Cargos del PSOE admiten fricciones internas por el rediseño del proyecto y el control del partido en Madrid

La carta de tres regidores reclamando un giro municipal en el discurso socialista recaba apoyos y críticas, y sorprende a la gestora

La presidenta de la gestora del PSOE-M, Isaura Leal, y el responsable de Organización de la formación, Fran Martín.
La presidenta de la gestora del PSOE-M, Isaura Leal, y el responsable de Organización de la formación, Fran Martín.PSOE-M (Europa Press)

Un pequeño terremoto. Eso es lo que ha provocado en el PSOE de Madrid la carta publicada este lunes en EL PAÍS por los alcaldes socialistas de Getafe, Fuenlabrada y Alcorcón para reclamar más peso municipal en la estrategia con la que el PSOE intenta recuperarse del batacazo del 4-M. Con el puesto de secretario general libre tras la dimisión de José Manuel Franco, distintos interlocutores vieron la misiva como un primer paso en la lucha por el control del partido, y admitieron fricciones internas por el rediseño de un proyecto que solo ha logrado 24 diputados en la Asamblea.

El texto firmado por Sara Hernández, Javier Ayala y Natalia de Andrés marcó la reunión telemática mantenida este lunes por la gestora del PSM con los 59 alcaldes socialistas de Madrid, que fue convocada hace una semana. En ella los representantes de la gestora, que dirige Isaura Leal, recalcaron que el poder municipal es un eje prioritario en la reconstrucción de la formación; subrayaron el papel esencial de los alcaldes socialistas en el proyecto; y trasladaron la opinión de que los regidores están a la vanguardia de la gestión de lo público, según fuentes conocedoras del contenido de la cita. “Sois las señas de identidad del PSOE”, fue el mensaje con el que Leal intentó ventilar un ambiente enrarecido por la carta publicada en este diario.

No lo logró. Hubo “tensión”, según fuentes presentes que detallaron “reproches” y “quejas” por llevar un debate interno a la esfera pública, generando “ruido”. Incluso hubo alcaldes, como el de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, que abogó porque los regidores se centraran en su trabajo en las alcaldías.

“Es una muestra de interés por coger el control orgánico del partido”, opinó sobre la misiva una fuente socialista con predicamento en el PSOE nacional y regional. “Se han precipitado, esta no es la vía”, añadió este interlocutor, sorprendido, además, porque la carta recogiera la demanda de que el congreso regional de fin de año se desarrolle sin tutelas de la dirección nacional. “Y además, al señalar que no es el momento de lanzar candidaturas a la secretaría general, apuntan en cierta medida a Juan Lobato, que ya ha hecho saber que le podría interesar”, siguió. “Piden un giro municipal, y estos dos años, los alcaldes lo que tienen que hacer es multiplicarse, y acercarse más o menos a la marca PSOE en función de cómo esté… no estar en asuntos orgánicos y sí en los municipales”.

El PSOE celebrará este otoño su congreso nacional. A finales de año, probablemente en noviembre, llegará el turno del regional. Y en dos años hay elecciones de nuevo, en esta ocasión municipales y autonómicas al mismo tiempo. La mezcla de ese exigente calendario político con la pérdida de la hegemonía de la izquierda a favor de Más Madrid, y la dirección provisional de una gestora, complica el día a día del partido. Máxime cuando ninguno de los tres firmantes ha querido este lunes aclarar sus intenciones, alimentando las especulaciones en el seno del partido, donde todo el mundo señala a Ayala, regidor de Fuenlabrada, como uno de los nombres más potentes del socialismo en Madrid.

“¿La carta? Tela”, ironizó un cargo con varios quinquenios de servicios al PSOE a sus espaldas. “No era el momento ni era oportuno. ¿Contra quién es esto? ¿Y a favor de quién?”, planteó. “Parece que intentan marcarle el terreno a la gestora, y a Lobato, por su interés en la secretaría general”, valoró. “Ha sorprendido bastante, porque si lo que están haciendo es lanzar su candidatura, caen en contradicción con el contenido de la propia carta, que pide priorizar el debate. No parece muy inteligente. Y si lo que quieren es centrar el debate en el municipalismo, hay ausencias entre los firmantes: no está la alcaldesa de Móstoles, ni el alcalde de Alcalá, ni el de Leganés, que es una de las agrupaciones más importantes....”

“La gestora es la primera que sabe que la reafirmación del PSOE pasa por los alcaldes y alcaldesas, o no será”, amplió una fuente con conocimiento de la reunión telemática mantenida este lunes, y a la que también acudió la delegada del Gobierno, Mercedes González. “Uno se recupera desde las posiciones de gobierno que tiene, y en Madrid son los Ayuntamientos. Pero esto ya se sabía, y todos somos mayores para saber de qué va esto”, lamentó sobre el mensaje implícito de la carta pública. “Hay cosas que han chirriado, a muchos alcaldes. ¿Por qué hablan ustedes tres en nombre de los 59 alcaldes? ¿Qué tutelas va a haber por parte de nadie?”, se preguntó. “¡Si es que eso no cabe! Se presenta alguien a secretario general y votan los afiliados. ¡No hay designación directa!”.

La carta fue la comidilla de los cargos orgánicos y electos del PSOE durante toda la jornada. De los integrantes de la gestora hasta los alcaldes, pasando por concejales de toda la región, los chats socialistas estuvieron echando humo todo el día.

“Pero es que en la anterior etapa en Madrid se cometió el error de que no hubiera alcaldes en la dirección, cuando gobernamos sobre dos millones de madrileños”, expresó un dirigente de peso en la Comunidad sobre el equipo que acompañó a Franco. “Y por eso muchos alcaldes están de acuerdo con el giro municipal que plantea la carta. No hay más allá”, opinó, cerrando el paso a que el texto se interprete en el contexto de la lucha interna por el poder. “Lo que pasa es que tenemos que llegar al congreso de noviembre con la hoja de ruta hecha, porque el último año de legislatura es casi campaña electoral”.

“Son cuestiones que [los tres alcaldes firmantes] ya habían planteado por los cauces establecidos y que podían haber compartido con sus compañeros alcaldes [en la reunión de ayer con la gestora]”, dijo una fuente que cuenta con la confianza del secretario general del partido y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “Lo que no sé es si en este momento lo que interesa a la ciudadanía y al partido es el debate sobre el modelo orgánico en Madrid, habida cuenta de que habrá que abordarlo dentro de unos meses y cuando, quizá, haya temas más urgentes y delicados encima de la mesa”.

Los representantes de la gestora trasladaron a los alcaldes el compromiso de escuchar a todos los integrantes del partido, desde las bases a los dirigentes, para ampliar el discurso ideológico y ser alternativa de gobierno de 2023. También ofrecieron la promesa de “robustecer” la coordinación entre los municipios, el partido, el grupo parlamentario en la Asamblea, y el gobierno de España. Para empezar, a finales de julio se celebrará un comité regional, máximo órgano del partido entre Congresos, según anunció el secretario de organización de la gestora, Fran Martín.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Sobre la firma

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción