La colocación de la bandera del orgullo divide al Ayuntamiento de Madrid

Ciudadanos se muestra partidario de colocarla, mientras que Almeida ha optado por consultar con el servicio jurídico tras la doctrina del Tribunal Supremo

La bandera arcoíris, colgada de la fachada del Ayuntamiento de Madrid, en la plaza de Cibeles.
La bandera arcoíris, colgada de la fachada del Ayuntamiento de Madrid, en la plaza de Cibeles.Julián Rojas

División interna, otra vez. La bandera arcoíris ha vuelto a partir en dos al Ayuntamiento de Madrid. La vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, de Ciudadanos, anunció el pasado viernes que, si de ella dependiera, la bandera arcoíris —símbolo del colectivo LGTBI— estaría colgada en la fachada del Ayuntamiento. “Me encantaría”, dijo, “pero este Ayuntamiento no comete ilegalidades. Vamos a estudiar la posibilidad de hacerlo. Sí, sí, lo estamos estudiando”. 24 horas después, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, corrigió a Villacís.

“El año pasado ya se cumplió la sentencia del Tribunal Supremo [por la que, desde junio de 2020, solo se pueden colocar banderas oficiales en los edificios públicos]. No ha habido cambio de doctrina del Tribunal Supremo y parece difícil que podamos colgar la bandera, lo que no quiere decir que no vayamos a colaborar”.

Hasta este miércoles. El Ayuntamiento anunció ayer que ha consultado a sus jurídicos si procede o no colocar la bandera en el Palacio de Cibeles para la semana del Orgullo, que empieza este viernes.

“Ante la polémica que se ha generado. Y ante la controversia”, anunció Almeida durante un acto en el barrio de Chamberí, “lo que queremos es tener la absoluta seguridad jurídica de que la interpretación es la adecuada y dar por zanjado un debate de aquellos que quieren patrimonializar la causa LGTBI y no coinciden con ellos”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Foto: A. Pérez Meca / Europa Press. En vídeo, declaraciones de Martínez Almeida sobre la polémica de la colocación de la bandera LGTBI.EP

El año pasado tampoco se colocó. El mismo dilema se vivió entonces en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, el exvicepresidente de la región, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, sí colocó la bandera del arcoíris en el edificio de Vicepresidencia, al contrario que la presidenta Isabel Díaz Ayuso. El edificio de la vicepresidencia de la región está a 100 metros del de la presidencia en la Puerta del Sol.

Almeida defendió que, en el caso de que no se coloque la bandera, el Gobierno municipal sí celebra el Orgullo. “Es una fecha señalada e el año y tiene el correspondiente soporte institucional”. La fuente de Cibeles y el Palacio de Cibeles sí se iluminarán con los colores del arcoíris la próxima semana. Villacís ha confirmado que estará presente como representante de Ciudadanos durante la manifestación del Orgullo, que se celebrará el próximo sábado 3 de julio.

En la primera celebración del Orgullo de Almeida, en 2019, la bandera sí se colocó, aunque también con polémica. Vox, que sostiene el acuerdo de Ciudadanos y populares en el Ayuntamiento, se negó. Y Almeida ordenó que se colocara en un lateral de la fachada del Palacio de Cibeles, en lugar de en el centro, donde siempre. La primera vez que se colgó la bandera arcoiris del Ayuntamiento fue en 2015, con Manuela Carmena.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Sobre la firma

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción