Detenidos ocho trinitarios por una paliza “brutal” a dos rivales en el metro

La agresión se produjo en octubre pero hasta ahora no se ha podido arrestar a todos los implicados porque uno se había ido de España

Detención de un supuesto miembro de una banda en una operación que tuvo lugar en febrero.
Detención de un supuesto miembro de una banda en una operación que tuvo lugar en febrero.EFE/Policía Nacional

El enfrentamiento se produjo a las seis de la mañana del 3 de octubre del año pasado. Ocho chicos se cruzan con otros dos en la parada de metro de Bilbao, en Madrid. El grupo reconoce a uno de esos jóvenes como miembro de una banda rival. Ellos son trinitarios y él, ñeta. Comienza una “brutal” agresión, en palabras recogidas por el propio atestado policial, que lleva a las víctimas al hospital. Los pandilleros han sido arrestados por esa reyerta acusados de un delito de lesiones graves y también se les imputa el robo del móvil de uno de ellos.

Los agentes ya habían detenido a cinco de los presuntos culpables en noviembre en una operación simultánea. Ha sido en marzo cuando han arrestado a los otros tres. Uno de ellos acababa de regresar de República Dominicana. Los ocho tienen entre 17 y 20 años, tres de ellos son menores y, según los datos de los que dispone la Brigada de Información de la Policía, pertenecían al coro de Tetuán. Así es como denominan este tipo de agrupaciones a los subgrupos en los que se divide la banda según el territorio. Cinco de ellos son españoles, otros dos, dominicanos y uno es marroquí.

Las víctimas necesitaron atención hospitalaria y recibieron puntos de sutura y grapas en las heridas. Es muy común que muchas de estas palizas comiencen casi por casualidad, cuando los miembros de una banda se cruzan con otro que pertenece, o al menos así lo creen, a una pandilla rival. Aunque también hay ocasiones en las que los integrantes de una de estas agrupaciones sale en busca de los que ellos consideran enemigos de una forma orquestada, lo que se conoce como caída o cacería.

La Policía Nacional mantiene en Madrid su dispositivo especial para bandas, que ya comenzó a finales del año pasado, pero que se intensificó en febrero, tras un fin de semana trágico en el que se produjeron varias agresiones casi de forma simultánea. Como consecuencia de los ataques entre pandillas, murió un chico de 15 años en atocha y otro de 15 en un parque de Usera.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Patricia Peiró

Redactora de la sección de Madrid, con el foco en los sucesos y los tribunales. Colabora en La Ventana de la Cadena Ser en una sección sobre crónica negra. Realizó el podcast ‘Igor el ruso: la huida de un asesino’ con Podium Podcast.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS