Calviño y Ayuso, del choque a la tregua en nueve horas

La líder regional planta a la vicepresidenta en una rueda de prensa, esta insinúa que es por “miedo” o “vergüenza”, y tras reunirse ambas la ministra define como “constructiva” la cita sobre los fondos europeos que ejecuta Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recibe a la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recibe a la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.COMUNIDAD DE MADRID (COMUNIDAD DE MADRID)

A las 9.30 de este miércoles, la vicepresidenta primera del Gobierno de España, Nadia Calviño, está visiblemente molesta. A esa hora ya sabe que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tiene previsto dejarla sola en la rueda de prensa que debe culminar la reunión que mantendrán ambas por la tarde para hablar de la ejecución de los fondos europeos en la región. Es la consecuencia de desencuentros previos. Calviño toma nota. Y algo más. Cuando le preguntan al respecto en una entrevista en Telemadrid, no se muerde la lengua: “No sé si tiene miedo, si tiene vergüenza, o si no quiere explicar qué está haciendo con los fondos europeos”, dice sobre Díaz Ayuso. El equipo de la líder conservadora escucha atónito esas palabras. A las 13.00, y aprovechando la rueda de prensa que sigue a la reunión del consejo de gobierno, llega el contraataque: “Nos han parecido inapropiadas esas declaraciones”, se queja el portavoz gubernamental, Enrique Ossorio. Una reacción que contrasta con la conclusión oficial de la reunión que mantienen a las 17.00 las dos políticas: “Constructiva”, coinciden ambas.

Son nueve horas de tensión que acaban en una tregua forzada. El equipo de Díaz Ayuso espera a escuchar la intervención de Calviño ante la prensa para decidir qué hacer. A primera hora, y ya descartada una comparecencia conjunta de la vicepresidenta y la líder regional, se estudia que a Calviño le acompañe Javier Fernández-Lasquetty, el titular de Economía y Hacienda de Madrid. Pero las palabras de la ministra en Telemadrid revientan esa posibilidad, de la misma manera que su intervención tras la reunión de la tarde, vacía de reproches, y cargada de mensajes positivos, provoca inquietud en la Real Casa de Correos.

¿Qué hacer? ¿Debe salir Fernández-Lasquetty o no? ¿No debería dar la cara alguien del gobierno autonómico ante el tono positivo de la intervención de la ministra? Vuelan los mensajes. Suben y bajan las escaleras los asesores de Díaz Ayuso en busca de respuestas. Se hacen chistes para descargar la tensión que flota en el ambiente tras un día de tiras y aflojas. Finalmente, se opta por un comunicado y un tuit.

“Reunión constructiva con la vicepresidenta del gobierno”, se lee en el texto redactado por el equipo de comunicación de Díaz Ayuso. “La Comunidad de Madrid está ejecutando a buen ritmo los fondos europeos como ha destacado la propia Calviño en la comparecencia posterior”, añade, pues la Comunidad de Madrid ya ha convocado actuaciones por importe de 502 millones de euros de los 1.618 que se han recibido.

“Reunión constructiva con la vicepresidenta del Gobierno”, amplía luego con un tuit Díaz Ayuso, que durante la rcita con Calviño presenta 47 nuevos proyectos, valorados en 3.814 millones de euros, para que sean incluidos por el Gobierno de España en la modificación del Plan de Recuperación y Resiliencia. En total, la región espera percibir del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia 2.468 millones hasta el año 2023.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El mensaje de la presidenta de la Comunidad de Madrid coincidente con el de la ministra. ”La reunión ha sido muy productiva porque el mensaje recibido es positivo. Hemos quedado en trabajar juntos para eliminar cualquier cuello de botella que ralentice el despliegue de las ayudas. El mensaje que me llevo es positivo y constructivo”, dice Calviño, que aprovecha la comparecencia para mostrar su disconformidad con las rebajas fiscales que han comenzado a hacer las Comunidades Autónomas, de Madrid a la Comunidad Valenciana, donde el socialista Ximo Puig anunció el miércoles la rebaja del IRPF para las rentas de menos de 60.000 euros.

“La carrera a la baja en el ámbito impositivo no hace sino empobrecernos a todos”, lamenta la ministra de Pedro Sánchez.

Sus palabras rebotan contra las paredes de granito del patio de la Real Casa de Correos, sede del gobierno de la Comunidad de Madrid. Calviño está sola ante el atril. No le acompaña nadie del gobierno de la Comunidad de Madrid. Una decisión que contrasta con la de todos los líderes autonómicos que precedieron a Díaz Ayuso en la ronda de contactos con la ministra, y que sí intervinieron junto a Calviño, independientemente de cuál fuera su partido.

Desde que Díaz Ayuso llegó al poder por primera vez, en agosto de 2019, sus choques con el gobierno de España han sido constantes. Constatadas las diferencias en política sanitaria, económica, internacional, o fiscal, la presidenta autonómica se ha citado en dos ocasiones con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. De ninguna hubo consecuencias reseñables para los ciudadanos. Del encuentro mantenido en la tarde de este miércoles, centrado en la ejecución de los 2.000 millones de euros de fondos europeos que ha transferido el Estado a Madrid, sí queda un anuncio tangible: la constatación de que el centro nacional de neurotecnología está muy cerca de instalarse en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid.

“Quedan flecos que rematar. Espero que en los próximos días acabemos de rematar”, dice Calviño tras su reunión con Díaz Ayuso. Son palabras que sirven de termómetro, pues miden cómo baja la fiebre desatada entre los equipos de las dos políticos al principio de la jornada. Entonces, a las 9.30, cuando peor pintaba la reunión de la tarde, esto dijo la vicepresidenta: “Espero que no quiera decir que no quiere comprometerse con el centro nacional de neurotecnología. Tenemos otros candidatos de más partes de España”. Una muestra de que a lo largo de la jornada se pasa del choque abierto a la tensa tregua.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS