Tecnológicas e inmobiliarias atraen las compras corporativas

El teletrabajo ha elevado el interés de las grandes compañías por hacerse con firmas dedicadas a la digitalización y la venta de inmuebles

Jose Luis Pelaez Inc/Blend Images (Getty Images)

No ha mermado la pandemia el apetito de los movimientos corporativos por las compras o uniones de negocio. Sobre todo, en España, un mercado transaccional que en los primeros ocho meses de 2021 ha registrado un total de 1.656 operaciones, un 18,97% más con respecto al mismo periodo de 2020, con un importe de 77.287 millones de euros, según los datos de Transactional Track Record (TTR), una plataforma que recopila las operaciones anunciadas, completadas y canceladas en todas las industrias.

Lo que sí ha hecho la crisis de la covid-19 ha sido variar el menú. La carta de fusiones y adquisiciones (M&A) ahora tiende hacia el sector tecnológico, uno de los más resilientes y beneficiados en la transformación de hábitos a lo largo de un año y medio de pandemia. Nuevas prácticas como el teletrabajo o el crecimiento desbocado del comercio electrónico, para superar las barreras de los confinamientos impuestos para contener los contagios, han acelerado la asignatura pendiente que muchas empresas (grandes, medianas y pequeñas) tenían con la digitalización.

De hecho, la irrupción de este sector como el plato estrella parece prometer más temporadas. Desde TTR auguran que las compañías de tecnología protagonizarán un movimiento destacado en el corto plazo, luego de haberse posicionado en el segundo lugar de los sectores con mayor movimiento este año, con un total de 318 operaciones hasta agosto, solo por detrás del sector inmobiliario. “En los últimos meses, han consolidado su posición por encima de otros sectores, claramente por la transformación digital derivada de los otros motores económicos”, afirman.

Más información

En esto coincide Eduard Gellida, socio de financial advisory de la consultora Grant Thornton. “Muchas empresas aprovecharon la liquidez para moverse más hacia lo digital. Buscaron alternativas que dieran un valor añadido a sus negocios, como el tratamiento de datos, la inteligencia artificial, los temas logísticos y la mejora de la presencia web. Era un proceso que ya se había abierto, pero que se vio acelerado por la pandemia”, comenta.

De acuerdo con Gellida, este interés se ha notado en empresas (sobre todo extranjeras) que han aterrizado en Barcelona en búsqueda de startups con productos tecnológicos de fácil escalabilidad, cuyo atractivo reside en que sus modelos se pueden implantar en el mercado europeo y estadounidense, sin incurrir en gastos para superar barreras de entrada ni de fabricación.

La inclinación hacia las empresas de tecnología se ha evidenciado también en el mercado de M&A europeo desde el arranque de 2021. Según Mergermarket, solo en el primer trimestre de este año, el sector tecnológico monopolizaba casi un 20% de las operaciones en el continente, un incremento vertiginoso frente al 8,1% que ocupaban este tipo de empresas en 2020. Este aumento explica los buenos resultados del sector de tecnología, media y telecomunicaciones (TMT), que recibió entre enero y marzo más de 60.000 millones de euros de empresas que buscaban invertir en innovación, un 228,7% por encima del valor de operaciones registrado el año anterior.

Nuevos protagonistas

En medio de la recuperación de las operaciones de M&A, han brotado otros sectores como el de alimentación, protagonista de la adaptación de los hogares al nuevo mundo covid. “En la reapertura de los mercados estamos viendo que, aunque la gente está empezando a consumir fuera de casa, las tasas de consumo en los hogares siguen siendo mucho más altas que en el momento previo a la pandemia”, explica Luis Guerricagoitia, director sénior del área corporativo financiero de LLYC, quien afirma que la crisis sanitaria ha acelerado el modelo de negocio del sector alimentación.

Una muestra de esta tendencia en este año ha sido la adquisición de Copesco & Sefrisa por parte de Angulas Aguinaga, la compañía de alimentación a la que entró el fondo PAI a finales de 2020, con una participación del 50,1%. Así, el movimiento en la compra de la marca líder en ahumados, bacalao refrigerado y huevas de pescado en el mercado español forma parte del Plan Estratégico 2020-2025 con el que Angulas Aguinaga prevé convertirse en multinacional de alimentación, según anunció la compañía en marzo, una visión que abre la posibilidad a futuras adquisiciones.

En este sentido, Guerricagoitia señala que muchos de los movimientos corporativos de este año responden más a un interés de crecimiento ante la disponibilidad de “negocios interesantes” en el mercado que a procesos de reestructuración financiera, a pesar del impacto económico que ha producido la covid en algunos sectores como el turístico.

Pero los expertos reservan una de las mejores proyecciones de M&A para 2022 al sector de las energías renovables, un foco reforzado por la relevancia que ha ganado la inversión en fondos sostenibles, con criterios ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo).

“Hace cinco o seis años, cuando el private equity invertía en una compañía, se fijaba sobre todo en criterios racionales financieros y no se miraba de forma tan estrecha los criterios ASG. Ahora, son una palanca que valoran todos los inversores”, asegura Guerricagoitia, para quien el debut de Acciona Energía en Bolsa el pasado julio, con una subida del 7,3% en su primer día, capitalizó el despegue del interés en las energías renovables en España.

Y así lo confirman los movimientos corporativos de este año. De acuerdo con las estadísticas de Dealogic, el sector de energías y servicios públicos lidera el top 10 del volumen de fusiones y adquisiciones en 2021, con un 26,1% del total de operaciones, y un importe de 16.724 millones de dólares (unos 14.200 millones de euros).

Primavera con abundancia de liquidez

Las empresas de tecnología, alimentación y energías renovables en España viven su primavera en un entorno marcado, según los expertos, por los precios competitivos de los activos españoles frente al resto del mercado europeo, así como por el exceso de liquidez. Al buen pronóstico, se sumarán los Fondos Next Generation, de la Unión Europea, una inyección de 140.000 millones de euros que, de acuerdo con Eduard Gellida, socio de financial advisory de la consultora Grant Thornton, favorecerá a las compañías que abanderen la digitalización, el cuidado del medio ambiente y la mejora de la industria agroalimentaria en el mundo rural.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción