Ayuso y la dieta Vox: estudia eliminar el comisionado del bienestar animal para adelgazar la Administración

El adelanto electoral ya dejó en el aire un recorte de 46 millones pactado entre PP, Cs y Vox

Isabel Díaz Ayuso, en una imagen del 24 de junio.
Isabel Díaz Ayuso, en una imagen del 24 de junio.EUROPA PRESS/I.Infantes. POOL (Europa Press)

Isabel Díaz Ayuso se plantea la eliminación del comisionado del bienestar animal como parte de la reestructuración gubernamental que quiere acometer para adelgazar la Administración, según una fuente de su confianza. La aplicación del principio de austeridad, enunciado en el discurso de investidura de la presidenta de la Comunidad, coincide con una de las reclamaciones de Vox, único socio posible del Gobierno del PP, que quiere poner a dieta a la Administración. Aunque la decisión aún no está tomada, hace tiempo que la extrema derecha puso en la diana este comisionado, que cobra más de 75.000 euros anuales. Es la punta del iceberg: el PP ya se mostró dispuesto en marzo a recortar 46 millones de euros en gastos para satisfacer a Vox, según confirmaron tres fuentes conocedoras de la negociación.

“Ahora toca hacer todas las estructuras del Gobierno”, recordó Enrique Ossorio, el portavoz del Gobierno regional, en su primera rueda de prensa tras la investidura de Díaz Ayuso. “Vamos a regirnos por criterios de austeridad y máxima eficacia. La experiencia adquirida la vamos a aplicar para que sea una estructura de servicio a los madrileños”, añadió, recordando que el número de consejerías se ha reducido de las 13 que tuvo el Ejecutivo de PP y Cs a las 9 de ahora. “Si hay alguna unidad que no tiene sentido, o que lo ha perdido, reduciremos unidades”.

La Comunidad de Madrid cuenta con cuatro comisionados que cobran más de 75.000 euros al año por dedicarse a la Cañada Real, a la atención a las víctimas del terrorismo, a la revitalización de los municipios rurales, y al bienestar animal. El primero, cuenta una fuente próxima a la presidenta, es intocable, porque es la cara visible de una ley. El segundo es irrenunciable para el PP, que ha hecho de las víctimas del terrorismo uno de los ejes clave de su propuesta política en Madrid. Sin embargo, el de bienestar animal, que se creó en 2019 bajo el impulso de la propia Díaz Ayuso, sí está en la lista de posibles eliminaciones por diversas razones.

Primera: le acompaña la polémica desde que el puesto fue ocupado brevemente por Elsa Martín Olsen, exconcursante del reality La selva de los famosos, que dejó el cargo a los dos meses de ser nombrada.

Segunda: Díaz Ayuso no ha observado que tenga una actividad especialmente notable, pese a su reciente involucración en el escándalo de los animales maltratados en el laboratorio de experimentación Vivotecnia, que precisamente podría llenar ahora de sentido la labor del comisionado Pablo Altozano.

Y tercera: Vox, único socio posible para el PP en la breve legislatura de dos años que afronta Díaz Ayuso, reclama desde 2019 que se adelgace la Administración, y ha puesto en la diana este comisionado por considerarlo superfluo.

“Si hace falta reducir el gasto político, hagámoslo”, ha dicho en diferentes ocasiones Rocío Monasterio, la líder del partido de extrema derecha. “Yo no quiero un comisionado de bienestar animal, quiero más profesores. Yo no quiero un comisionado de cambio climático [no existe], quiero más profesores”. Una exigencia que el partido ultra recuperó para la campaña electoral de mayo, en la que volvió a señalar que consideraba inútil la estructura de los comisionados: “No sabemos para qué sirven”.

En marzo de este año, el PP ya acordó con Cs y Vox el recorte de 46 millones de euros en gastos de la Administración: 35,7 anulando contratos de soporte administrativo; 4 eliminando alquileres; 3,9 suprimiendo organismos; y 2,3 recortando gastos de promoción. El acuerdo, adelantado por EL PAÍS, era la base para que los tres partidos aprobaran unos Presupuestos para 2021, pero saltó por los aires con el adelanto electoral decidido por Díaz Ayuso. En él puede ahora encontrar la presidenta un borrador para reorganizar su Ejecutivo, en el que busca acomodo para Toni Cantó, exdiputado de UPyD y Cs, según una fuente gubernamental que no aclara si la operación llegará a buen puerto.

Lo que es seguro, subraya un interlocutor del PP, es que Díaz Ayuso no se plantea eliminar la dirección del centro de asuntos taurinos, que ocupa el extorero Miguel Abellán y cuesta exactamente lo mismo que los comisionados: 75.084 euros al año.

Solo ha hecho falta una semana para que el nuevo Ejecutivo regional muestre las coincidencias entre el PP y Vox. Los dos partidos quieren bajar impuestos, y Díaz Ayuso ya ha prometido rebajar medio punto todos los tramos del IRPF. Los dos partidos quieren recortar el coste de la Administración, y Díaz Ayuso lo está priorizando. Finalmente, ambos buscan puntos de encuentro en cuestiones sensibles.

Si el partido ultra pedía derogar la ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación; y la de protección Integral contra la LGTBIfobia, el Gobierno regional está dispuesto a revisar su contenido. Y si la formación de extrema derecha quiere cerrar Telemadrid, el PP plantea mantener abierta la televisión pública, aunque bajo su control político. Un proyecto polémico sobre el que la extrema derecha aún no se ha pronunciado con claridad.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción