Desinfección simbólica en Vallecas tras el acto de Vox

Varias decenas de personas acuden con monos blancos a limpiar la plaza Roja, escenario ayer miércoles de un acto preelectoral de Santiago Abascal

Participantes en la desinfección simbólica este jueves de la plaza Roja de Vallecas
Participantes en la desinfección simbólica este jueves de la plaza Roja de VallecasLuis de Vega

“Mañana vamos todos a desinfectar el suelo con lejía”. El llamamiento lo había hecho Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos, en un tuit. Dicho y hecho. Una treintena de vecinos ha acudido un día después a escenificar en Vallecas la limpieza de la plaza en la que se celebró el acto preelectoral de Vox el miércoles, que acabó con una carga policial por el intento de boicotear el discurso de Santiago Abascal y que dejó 35 heridos, 21 de ellos policías.

Han llegado con escobas, escobillas, cubos, jabón… Para darle más colorido a la escena iban ataviados con mono blanco pandémico en cuya espalda se leía “desinfección antifascista”. Al grito de “¡Abascal, esto es trabajar” o “¡A limpiar el virus de Abascal!”, pequeños y mayores han entrado en faena en un acto simbólico y casi festivo en medio de decenas de reporteros y sin presencia policial. De fondo, la banda sonora de la película Cazafantasmas, mientras entre 200 y 300 personas contemplaban la escena en una concentración para rechazar que el partido de extrema derecha acudiera ayer a la que consideran su plaza.

En una asamblea improvisada con votaciones a mano alzada se ha decidido convocar una manifestación el próximo viernes 16 de abril que parta de la plaza y llegue hasta la sede de la Asamblea de Madrid, en este mismo distrito. También han pedido fondos para ayudar a pagar las posibles multas y costas judiciales de los detenidos -un adulto y tres menores- y los identificados en los disturbios de la víspera. “Si nos tocan a una, nos tocan a todas”, ha lanzado a través de un megáfono Lola Onieva, de Madres contra la Represión. “No les podemos abandonar”.

Un grupo de vecinos ha acudido a limpiar en Vallecas la plaza donde la víspera tuvo lugar un acto preelectoral de Vox.
Un grupo de vecinos ha acudido a limpiar en Vallecas la plaza donde la víspera tuvo lugar un acto preelectoral de Vox.Luis de Vega

Sara de 43 años y Cristina de 42, vecinas de la plaza de la Constitución (conocida popularmente como plaza Roja), han llevado a sus hijos a que participen. “No quiero que mi hija los insulte, pero sí he querido que venga a limpiar de manera simbólica el machismo, el racismo, el clasismo y todos los mensajes de ayer”, argumenta Sara. “Esta es la plaza en la que nuestros niños vienen a jugar, su sitio de encuentro y les hemos estado explicando que los que vinieron ayer aquí son fascistas”, añade Cristina.

Los organizadores del acto de este jueves han difundido varios carteles en los que se puede leer: “El fascismo es un virus y Vallekas su vacuna” sobre la imagen de una mujer que desinfecta con un producto de limpieza la cabeza de Santiago Abascal, líder de Vox. “Los marquesitos y sus lacayos dejan restos de odio y olor a cuneta y naftalina allá donde pisan”, añade el texto. “Nuestro barrio no es un estercolero multicultural, estamos orgullosas del multiculturalismo y el único estercolero es el que ellos y sus discursos de odio dejan a su paso”, afirman los convocantes en una nota enviada a los medios de comunicación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los ánimos venían ya caldeados y varios cientos de personas trataron de reventar el miércoles la convocatoria preelectoral del partido de extrema derecha. Decenas de antidisturbios acabaron cargando en medio de lanzamiento de todo tipo de objetos, desde piedras a latas de cerveza. Vallecas ha entrado con fuerza en medio de la gresca política que rodea la convocatoria electoral en la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Luis de Vega

Ha trabajado como periodista y fotógrafo en más de 30 países durante 25 años. Llegó a la sección de Internacional de EL PAÍS tras reportear año y medio por Madrid y sus alrededores. Antes trabajó durante 22 años en el diario Abc, de los que ocho fue corresponsal en el norte de África. Ha sido dos veces finalista del Premio Cirilo Rodríguez.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS