Ayuso defiende el puesto creado para Cantó: “No me parece que sea tan descabellado”

El exdiputado de UPyD y Cs asegura que la Oficina del Español “no es un chiringuito”

Isabel Díaz Ayuso y Toni Cantó. En vídeo, declaraciones de la presidenta madrileña este jueves.A. MARTÍNEZ / POOL / VÍDEO: EUROPA PRESS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha justificado este jueves la creación de la Oficina del Español, que encabezará Toni Cantó, exdiputado de UPyD y Cs. “No es un chiringuito, llevo dos años anunciando que quiero crear este proyecto. He creado un organismo político para un político”, ha dicho la líder conservadora durante un acto en San Lorenzo de El Escorial. “No me parece que sea tan descabellado”, ha añadido. “Quisiera que se trataran y miraran con la misma lupa todos los nombramientos que se hacen en todas las Administraciones, empezando por los amigos del presidente [Pedro Sánchez]”. Díaz Ayuso ha respondido así a las críticas de la izquierda, que de forma unánime ha calificado la oficina de “chiringuito”.

Cantó acompañó a Díaz Ayuso en la campaña del 4-M, y se quedó fuera de la Asamblea de Madrid al expulsarle el Tribunal Constitucional de la lista electoral, puesto que no cumplía con los requisitos de empadronamiento. Aunque el PP defiende que la Oficina del Español no tendrá ninguna estructura, más allá del sueldo de Cantó (alrededor de los 70.000 euros anuales), su creación contrasta con la anunciada intención de recortar el coste de la Administración.

Esa política de austeridad se ha traducido en la eliminación de cuatro secretarías técnicas, una viceconsejería y dos comisionados (el de Bienestar Animal, como adelantó EL PAÍS, y el de Revitalización de Municipios Rurales) para ahorrar un millón de euros al año. Antes, Díaz Ayuso ya anunció la eliminación de cuatro consejerías.

“No es un chiringuito. El chiringuito soy yo, no hay más estructura”, ha opinado este jueves el propio Cantó, durante una entrevista en Telecinco. “No me sorprende la virulencia con la que la izquierda ha recibido este nombramiento porque todo lo que tenga que ver con el español, por desgracia en nuestro país, ha sido siempre muy atacado por el PSOE, sus aliados nacionalistas y por Podemos”, ha añadido. Y ha ironizado: “No esperaba que se recibiera este proyecto con cariño”.

Cantó dependerá orgánicamente en su nuevo destino de otra política procedente de Ciudadanos, la consejera de Cultura, Marta Rivera de la Cruz, que se dio de baja de este partido antes de integrarse de nuevo en el Gobierno de Díaz Ayuso. No es el único fichaje de Díaz Ayuso con pasado en el partido de Inés Arrimadas: Patricia Reyes, que fue diputada en la época de Albert Rivera, será la nueva directora general de Igualdad.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS