El PP de Ayuso se siente reivindicado por la rebaja fiscal de Andalucía: “No hay nada mejor para poner en valor tus políticas que que te las copien”

Tras eliminar Moreno el impuesto del patrimonio, el PP celebra el fin de “la leyenda” de que solo Madrid se puede permitir su agresiva política impositiva

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el pleno de este jueves en la Asamblea de Madrid.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el pleno de este jueves en la Asamblea de Madrid.Gustavo Valiente (Europa Press)

Es jueves, y en la Asamblea de Madrid ocurre lo impensable. Regodeándose en cada palabra, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, cita un referente ideológico inesperado. “Hay que eliminar el impuesto de patrimonio, ya que afecta de manera especial a las clases medias”, inicia la lectura de un entrecomillado, que culmina desvelando su procedencia y autor. “Diario EL PAÍS, 4 de diciembre, José Luis Rodríguez Zapatero”, se deleita. La mención jocosa al expresidente socialista cierra una semana en la que el PP de Madrid se ve reivindicado. Tras impulsar la bonificación de ese impuesto en 2008, el partido interpreta como un triunfo que la Andalucía de Juan Manuel Moreno Bonilla (PP) adopte esa política 15 años después. Y algo más: una fuente conservadora argumenta que la expansión a otras regiones de la bonificación destruirá “la leyenda” de que solo Madrid puede aplicarla porque le benefician los ingresos extra que obtiene por acoger en su territorio a la capital de España. Un potente escudo frente a las críticas de la izquierda en el camino a las elecciones de 2023.

“Lo que ha hecho Andalucía es demostrar que se puede [acabar con el impuesto autonómico al patrimonio fuera de Madrid]”, opina una fuente que cuenta con la confianza de Ayuso. “Había una leyenda de que Madrid era la única Comunidad que tenía capacidad para bajar impuestos. Pero en el momento en el que lo hace otra Comunidad, las demás empiezan a hacerlo”, añade este interlocutor, alertado de que el Gobierno popular de Murcia estudia si las cuentas cuadran para dar pasos en esa dirección. “Que Andalucía se una a Madrid es un mejor todavía. ¡Más dinero para España!”, se celebra. “La gente [los inversores extranjeros] dirá: España es un país en el que se puede invertir y no te atracan. Vamos para allá”.

“No hay nada mejor para poner en valor tus políticas que te las copien”, amplía un segundo interlocutor con galones en el PP regional y nacional. “Y si después de Andalucía viene Murcia, y después de Murcia se unen otras, encantados de la vida”, añade, evitando hacer la lectura de que esos puedan ser movimientos defensivos, es decir, para evitar la fuga de grandes patrimonios hacia Madrid.

Madrid bonifica al 100% el impuesto al patrimonio, y al 99% el de donaciones y sucesiones. Como resultado de esa política, y de las sucesivas rebajas impositivas decididas por los Ejecutivos del PP desde 2004, las arcas autonómicas han dejado de ingresar más de 53.000 millones en los últimos 20 años. A cambio, la región se ha convertido en la locomotora económica de España, pues es la que más inversión extranjera atrae, un imán para los grandes patrimonios nacionales, y también la sede preferente de las grandes empresas. Un balance que refleja una política fiscal injusta para el resto de regiones, según los barones socialistas, que acusan a los sucesivos ejecutivos populares de dumping fiscal.

“Los grandes patrimonios se vienen a Madrid porque saben que no tributan por Sucesiones y se acaba así con fuentes de oportunidad en otros territorios”, llegó a decir el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una entrevista de 2019, en la que señaló que el modelo fiscal de Madrid está muy vinculado a su “efecto capitalidad”. Es decir, que la concentración de instituciones, funcionarios y embajadas vinculada a la capital permite a la región tener unos ingresos extra de los que no disponen otras, lo que facilita a Madrid bajar impuestos en la misma medida que se lo impide al resto. Un argumento que el PP regional cree volatilizado tras el anuncio de Andalucía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Reto para Madrid

“Estamos encantados de que Andalucía siga el mismo camino que hemos iniciado en Madrid hace 18 años”, viene a resumir este jueves el portavoz parlamentario de los conservadores en Madrid, Pedro Muñoz Abrines. “Este tipo de medidas aprobadas por el presidente Juanma Moreno va a generar una enorme riqueza. Estamos satisfechos de que los andaluces se sumen al conjunto de 400 millones de europeos que no pagan este impuesto”.

Sin embargo, el anuncio de Moreno Bonilla también viene acompañado de un reto a Madrid. El primer aviso, entonado como una broma, ya llegó en junio: ”Quiero competir con Madrid (...) nosotros tenemos playa”, dijo el presidente de Andalucía en la sede nacional del PP tras elogiar la política económica y fiscal de la región. El segundo se produjo el lunes, cuando Moreno Bonilla anunció la bonificación andaluza al impuesto del patrimonio y calculó que atraerá a 7.200 grandes contribuyentes.

“Tras la bajada, Andalucía será la segunda comunidad con menos impuestos, tras Madrid, y antes Andalucía estaba catalogada como un infierno fiscal”, analizó Moreno Bonilla. “Debemos tener una fiscalidad igual de atractiva [que la de Madrid]”.

Una competición entre regiones que, al menos oficialmente, ha sido bien recibida por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. “A mí me sonó como un piropo a Madrid”, dice una fuente que cuenta con la confianza de Ayuso. “[Moreno Bonilla] dijo que Madrid era el motor económico de España y que había que copiar sus propuestas fiscales y competir con los mejores”, recuerda. “Y la presidenta reaccionó con un tuit: “Andaluces: bienvenidos al paraíso. Eso es incompatible con que algo nos haya sentado mal”.

“Juanma, delante de ella, en varias ocasiones, ha dicho que quiere competir sanamente con Madrid, e Isabel le ha dicho que ojalá sea así, porque es bueno para España”, prolonga un segundo interlocutor. Nadie se llama a engaño. Queda menos de un año para las elecciones municipales y autonómicas de 2023, y todos los partidos aceleran sus grandes anuncios para convencer a los electores. En el PP, gobierne donde gobierne, bajar impuestos.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS