ELECCIONES MADRIDOpinión
i

Rearmar al PSOE madrileño desde la experiencia municipal

No debemos caer en la tentación de no escuchar atentamente el mensaje que nos ha lanzado la ciudadanía o de pensar que lo sucedido ha sido solo un accidente

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ofrece una rueda de prensa tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso.
El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ofrece una rueda de prensa tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso.Marta Fernández Jara - Europa Pr / Europa Press
Javier Ayala|Sara Hernández|Natalia de Andrés

El pasado 4 de mayo, los socialistas de Madrid sufrimos la mayor derrota electoral de nuestra historia. No solo por obtener los peores resultados en votos y escaños, sino porque nos hemos visto superados a nuestra izquierda por primera vez en la Comunidad de Madrid.

Es cierto que estos resultados se han producido en un contexto excepcional como es el de la pandemia contra la que venimos luchando desde hace más de un año; una crisis, además, que ha acelerado el ya de por sí volátil escenario político del último lustro. No hay que olvidar que hace tan solo dos años, el mismo Partido Socialista de Madrid con el mismo candidato al frente ganó las elecciones autonómicas.

Sin embargo, no debemos caer en la tentación de no escuchar atentamente el mensaje que nos ha lanzado la ciudadanía o de pensar que lo sucedido ha sido solo un accidente. Lejos de nuestra intención está hacer de adivinos del pasado o de escondernos en supuestas fatigas pandémicas. En nuestro ánimo no está predecir lo que pasará en el futuro, sino poner las bases para construirlo, para hacer posible ese futuro que queremos junto a los hombres y las mujeres de Madrid.

Cuando acabe esta legislatura serán 28 los años en los que el PSOE de Madrid habrá estado alejado de la Puerta del Sol. Serán casi tres décadas de gobiernos de la derecha en los que no hemos sabido conectar con el sentir de las mayorías y en las que no hemos sido capaces de que los hombres y mujeres de la Comunidad de Madrid nos identificasen como la mejor opción para mejorar sus condiciones de vida. Sin embargo, en estos 28 años el Partido Socialista de Madrid ha gobernado la mayoría de los grandes ayuntamientos de la región y millones de personas se han beneficiado de nuestras políticas municipales. No en vano, en 2019 logramos gobiernos municipales para más de 2 millones de habitantes.

El Partido Socialista no es un partido perdedor en Madrid, sino un partido de gobierno y decenas de Gobiernos municipales a lo largo de estas décadas así lo demuestran

Por lo tanto, dejemos algo claro: el Partido Socialista no es un partido perdedor en Madrid, sino un partido de gobierno y decenas de Gobiernos municipales a lo largo de estas décadas así lo demuestran.

¿Por qué, entonces, no hemos sido capaces de levantar mayorías en la Comunidad de Madrid? Es nuestra obligación abrir un debate profundo que deje a un lado protagonismos personales o discusiones vacías sobre quién debe liderar el partido y se centre en lo importante: cuál es el proyecto qué vamos a ofrecer al conjunto de los madrileños y las madrileñas para ganarnos su confianza.

Primero armemos un proyecto que nos permita ofrecer una alternativa que convenza e ilusione a la ciudadanía. Un proyecto que no debe construirse en el vacío, sino que puede beber de la experiencia de décadas de la escuela municipalista del PSOE de Madrid, que durante años ha gobernado a millones de madrileños y madrileñas, y que ha demostrado que los socialistas no solo somos un partido de gobierno, sino que hemos transformado las ciudades y hemos mejorado la vida de las personas. Solo hace falta comparar el desarrollo de las ciudades del Sur o del Corredor del Henares con el de los distritos del Sur de la ciudad de Madrid para darse cuenta de la gran labor de los gobiernos socialistas en los ayuntamientos frente al abandono de la derecha en Madrid.

Un proyecto socialdemócrata que no eluda la confrontación con el modelo neoliberal de los regalos fiscales a las élites, los recortes a la mayoría y de las desigualdades. Un proyecto netamente madrileño hecho desde Madrid y que interpele a los hombres y mujeres de nuestra comunidad con una voz propia. Un proyecto que evidencie el Madrid de las dos velocidades: un centro y un norte privilegiados, al tiempo que se abandona al Área Metropolitana. Un proyecto centrado en las necesidades de las mayorías: de los trabajadores y trabajadoras, de las familias y de los profesionales que se ven obligados a pagar el chiringuito fiscal construido por la Comunidad de Madrid para beneficiar a las grandes fortunas. Un proyecto atractivo a los jóvenes, que vean en él el mejor instrumento para hacer realidad sus expectativas; urbano y moderno, sin olvidar la riqueza de cada rincón de esta región.

Un proyecto, en definitiva, amplio y transversal que conecte con amplias capas de la sociedad madrileña.

Después, solo después, cuando hayamos diseñado el proyecto con el que vamos a conseguir la confianza de los madrileños y las madrileñas para construir el futuro, podremos hablar de candidaturas. Y deberemos hacerlo tras un debate propio de Madrid, sin tutelas de nadie y construyendo de abajo a arriba, desde las bases y las agrupaciones; solo un proceso que cuente con una amplia participación que ilusione, investirá de legitimidad al equipo que reciba el encargo de dirigir el partido hacia el futuro. Ya lo hemos hecho antes en el PSOE: nuestro modelo es el de 2017. Que hablen las bases y nos den el primer impulso para construir una mayoría en 2023.

Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada; Sara Hernández, alcaldesa de Getafe y Natalia de Andrés, alcaldesa de Alcorcón.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50