El Ayuntamiento de Madrid dejará sin efecto más de 478.900 multas tras la anulación de Madrid Central

Lo que habrá que devolver a los ciudadanos por accesos a la zona de bajas emisiones asciende a más de 43 millones de euros

Primer día en vigor de la ordenanza de movilidad Distrito Centro, en sustitución de Madrid Central.
Primer día en vigor de la ordenanza de movilidad Distrito Centro, en sustitución de Madrid Central.Jaime Villanueva (EL PAÍS)
El País Agencias
Madrid -

El Ayuntamiento de Madrid revocará 478.909 sanciones tras la anulación de Madrid Central en los tribunales, han informado fuentes municipales a Europa Press, que han precisado que se han revocado 19.726 boletines de denuncia por accesos no autorizados antes de que comenzara su tramitación. Además, se han estimado 184.209 alegaciones en expedientes que estaban ya iniciados, pero todavía no tenían resolución sancionadora. Por otro lado, se han dejado sin efecto de oficio 274.974 multas que ya eran firmes y aún no habían sido ejecutadas, según ha avanzado Abc. Todo esto se traduce en más de 43 millones de euros que el Consistorio deberá devolver.

También hay 455 expedientes en los que las multas habían sido abonadas parcialmente, con fraccionamiento de pago, y que se encuentran pendientes de una próxima revocación, a la espera de que la Recaudación Ejecutiva haga las comprobaciones necesarias.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha declarado tras conocer la noticia que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, no acabará con el ruido y la contaminación “quitando multas”. En rueda de prensa, Maestre ha señalado que los últimos datos, de julio, apuntan a que el tráfico “ha aumentado un 4% en el centro de Madrid”. A esto se suma que con la modificada ordenanza de Movilidad “entran un 40% más de coches y eso tiene efecto sobre el ruido y la contaminación”.

Desde el grupo mixt,o compuesto por cuatro concejales que rompieron con Más Madrid, el edil José Manuel Calvo ha considerado que se trata de una “irresponsabilidad más” del alcalde, porque la anulación es “fruto de un recurso que interpuso” cuando era líder de la oposición durante el mandato de Manuela Carmena. “Lo hizo por una cuestión meramente de oportunismo político. Él quería aparecer en los medios de comunicación como el azote de Carmena, así se vendía, y recurrió todo aquello que saliera del Gobierno de Carmena. Una de esas medidas, una de nuestras medidas estrellas además, fue Madrid Central. Almeida la recurrió y finalmente tenemos esta sentencia que se traduce en que hay que devolver el importe de una serie de multas”, ha agregado Calvo sobre este “problema para las arcas municipales”.

En la misma línea se ha pronunciado Mar Espinar, portavoz del PSOE: “Esto es un proceso que inicia el propio Almeida estando en la oposición, cuando recurrió Madrid Central y que no para en el Gobierno”. La portavoz socialista ha opinado que “nos encontramos con que el Gobierno municipal va a dejar de ingresar 43 millones que no se van a invertir en esta ciudad. Y encima, la semana pasada anuncia a bombo y platillo una rebaja de las ordenanzas fiscales”.

Todos los procedimientos sancionadores incoados por entradas no autorizadas a Madrid Central se paralizaron en los primeros días de mayo, según fuentes municipales, en el mismo momento en que tuvieron conocimiento de la inadmisión a trámite del recurso de casación presentado ante el Tribunal Supremo por Ecologistas en Acción contra una sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que anulaba por defectos formales los preceptos de la ordenanza de movilidad sostenible que regulaban Madrid Central.

Así, lo que deja sin efecto el Ayuntamiento son 478.909 sanciones correspondientes a las interpuestas desde dicha anulación y también las multas previas que no se habían enviado. En cuanto a importes, si se hace una media de 90 euros por expediente (que se reducían a la mitad, 45 euros, por pronto pago), la cuantía de lo que habrá que devolver asciende a 43.142.760,00 euros, pero hay que tener en cuenta que los recursos pueden prosperar o no y que hay infractores que pagan con importe reducido y otros no.

A pesar de la anulación de Madrid Central, la entrada al mismo perímetro de la capital sigue prohibida para los vehículos sin distintivo ambiental. Solo los turismos con etiqueta ECO o Cero Emisiones pueden circular sin limitaciones y los coches B y C solo pueden cruzar las lindes si es para dejar el coche en un aparcamiento o garaje privado. La nueva área de bajas emisiones, llamada Madrid 360, permite la entrada de más coches, los de los comerciantes de la zona, que podrán entrar con hasta tres vehículos por local, independientemente de la etiqueta tengan.

El otro punto que también varía afecta a aquellos camiones que pesen más de 3,5 toneladas, que tenían prohibido circular desde el 1 de enero de 2022, y ahora esta prohibición se prorroga un año más, hasta el 1 de enero de 2023. Además, también se aumenta de 30 a 45 minutos el tiempo para las reservas de carga y descarga de cualquier vehículo de mercancías.

Una vez entró en vigor la normativa de José Luis Martínez Almeida, el 11 de octubre comenzó el periodo de dos meses de preaviso, en los que no se sanciona. Durante esos 60 días, las cámaras estarán activas, pero solo mandarán cartas informativas a los infractores, en las que se detalla la sanción que tendrán que asumir si incumplen partir del 11 de diciembre.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS