Escudero. Allí asume que tiene que rectificar su apuesta por colocar a sus siete consejeros justo detrás de ella. Cuando acaba la jornada de este viernes, el PP presume de que no hay ningún conflicto, pero Díaz Ayuso sigue sin dar claramente la bienvenida al actor, reservándose su único guiño público para su número dos, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, del que publica una foto.

Para Cantó, cuya presencia en la lista está pendiente aún de que la Junta electoral provincial valide que cumple los requisitos, nada, salvo identificarle con el concepto de “integración” por su militancia previa en UPyD y Cs. Junto al actor también se unirán a la lista dos exdiputados de Ciudadanos, Sergio Brabezo y Marta Marbán, ya afiliados al PP, según fuentes conocedoras de la elaboración de las listas.

“La llegada de Cantó no es una imposición a Díaz Ayuso”, defiende una fuente con galones en el PP madrileño y nacional. “Otra cosa es que la presidenta anunciara que detrás de ella irían todos sus consejeros. La candidatura no la hace el Gobierno, la hace el partido. Y todo se ha acordado”, añade. “El problema viene de que se filtró que tenían una reunión con él, y esas cosas molestan. Pero ella está muy contenta con el fichaje”, asegura.

Hay acuerdos que pueden leerse como cesiones. Pactos con dos caras. Este es uno de ellos. Aunque la dirección nacional intentaba desterrar este viernes el fantasma de la tensión, señalando que en la composición de la lista “no hay ganadores ni perdedores”, es evidente la influencia del equipo de Casado en la configuración de la lista. En ella se refleja algo más que el tradicional equilibrio que deben alcanzar el PP nacional, el PP madrileño, y el Gobierno regional. Se muestra que Casado ha colocado donde quería a políticos de su confianza.

Así, la incorporación de Cantó como número cinco ha obligado a la presidenta de la Comunidad de Madrid a alterar el compromiso que había asumido públicamente de situar en los primeros ocho puestos de la lista a sus siete consejeros. Por delante del actor solo estarán la propia presidenta; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero; la secretaria general del partido en Madrid, Ana Camins; y el consejero de Justicia, Enrique López.

Los números dos, tres y cuatro de la lista son perfiles tan próximos a Casado como a Díaz Ayuso. Ruiz Escudero y López (el dos y el cuatro) son, además de consejeros regionales, “los dos hombres fuertes” y “de confianza” de la dirección nacional en Madrid, según fuentes de Génova. López es el secretario de Justicia del PP nacional y ha ido ganando ascendencia en el círculo de Casado, quien le ha encargado la negociación del frustrado pacto para la renovación del poder judicial.

Además, en el número tres de la lista entra Ana Camins, destacada por delante de los consejeros del Gobierno de Ayuso: la secretaria general del PP madrileño es también una representante “del PP puro y duro”, resaltan en la cúpula nacional, y Casado ha barajado su nombre para que presida el partido en lugar de Ayuso.

Tras ellos está Cantó. Y por detrás del actor figuran los otros cinco consejeros de Díaz Ayuso, y algunos nombres clásicos del PP: Alicia Sánchez-Camacho, que fue líder del PP catalán y busca su segunda legislatura en Madrid, y Mari Mar Blanco, que trabajaba como asesora de Vivienda del PP en el Ayuntamiento de Madrid tras perder su escaño en el Congreso en las últimas elecciones generales.

“Es un orgullo contar con un político brillante y valiente como Toni Cantó”, ha escrito Casado en sus redes sociales, pese a la sorpresa que ha causado el fichaje en un sector del PP.

Más información

“Lo esperaba, porque es un pirata de la política, un mercenario, pero su llegada chirría”, dice un político que ha tenido las máximas responsabilidades en el PP.

“Sorpresa no tanta, está en el contexto de la debacle de Cs y la sucesiva incorporación de sus líderes y afiliados al PP, con el horizonte de 4-M ahí”, coincide otro interlocutor popular. “Cantó nos ponía a caldo... pero en política ‘cosas veredes amigo Sancho”.

“Me parece que es tener los pies en la tierra y entender lo que piden los votantes ahora: que seamos más abiertos y que nos entendamos”, intercede un tercer cargo de la formación conservadora.

Esos puntos de vista diferentes reflejan las razones por las que el fichaje del actor abrió hace dos días un periodo de tensión entre la dirección nacional del PP y el equipo de la presidenta madrileña. Génova anunció el miércoles la incorporación del expolítico de UPyD y Cs para la lista de Ayuso, mientras la candidata y su equipo se resistían a dar el fichaje por cerrado.

La operación, por lo tanto, dejó al descubierto las tensiones entre la dirección nacional del PP y el equipo de Ayuso, sobre todo con su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, a quien en Génova ven con recelo desde hace tiempo. Al tiempo, evidenció la pugna sobre el diseño de la campaña de la candidata popular, en la que la dirección nacional también ha querido decidir. “Tenemos diferentes estrategias”, zanjó una fuente cercana a la presidenta, sobre lo ocurrido. Ahora solo hay una, y Cantó será número cinco sin que Díaz Ayuso haya hablado aún públicamente sobre su incorporación, ni la haya celebrado.

Este viernes, por ahora, solo ha dejado un tuit sobre su lista electoral. En la foto, ella con Ruiz-Escudero, su número dos. Y ninguna referencia a Cantó, salvo la palabra “integración”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción