Madrid acabará con el segundo ciclo de las escuelas infantiles para ganar plazas para alumnos de 0 a 3 años

La idea de la Administración es que los niños de 3 a 6 se matriculen en los colegios. CC OO denuncia que la medida se debe a la negociación de los presupuestos con Vox

Chupetes identificados con los nombres de cada niño en una Escuela Infantil de la Comunidad de Madrid.
Chupetes identificados con los nombres de cada niño en una Escuela Infantil de la Comunidad de Madrid.Gema García

Llegan malos tiempos para las escuelas infantiles públicas de la Comunidad de Madrid. Al menos para las nueve de la capital que matriculan a niños de cero a seis años. El Gobierno regional se reunió el jueves pasado con las directoras de los centros para anunciarles que iban a reorganizar las escuelas y que eso implicaba que ya no iban a poder inscribir a más niños de tres a seis años a partir del curso que viene, es decir, a los de segundo ciclo de infantil. Los niños que tengan esas edades y que ya estén matriculados continuarán hasta que terminen el ciclo, pero poco a poco desaparecerá esa opción en las escuelas y los padres no tendrán más remedio que acudir a los colegios de primaria o a los centros concertados o privados, que no sufrirán estas restricciones.

La Comunidad de Madrid confirmó el viernes pasado a este periódico que el asunto se había tratado en aquella reunión con las directoras, aunque negó que hubiera una fecha concreta para ponerlo en marcha, porque se estaba “realizando un estudio a medio plazo”, según un portavoz de la Consejería de Educación. Este lunes, tres días después de esa respuesta, el Gobierno comunicó sin embargo a los inspectores educativos en la reunión que mantienen cada semana que será “un hecho consumado el curso que viene”.

La primera reunión fue una sorpresa para todas. Solo una de las directoras apoyó la medida, pensada, según fuentes de la Administración, para que las escuelas “cuenten con más plazas para escolarizar alumnos de entre cero y tres años”. Pero, tanto los padres que han optado por escolarizar a sus hijos en estas escuelas hasta que cumplen seis años como las profesionales que trabajan en ellas, creen que estas escuelas infantiles promueven una educación más adecuada para niños de esa edad, cuyo avance madurativo cambia mucho de uno a otro y necesitan de una atención acorde a sus intereses.

“En los distritos que están estas escuelas necesitan plazas públicas en los centros públicos de infantil y primaria. Claramente, es una estrategia más para derivar alumnado a los centros concertados y hacer a las familias cautivas, porque no hay plazas públicas suficientes”, avisa Isabel Galvín, portavoz de CC OO.

Las escuelas afectadas son las de La Plazuela, La Jara, Los Girasoles, Zaleo, El Carmen, Zofio, Los Títeres, San Fermín y Los Ángeles, centros muy demandados que suelen tener lista de espera y que en los que, con la reestructuración, según cálculos de CC OO, afectará a 675 alumnos y se suprimirán 36 puestos de trabajo del cuerpo de maestros “y podrían verse afectadas también nueve educadoras”. Esto implica que los niños que acaben el primer ciclo este curso, el que viene tendrán que buscar plaza en otro centro. Los que ya estén matriculados en el segundo ciclo podrán terminarlo en ese centro, pero ya no se admitirán a más niños a partir de los tres años.

Libertad de elección

Javier Santos, miembro de la Asociación de Familias de Alumnos (AFA) de la escuela La Jara, en Usera, cree que de esta manera el Gobierno regional incumple una de sus principales premisas, que es la libertad de elección de los padres para elegir un tipo de educación determinada. “De la misma manera que hay centros de Bachillerato de excelencia, ¿por qué no puedes existir escuelas infantiles para nuestros hijos hasta los seis años, antes de la educación sea obligatoria?”, pregunta.

“Nosotros elegimos llevar ahí a nuestros hijos por el proyecto educativo y porque tiene equipos de atención temprana, que al ser centros más pequeños en lugar de esperar entre tres y seis meses para un diagnóstico en un mes o dos semanas lo tienes. Y en esas edades es muy importante”, añade. Explica, además, que apostaron por una escuela con un comedor ecológico y donde el ambiente es familiar “y de hermandad”. “Esto al final va a ser una cuestión económica o de tiempo. Si tienes dinero, llevarás a tu hijo a la concertada o a la privada”, reflexiona Santos, que ya matriculó a su hijo mayor en una de ellas ―por falta de plazas en la pública— y pagó entre 400 y 500 euros al mes. “Y si no tienes dinero tendrás que ver si cuentas con el tiempo de los familiares o si entras en el colegio, que no es tan fácil porque en Usera no hay tantas plazas”.

Galvín apunta también que esta propuesta coincide “con la negociación de presupuestos con Vox”. “Parece que les han puesto como condición para el apoyo de los Presupuestos que tienen que ampliar las plazas públicas de cero a tres. Y parece que las están buscando por todas partes”, continúa. “Pero desmantelan un modelo que funciona que está muy demandado por las familias y que es referente. La solución es otra: crear escuelas infantiles públicas. Y no es un problema de dinero porque esta misma mañana —por este martes— el Consejo de Ministros ha aprobado para la Comunidad de Madrid 53,6 millones de euros para financiar 5.250 plazas de cero a tres años en centros públicos”.

La Comunidad de Madrid anunció “el proyecto” a las directoras de las escuelas de Madrid capital, aunque Galvín apunta que “raro sería que no lo extendiera a las municipales de Getafe y Leganés, que también tienen niños escolarizados de cero a seis años”.

"No se puede desvestir un santo para vestir otro"

"No se puede desvestir un santo para que se vista otro", reclamó este martes Agustín Moreno, portavoz de Educación de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid. "Lo que hay que hacer es invertir en la creación de plazas públicas. Aquí el espacio potencial que hay es de 150.000 plazas públicas de cero a seis años si tenemos en cuenta el número de niños y niñas que están escolarizados y la población potencial que está en esa franja. Evidentemente, es una educación obligatoria, las familias tienen derecho a decidir si llevarlo a la escuela o dejarlo en casa con el padre, la madre, el abuelo o la abuela. Pero es una inversión fundamental", ha zanjado. 

En la misma línea habló María Pastor, de Más Madrid. "Tengo una recomendación para el Gobierno de la señora Ayuso: si quieren crear nuevas plazas, lo que tienen que hacer es crear nuevas escuelas públicas, que lleva sin construir 10 años. Si de verdad le importa la educación infantil, debería construir en lugar de eliminar plazas de tres a seis años, que además demuestro un continuo desprecio por esta etapa, ya lo hizo durante la pandemia el consejero [Enrique] Ossorio y ahora vuelve a demostrar el desprecio a una etapa con unas características importantes, con unas necesidades educativas y pedagógicas fundamentales". Marta Bernardo, del PSOE, ha explicado que "esto solo tiene una explicación, desaparecen las escuelas públicas infantiles de tres a seis años y desvían a coles concertados".

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Berta Ferrero

Especializada en temas sociales en la sección de Madrid, hace especial hincapié en Educación o Medio Ambiente. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU (Valencia) y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS