Luis Delgado, Germán Díaz y Eliseo Parra, sabios del folk en el corazón urbanita

Joaquín Díaz proclama para la SGAE El Viaje Infinito, un ciclo de seis conciertos que reivindica el saber ancestral

El musicólogo Joaquín Díaz en el despacho de la Fundación que lleva su nombre.
El musicólogo Joaquín Díaz en el despacho de la Fundación que lleva su nombre.F.N

Ahora que con tanta frecuencia nos referimos a la España vaciada, y hasta algún ministerio de nuevo cuño lleva en su nombre el empeño por cauterizar esa sangría de la despoblación, no estaría de más que aprendiésemos de unas enseñanzas que, a fin de cuentas, nos atañen a todos: las de nuestros mayores. Mucho de ese espíritu es el que late en la primera edición de El Viaje Infinito, un ciclo de seis conciertos de música folk, programados por el ilustre musicólogo Joaquín Díaz, que ocupará las tardes del jueves al sábado en la sala Berlanga de la Fundación SGAE. Luis Delgado y Vivere Memento (día 16), Germán Díaz con David Herrington y Lídia Pujol (17) y Raúl Rodríguez y Eliseo Parra (18) son los artistas escogidos por el maestro Díaz para acercar aromas y sabores de antaño hasta el corazón del barrio de Moncloa, lo que no deja de tener gracia por las connotaciones juveniles y universitarias de esas manzanas.

Más información
Dvd1070(08/09/21) Julia Martin-Maestro y Víctor Cabezuelo integrantes de Rufus T. Firefly en Soul Garden , Aranjuez Foto: Víctor Sainz
Rufus T. Firefly, los rockeros que amaban la vida sosegada
Folk de una belleza onírica impresionante: Joana Serrat no se destila en España

Bien escogidos están, sin duda, si quien los coloca en cartel es el titular de la Fundación Joaquín Díaz, el mayor paraíso documental sobre música folclórica de que dispone este país. Díaz, zamorano de 74 años, investigador de cultura enciclopédica y hombre de sencillez aplastante, es todavía hoy capaz de seguir recopilando grabaciones de campo entre los abuelillos y abuelillas de los pueblos más recónditos. Todo con tal de evitar que no se pierdan las músicas de la tradición, aquellos conocimientos que nuestros tatarabuelos, en ocasiones ágrafos pero nunca ignorantes, solo pudieron transmitirse de memoria y viva voz. Los frutos de esa labor erudita e ingente están ahora a buen recaudo, en el edificio que regenta en Urueña (Valladolid), ese pueblito con menos de 200 habitantes que, gracias a su docena de librerías de la más variada temática, se ha convertido en la Villa del Libro con mayor concentración de papel impreso por habitante de toda Europa.

Díaz es vecino en Urueña de Luis Delgado, chamberilero del 56 que se mudó a la meseta vallisoletana hace dos décadas para tener sitio donde cobijar su colección particular de instrumentos, con cerca de un millar de piezas. No le caben todos, ni de lejos, en las vitrinas de su Museo de la Música, y hasta de alguno ha tenido que desprenderse, por aquello de que incluso en pueblines diminutos hay que satisfacer facturas a fin de mes. Pero este ciclo permite que nos reencontremos con su producción vastísima, rica en músicas complementarias como sus inolvidables bandas sonoras para el Planetario de Madrid o la serie de TVE Alquibla.

El segundo concierto del jueves también le compete, ya que Vivere Memento es el trío que comparte con María José Hernández y Joaquín Pardinilla, una alineación que hace pocos meses puso en circulación su amenísimo segundo álbum, La puerta de la memoria. Un título sugerente y apropiado, ya que el repertorio se nutre de dos de las grandes fuentes documentales favoritas para Delgado, la tradición aragonesa y la sefardí, junto con una lectura de The cruel sister, una ancestral pieza británica que los grandes aficionados siempre reconocerán por las versiones canónicas de dos bandas con muchísimo pedigrí: Old Blind Dogs y, sobre todo, Pentangle.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS