Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La oposición cotidiana

Más Madrid quiere hacer una oposición al Gobierno de Ayuso que sea productiva, fértil y constructiva

La portavoz de Más Madrid, Mónica García, interviene en el pleno en la Asamblea de Madrid.
La portavoz de Más Madrid, Mónica García, interviene en el pleno en la Asamblea de Madrid.Víctor Lerena (EFE)

España está harta de la burda y grotesca oposición de Pablo Casado, su acomodo en la hipérbole y la permanente crispación que desprenden sus palabras. Estar en la oposición no da carta blanca para hacer política de tierra quemada o, incluso, apostar contra el interés general, ya sea intentando bloquear los fondos europeos o tirando piedras sobre el tejado de la vacunación. Necesitamos una política responsable. Es una exigencia moral que ha de acompañar la vocación de servicio público.

La relación y los encuentros entre gobierno y oposición no pueden ser un ring de combate, un diálogo de sordos o servir únicamente para cubrir el expediente. Ni la situación socioeconómica lo permite, ni los ciudadanos lo merecen, ni la política puede fracasar de esta manera.

Tras más de ciento veinte días desde las elecciones autonómicas, Ayuso ha convocado al fin a una reunión a los grupos de la oposición. Nadie espera que seamos capaces de convencerla de dar un giro de 180 grados a sus políticas, pero sí que nos dejemos la piel en hacerla entender la necesidad de acordar mejoras para la vida cotidiana de la gente. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, en fondo y forma, está siendo devastador para la Comunidad de Madrid: desmantelamiento de los servicios públicos, políticas antisociales y autoritarismo antiliberal. Ante esta forma de gobernar que se alimenta de la polarización, del descrédito de la política y la desafección ciudadana, no se puede contestar con las mismas armas. El clima enrarecido por la hiperpropaganda, el fango y la manipulación solo beneficia a quienes conciben la política como un mecanismo para destruir los lazos comunitarios, la cohesión social y la igualdad de oportunidades. Ante este escenario, debemos ser capaces de desarrollar un modelo de oposición que cortocircuite esta inercia y ofrecer la bocanada de aire fresco que demanda a gritos la sociedad madrileña. Ante esta necesidad, desde Más Madrid, como principal alternativa al Gobierno de Ayuso, vamos a desplegar una estrategia de oposición que además de ser todo lo contundente y valiente que exige la grave situación en la región, sea cotidiana y constructiva. Porque la política debe servir para resolver problemas, no para generarlos; para bajar los decibelios y no para subirlos; para facilitar la vida de la gente y no para hacérsela más difícil. Nos fijamos como prioridad trabajar por lo que de verdad importa y eso implica actuar en aquello que quita el sueño a los madrileños y madrileñas, en lo que engorda sus ilusiones y en lo que necesitan aquí y ahora.

No es razonable que ante los récords históricos del precio de la luz, el flagrante déficit de la educación pública o el alarmante aumento de los problemas de salud mental nos dediquemos a abordar debates artificiales y alejados de los problemas reales de la vida de los madrileños y madrileñas. Las preocupaciones cotidianas deben ser la brújula para nuestro trabajo de oposición. Una labor que, además, debe ser productiva, fértil y constructiva. No hemos venido a la política a ser meros comentaristas, agoreros o hooligans. Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para traer propuestas que ofrezcan soluciones. Por todo ello y para comenzar, de cara a la reunión de este lunes con Ayuso hemos puesto sobre la mesa tres propuestas sencillas, de aplicación inmediata y en sintonía con las líneas marcadas por la Unión Europea: simplificar los procedimientos para la instalación de paneles solares para el autoconsumo en los tejados madrileños, aumentar en 25.000 plazas la oferta de Formación Profesional pública y poner en marcha un plan de choque urgente para la salud mental infantojuvenil. Hay muchas formas de hacer oposición y en Más Madrid elegimos la cotidiana, la contundente y constructiva. No se nos ocurre una mejor forma de estar a la altura del delicado momento político que estamos viviendo. Vamos a construir la alternativa a Ayuso y anticipar el cambio en clave feminista, verde y de justicia social que llegará en 2023.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción