Ossorio anuncia un centro “del más alto prestigio” de la Comunidad de Madrid para formar profesores

El Consejero de Educación y portavoz del Gobierno autonómico hace una defensa de la escuela concertada ante una asamblea de Escuelas Católicas

Colegio Paraíso Sagrados Corazones de Madrid.
Colegio Paraíso Sagrados Corazones de Madrid.VICTOR SAINZ

Llegó el final de curso, el de la pandemia, y también la hora de las valoraciones. Y esa ocasión la aprovechó Enrique Ossorio, consejero de Educación en funciones y portavoz del Gobierno regional, para hacer un mitin político ante una afición entregada a la causa. Solo que no tenía enfrente a quién convencer, ni tampoco elecciones a la vista. Así lo hizo al inaugurar la tercera Asamblea de las Escuelas Católicas, con guiños, promesas y una defensa a ultranza de la educación concertada. En un discurso de 13 minutos, el consejero utilizó la palabra Lomloe o Ley Celaá en 11 ocasiones. Lo hizo para criticarla. La charla sirvió para erigir a la Comunidad de Madrid como el principal contrapeso del Gobierno de España en materia educativa. Ossorio aprovechó para anunciar la creación de un centro para la formación del profesorado “del más alto prestigio”. Curioso, porque tras la crisis de 2008 el Gobierno regional prescindió del que ya existía, que era público. Ayer no aclaró quién estará al mando y si será el germen del profesorado de los centros concertados y privados.

“Conviene que el nuevo Gobierno no olvide que una parte grande de ese millón y medio de votos [del 4-M] respondió a este estímulo de defensa de la libertad de la enseñanza de los conciertos”, lanzó nada más empezar el presidente de las Escuelas Católicas de Madrid, el padre Manuel de Castro.

Ossorio recogió el guante. Jugaba en casa. Así que empezó el repaso, que si de algo sirvió fue para constatar los movimientos que la Administración regional ha realizado desde que a finales de 2020 se aprobara la ley educativa nacional. Todo en defensa de la educación concertada. “Como contrapeso a la Lomloe, y siempre dentro de la constitucionalidad, porque a nosotros nos gusta siempre cumplir la ley”, matizó Ossorio, por si había dudas, “hemos llevado a cabo diversas actuaciones”. Para empezar, relató que desde el Gobierno regional se ha elaborado un anteproyecto de ley maestra que persigue avanzar en los principios de libertad, calidad e igualdad de oportunidades.

Esa ley, prometió el consejero, fomentará un sistema que tenga la mayor semejanza a la zona única educativa, “con el objeto de respetar la decisión de los padres sobre el centro donde quieren escolarizar a sus hijos”. Ossorio recordó que Madrid “va a defender que haya plazas suficientes para las enseñanzas gratuitas declaradas por ley, teniendo en cuenta tanto la oferta que existe en los centros públicos, privados y concertados por la demanda social”. “Un concepto que desgraciadamente desaparece de la Lomloe, y no desaparece por casualidad”.

Centros concertados

La promesa más esperada no tardó en llegar. ¿Qué va a pasar con los conciertos? Tranquilidad. La ley de Ossorio plantea la posibilidad de que se pueda convocar concursos públicos para la construcción y gestión de centros concertados en suelo público dotacional. “Algo que la Lomloe también olvida”, insistió. “Hemos garantizado la libertad de elección de más de 360.000 alumnos a través del decreto de conciertos del 13 de enero de 2021, que elevó de seis a 10 años la duración de los conciertos educativos”, recordó. La Ley Orgánica de Educación y la normativa autonómica, explicó, previó un plazo de seis años, aunque se permitía que las Comunidades Autónomas pudieran cambiar ese plazo. “Nosotros lo que hemos hecho es alargarlo. ¿Por qué? Porque si no dentro de dos años vencían los conciertos y por supuesto que con un Gobierno como el nuestro es evidente lo que iba a suceder, ¿no?”.

Todas estas medidas, insistió, han sido adoptadas “por la total disconformidad respecto a la decisión del Gobierno de la nación de intentar reducir el papel de la educación concertada”.

Y de regalo, lanzó una nueva idea: Madrid quiere mejorar de una manera sustancial “la formación del profesorado con la creación de un centro de formación de Madrid que pueda convertirse en centro de referencia nacional e internacional”.

Finalmente, se despidió con una promesa. “Desgraciadamente es una legislatura de dos años, pero nos vamos a esforzar para conseguir todo lo que podamos”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Sobre la firma

Berta Ferrero

Especializada en temas sociales en la sección de Madrid, hace especial hincapié en Educación o Medio Ambiente. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU (Valencia) y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS