Almeida pasa de puntillas por el foro del aire limpio de la Unión Europea

El comisario de Medio Ambiente llama a aminorar el impacto de la contaminación: “Espero que Madrid esté yendo por el camino correcto”

Foto: Almeida, en el foro sobre el aire, este viernes. Ayuntamiento | Vídeo: Europa Press

Hay foros que se promocionan muchísimo en la ciudad de Madrid. Y hay otros, que no tanto. La capital de España ha acogido este jueves y este viernes el tercer Foro del aire limpio de la Unión Europea sin mucho eco mediático. La jornada con más afluencia y con más expectativas ha comenzado esta mañana puntual a eso de las 9.30. El coloquio se ha celebrado en un salón del Museo Reina Sofía. Sobre un escenario azul y unas sillas rojas similares a los de los tertulianos de La Sexta Noche, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca y de origen lituano, Virniginijus Sinkevicius, han dado el pistoletazo de salida a la última sesión.

“Me gusta llenar mis pulmones con aire puro y limpio”, ha observado Sinkevicius. “Ese es el aire que los europeos merecen respirar”. El debate sobre la calidad del aire, que transcurre con el inglés como lengua madre, ha comenzado con el diagnóstico global de la situación del aire en Europa. “Tenemos las herramientas y podemos aprender de nuestros errores. Hay más de 300.000 muertes que se atribuyen a la contaminación del aire en el continente”. El representante de la UE ha animado a todos los políticos a emprender acciones cuanto antes para aminorar el impacto de la contaminación en las ciudades.

El área con mayor carga de mortalidad por la contaminación

Los últimos datos oficiales de la contaminación en Madrid son demoledores. La capital y su área metropolitana son el área urbana de Europa con mayor carga de mortalidad atribuible a contaminación del aire por dióxido de nitrógeno (NO2), cuya fuente principal procede del tráfico rodado, sobre todo de los vehículos diésel. Así se recoge en un estudio realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), apoyado por la Fundación “la Caixa”, y publicado el pasado jueves, que actualiza una investigación publicada originalmente el pasado mes de enero en la revista The Lancet Planetary Health.

“Hay demasiadas personas que están expuestas a las toxinas”, ha continuado el comisario. “Dos tercios de los ecosistemas también tienen problemas con la contaminación atmosférica. Esto contribuye al calentamiento global. Tenemos que ser conscientes de que no se ha solucionado en 2021 y 2022. Tenemos que hacer más y lo haremos mejor”. Tras la intervención del comisario, el moderador dio paso al alcalde de Madrid:

―José, cuéntenos qué ha estado haciendo hasta ahora para mejorar la calidad del aire en Madrid.

Almeida se levantó de la silla, se fue al estrado y saludó en inglés. Tras una breve introducción, se pasó al castellano para contar al comisario de la UE su plan de sostenibilidad para la capital de España. Su intervención duró diez minutos: “Es un placer que Madrid pueda acoger este foro. En una reunión anterior privada le he dicho al comisario que tenemos muchos compromisos para la reducción de la contaminación. Para nosotros, es una prioridad. Todos los pensamientos van en esta línea”.

Boina de contaminación de Madrid desde La Bola del Mundo, Navacerrada, este año.
Boina de contaminación de Madrid desde La Bola del Mundo, Navacerrada, este año. Santi Burgos

Almeida comenzó su diagnóstico con una frase contundente: “Madrid viene incumpliendo la normativa de calidad del aire desde hace más de 10 años […] Se han hecho esfuerzos por los distintos equipos de gobierno”. No habló, sin embargo, de su promesa electoral de 2019 de revertir Madrid Central. “Cuando llegamos hace dos años y medio, entendíamos que había que poner en marcha Madrid 360, un plan que se enfocaba a los 21 distritos. Queremos convertir a Madrid en una ciudad de referencia dentro de las ciudades europeas. Por primera vez, hemos aprobado por una amplia mayoría del pleno ―solo Más Madrid votó en contra el pasado junio— una ordenanza sobre la calidad del aire y contra el cambio climático”.

Explicó que, en Madrid y gracias a esta normativa, cada evento de más de 5.000 personas tendrá que contar con una memoria de impacto ambiental, que su ordenanza incluye también la rehabilitación de edificios, que las calderas de carbón se prohibirán en 2022… Y se centró en la nueva ordenanza de movilidad, aprobada el pasado mes de septiembre con los votos a favor del PP, de Ciudadanos y cuatro votos del Grupo Mixto, los cuatro ediles que se marcharon de Más Madrid en abril de este año.

Almeida dijo que “está trabajando intensamente” en la generación de alternativas al vehículo privado. Madrid 360, sin embargo, permite la entrada de más vehículos que antes en la zona centro de la capital: los coches de los comerciantes. Explicó que este nuevo marco normativo permite a la ciudad reducir los gases de efecto invernadero. Habló de una de sus medidas estrella: “Por primera vez hay líneas gratuitas para fomentar el uso del transporte público”. Son tres líneas que transcurren por el distrito centro. También dijo que el próximo fin de semana “todo el transporte público de titularidad del Ayuntamiento será gratis” por el Black Friday y el encendido navideño de las luces de Navidad. Sin embargo, BiciMAD, el servicio municipal de bicicletas, no será gratuito. Solo será gratis el uso de los autobuses. El metro es competencia de la Comunidad de Madrid.

El alcalde de Madrid explicó al público del foro que su plan medioambiental incluye la eliminación de los autobuses de gasóleo para 2023. “Y en 2027 serán todos eléctricos”. Hacía el minuto siete de su intervención, se centró en su apuesta por la movilidad de las bicicletas: “Hemos aumentado en 90 las estaciones del sistema público de las bicis; esto nos ha permitido llegar a 15 distritos de los 21 de la ciudad”.

Las bicicletas públicas

Almeida obvió contar en el foro el lamentable estado de BiciMAD, foco de cientos de críticas diarias por los usuarios en redes sociales. En agosto una de cada tres bicicletas públicas estaban rotas. “No estamos pasando por nuestro mejor momento”, admitió a este periódico Carlos Mateo, director de Servicios de Movilidad de la Empresa Municipal de Transportes.

También explicó al auditorio su gran apuesta ciclista para lo que queda de legislatura. “Estamos tejiendo una red de carriles bicis que tenga un carácter integrador con el eje del paseo de la Castellana”. Su apuesta por las bicicletas duró solo un minuto de los diez de su intervención. La realidad de las bicis en Madrid es muy diferente. La capital de España nunca ha abanderado una apuesta seria por este medio de transporte sostenible. Al contrario de lo que sucede en el resto de capitales europeas o de las grandes urbes españolas, la ciudad apenas cuenta con vías ciclistas. Un kilómetro por cada 100 de vía pública; 15 veces menos que Bilbao, Sevilla o Barcelona. Madrid apuesta por los ciclocarriles. Aquí el ciclista comparte las avenidas con los coches. Es decir, que los vehículos deberían circular como mucho a 30 kilómetros por hora si tienen a una bici delante. Casi nadie lo cumple. Un peligro que los ciclistas siempre han denunciado.

Para concluir, explicó su proyecto de zonas verdes. “Esta misma semana vamos a comenzar a plantar 100.000 árboles tras la catástrofe que supuso la tormenta de Filomena para la ciudad”. Y concluyó: “Todos tenemos que trabajar para que Madrid cumpla con los límites de calidad del aire y cumplamos con las exigencias de la Agenda 2030. Ese es el compromiso, señor comisario”.

Sinkevicius recogió el guante y tomó la palabra: “Construir kilómetros de bici no es suficiente, tienen que ser seguros. Las empresas también tienen que apostar por lugares seguros para que los trabajadores aparquen sus bicis. Es todo un ecosistema. Espero que Madrid esté yendo por el camino correcto”.

Casualidad o no, en estas últimas semanas el Ayuntamiento de Madrid ha lanzado una campaña de 100.000 euros en redes sociales, transporte público y medios de comunicación, entre los que se incluye este diario, donde la capital presume de ser “la segunda ciudad más sostenible del mundo”. El estudio está basado en una clasificación de una web británica que compara el precio de la luz, del gas y telefonía móvil con datos de muy poco rigor científico.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS