ASAMBLEA DE MADRID

Una Asamblea de Madrid paritaria y liderada por mujeres

De la presidencia de la Cámara a las portavocías de los grupos, todos los partidos apuestan por políticas para los puestos clave

La nueva presidenta de la Asamblea, Eugenia Carballedo, y la nueva portavoz del grupo parlamentario socialista, Hana Jalloul.
La nueva presidenta de la Asamblea, Eugenia Carballedo, y la nueva portavoz del grupo parlamentario socialista, Hana Jalloul.Eduardo Parra / Europa Press

Hay diputadas que invocan la fuerza del 8-M. Otras que recuerdan la lucha de sus partidos por la igualdad. Y algunas que ven el inicio de una nueva etapa política marcada por los liderazgos femeninos. La realidad es una: en la Asamblea de Madrid mandan las mujeres. María Eugenia Carballedo (PP) preside la Cámara. Isabel Díaz Ayuso lleva las riendas del Gobierno. Y Mónica García (Más Madrid), Hana Jalloul (PSOE), Rocío Monasterio (Vox) y Carolina Alonso (Podemos) son las portavoces de cuatro de los cinco grupos parlamentarios. Un cambio de paradigma que también tiene su reflejo en las bancadas. Allí se ha alcanzado la paridad, con 65 mujeres (48% de los escaños) y 71 hombres. Y además se sienta la presidenta del Senado, Pilar Llop, que un día, hastiada, le paró los pies a un senador de Vox en la Cámara Alta:

—Gracias, señora presidente, le soltó Jacobo González-Robatto, aparentemente alérgico a la palabra “presidenta”.

—Gracias, señora senadora, le contestó Llop, impertérrita, devolviéndole la jugada.

¿Qué ha pasado en la Asamblea? ¿Qué explica que se haya llegado a esta situación en una Cámara que hace solo tres meses presidía un hombre, Juan Trinidad (Cs), y tenía tres portavoces masculinos?

Cuando Manuela Carmena y Ada Colau llegaron a la alcaldía, las niñas comenzaron a decir que no querían ser princesas, sino que querían ser alcaldesas. Necesitamos utilizar nuestra portavocía no para cerrar la puerta a las demás sino para abrirlas más
María Pastor, diputada de Más Madrid

“Esto no podría haber ocurrido si no fuera por el avance imparable del feminismo, cuyos cambios culturales son ya irreversibles. El tsunami del 15-M tardó unos años en percibirse, el tsunami del 8-M todavía tiene mucho que decirnos y cambiarnos”, reflexiona María Pastor, de Más Madrid. “Tenemos que aprovechar nuestra posición para abrir camino y que las siguientes generaciones lo tengan más fácil”, añade. “En 2015, cuando Manuela Carmena y Ada Colau llegaron a la alcaldía, las niñas comenzaron a decir que no querían ser princesas sino que querían ser alcaldesas. Necesitamos utilizar nuestra portavocía no para cerrar la puerta a las demás sino para abrirlas más”, sigue. “Madrid no es un caso excepcional: se está consolidando una lenta pero imparable generación de liderazgos femeninos alejados del regate corto, del insulto y los golpes de efecto”.

Michelle Bachelet dijo que cuando una mujer entra en política, cambia la mujer. Cuando muchas mujeres entran en política, cambia la política. Y aquí estamos, cambiando política
Hana Jalloul, portavoz socialista

“Michelle Bachelet dijo que cuando una mujer entra en política, cambia la mujer. Cuando muchas mujeres entran en política, cambia la política. Y aquí estamos, cambiando política”, apuesta Hana Jalloul, la portavoz del PSOE. “Las mujeres hemos superado muchos obstáculos y hemos roto muchos techos de cristal que nos impiden llegar a los espacios con mayor poder o con poder real. Este es, precisamente, ahora el reto: ejercer el poder real desde los lugares relevantes donde se pueden cambiar las cosas y remover mentalidades, actitudes, esquemas y formas de hacer más varoniles”, reclama. “La igualdad es una cuestión de calidad democrática”, subraya. “Las mujeres no hemos tenido nunca nada fácil”.

“Se abre una nueva fase en Podemos en la que apostamos por la coralidad y en la que las mujeres tomamos la palabra”, explica Carolina Alonso, la nueva portavoz de Podemos, en sustitución de Isa Serra.

Carolina Alonso y Mónica García, portavoces de Podemos y Más Madrid.
Carolina Alonso y Mónica García, portavoces de Podemos y Más Madrid.Juan Carlos Hidalgo / EFE

El PP lo ve de otra forma. Primero, porque defiende la tradición de sus lideresas: igual que impulsó a la primera presidenta del Congreso (Luis Fernanda Rudi) y del Senado (Esperanza Aguirre), en el partido recuerdan que en Madrid ha gobernado con Aguirre, Cristina Cifuentes o Díaz Ayuso. Y segundo, porque precisamente interpreta la proliferación de liderazgos femeninos en la izquierda como una reacción a la presidenta en funciones.

Nosotros lecciones de empoderamiento femenino no vamos a recibir de partidos que ahora por primera vez confían sus proyectos a mujeres. Llevamos haciéndolo muchos años”
Alfonso Serrano, portavoz del PP

“Lo importante, creo yo, no es el género de los portavoces, sino lo que defienden”, opina Alfonso Serrano (PP), el único portavoz masculino que habrá esta legislatura en la Cámara. “En la izquierda hay un punto de postureo, una competición entre ellos para intentar liderar ese movimiento feminista, y ante la fortaleza de Ayuso, buscan perfiles que puedan confrontar proyectos con ella”, argumenta. “Nosotros lecciones de empoderamiento femenino no vamos a recibir de partidos que ahora por primera vez confían sus proyectos a mujeres. Llevamos haciéndolo muchos años”.

Pasa en la Asamblea de Madrid, donde ya hubo otras cuatro presidentas. Pero ahora ocurre lo nunca visto: durante dos años, hasta las elecciones de 2023, los puestos clave de la Cámara están ocupados por mujeres.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50