Madrid se abre a relajar los protocolos contra la covid en educación a partir de enero

El Gobierno regional esperará dos semanas para modificar las restricciones para la población general y los primeros tres meses lectivos para decidir sobre el ámbito educativo

Escolares del colegio público Montserrat Fuhem, en Madrid, pasan el control de temperatura, en septiembre de 2020.
Escolares del colegio público Montserrat Fuhem, en Madrid, pasan el control de temperatura, en septiembre de 2020.KIKE PARA

Entre el próximo lunes y martes, más de 720.000 niños volverán al colegio y a las escuelas infantiles. El miércoles, lo harán más de 400.000 adolescentes a los institutos. Con Formación Profesional y Educación Especial, sumarán 1,2 millones de estudiantes. Y hay cosas que cambiarán y otras que no. Han desaparecido los desdoblamientos de clase para reducir el número de alumnos por aula y conformar burbujas reducidas que se implantó el año pasado, pero no se ha eliminado la distancia que tiene que mediar entre los chicos —aunque se permitirá reducirla un poco, de 1,5 a 1,2 metros— y hay que seguir manteniendo esos grupos de convivencia estable. Una conjunción complicada de poner en práctica, dado que las ratios son mayores, pero las dimensiones de las clases, las mismas. ¿Las mascarillas? Se quedan. Y los contactos estrechos de positivos por coronavirus no tendrán que hacer cuarentena si tienen la pauta completa de la vacuna o han pasado el virus en los últimos seis meses. Sin embargo, todo lo anterior es susceptible de ser modificado, según evolucione la situación epidemiológica, siempre una incertidumbre.

Más información

La tendencia de la transmisión del virus en la región, a la baja desde hace unas semanas, y la vacunación —de los 12 a los 19 años, el 29,5% tiene la pauta completa y el 68,5% una dosis, ha cifrado el viceconsejero de Salud Pública Antonio Zapatero este viernes— plantean un escenario en el que la Consejería de Sanidad se abre a flexibilizar los procedimientos en los próximos meses en el ámbito educativo, cuyo alumnado está dentro de la campaña de inmunización, es decir, a partir de Educación Secundaria Obligatoria.

Según ha explicado en la misma comparecencia Elena Andradas, la directora general de Salud Pública, sobre “las medidas no farmacológicas”, es decir, las mascarillas, “ahora mismo van a seguir siendo obligatorias dentro de las aulas y fuera, en el momento de los recreos”. Pero pueden cambiar: “Vamos a ir monitorizando la situación y, en función de cómo vaya, se tomarán otros protocolos, si se considera adecuado y necesario. Pero los protocolos son estos y son los que se van a mantener, por los menos, los primeros meses”.

La directora general de Salud Pública, Elena Andradas. En el vídeo, Andradas habla sobre las cuarentenas de positivos en las aulas. EUROPA PRESS (RICARDO RUBIO)

¿Cuáles son dichos protocolos?

Contactos estrechos. La consideración de contacto estrecho la harán, de forma conjunta, el coordinador covid designado por el centro y los equipos de Salud Pública. Cuando haya un positivo, el responsable del centro informará al personal de Sanidad a través de una plataforma digital habilitada para ello. Para definir esos contactos, se revisarán “el estado vacunal de niños y profesores y si se han cumplido las medidas de prevención e higiene [mascarilla, distancia, ventilación del aula y lavado de manos]”, ha explicado Andradas.

Si el caso pertenece a un grupo de convivencia estable, se considerarán contactos estrechos a todos los miembros del grupo. “En caso contrario, se valorará la distancia de menos de 1,5 metros alrededor del caso durante más de 15 minutos, salvo que se garantice un uso adecuado de la mascarilla”, especifica la Comunidad de Madrid en una nota de prensa. A todos los que finalmente se considere como contacto estrecho, “se les indicará una prueba de infección activa”, confirma un portavoz de la consejería.

Cuarentenas. Este curso, los contactos estrechos de positivos que tengan la pauta completa o hayan pasado la infección en los últimos seis meses no tendrán que hacer cuarentena, como marca actualmente la estrategia nacional. Esta instrucción tendrá dos excepciones: si entre los contactos estrechos la proporción de vacunados es baja, sí se indicará (y el resto de la clase continuará con la actividad normal), y también tendrá que hacerla el alumno o profesor con pauta completa con inmunosupresión. “En cualquier caso”, ha dicho la directora general, “la valoración de cuarentena sí o no será en función de la edad y el grado de vacunación en un aula”.

Personas con sintomatología compatible con covid. Andradas ha insistido en que “quienes presenten síntomas, ya sean alumnos, profesores o trabajadores, no deben acudir al centro” y, para aquellas familias que tengan varios hijos o hijas en el mismo centro, “por el hecho de ser contactos estrechos, deben permanecer aislados en el domicilio”. Ese periodo son actualmente 10 días “y no se requiere una segunda prueba negativa” para salir de dicho aislamiento y retomar la actividad.

Aparición de síntomas en el centro. Si un alumno, profesor o trabajador tiene el inicio de síntomas en el centro, se le llevará a una sala individual bien ventilada y se contactará con el coordinador covid. “La persona afectada deberá permanecer en aislamiento en su domicilio hasta conocer el resultado con una prueba diagnóstica”, explica la Consejería en un documento, así como “los hermanos del caso sospechoso escolarizados en el mismo centro, por ser contactos estrechos convivientes”.

Burbujas y número de alumnos y alumnas

  • Educación Infantil, Primaria y Educación Especial: 25 estudiantes por aula con grupos burbuja, aunque se les permite alcanzar, y en algunos casos lo hacen, hasta los 28.
  • Secundaria y Formación Profesional (FP): 30 estudiantes en cada ámbito, con flexibilidad hasta los 33, que muchos alcanzan.
  • Bachillerato: 35, aunque pueden ser hasta 38.

Como en los últimos tres, estos casos (Secundaria, Bachillerato y FP), los grupos burbuja no se pueden mantener porque hay asignaturas optativas, se les ha pedido que mantengan la separación entre los alumnos para evitar contagios. Sin embargo, hasta 70 centros han comunicado a la Comunidad a lo largo del verano de que era imposible cumplir con esa normativa.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Isabel Valdés

Redactora de Sanidad y Salud en Madrid, antes pasó por Especiales y Sociedad, donde se ocupó de Género. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS, está especializada en feminismo y violencia sexual y coordina el blog Mujeres. Escribió Violadas o muertas, sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción