Marc Márquez y Lucía Rivera rompen su relación

El piloto y la modelo llevaban saliendo juntos alrededor de un año y medio

Marc Marquez y Lucia Rivera, en noviembre en Valencia.
Marc Marquez y Lucia Rivera, en noviembre en Valencia.GTRESONLINE (Rafa / Cordon Press / Cordon Pr)

Marc Márquez y Lucía Rivera ya no son pareja. El piloto, que acaba de cumplir 27 años, y la modelo, de 21, han roto su relación, que duraba ya alrededor de año y medio, este pasado fin de semana. Así lo ha podido saber en exclusiva EL PAÍS.

Lucía Rivera y Marc Márquez escondieron su relación durante los primeros meses de 2019, cuando se supo que estaban juntos. Sin embargo, fue una foto de los dos en junio del año pasado, tras ganar él el Gran Premio de Cataluña, la que confirmó un romance que era ya un secreto a voces. "Felicidades al mejor. Sigue haciendo tan feliz a los tuyos”, escribía ella en una fotografía que subió a sus Stories de Instagram y que captaba el instante antes de que la pareja se besase. Además, también colgó varios vídeos del piloto en el podio de Montmeló.

Su puesta de largo como pareja consolidada tuvo lugar el pasado noviembre. Entonces, Rivera y Márquez se dejaron ver juntos en la ceremonia de los FIM Awards, donde se juntaron todos los ganadores de la jornada del Gran Premio de Valencia de MotoGP. Rivera ya había acompañado durante el fin de semana al piloto en Cheste, y con ella habían estado su madre, la modelo Blanca Romero, y su hermano pequeño, Martín, de siete años.

Márquez es uno de los deportistas más conocidos de España. Ha ganado ocho títulos del Campeonato del Mundo de Motociclismo en tres categorías diferentes. El joven vive en Cervera, un pueblo de 9.000 habitantes cerca de Barcelona, donde todavía reside con sus padres aunque ya se está construyendo su propia casa.

Mientras, Rivera es una de las modelos más conocidas del panorama. Famosa desde la cuna, lleva casi un lustro desfilando y protagonizando portadas y campañas de publicidad. Se crió en Gijón junto a sus abuelos y lejos de su madre, la modelo y actriz Blanca Romero. Lucía Rivera creció sin padre biológico y la adoptó quien fue marido de su madre, el torero Cayetano Rivera, de quien toma el apellido y a quien ella, pese al posterior divorcio de la pareja, sigue llamando padre.

“Siempre piensan que soy una flipada", contaba Rivera Romero a este diario el pasado septiembre. "Pero no. Vengo de un ambiente normal, no estudié en Nueva York ni fui a un internado a Suiza. Me crié con mis abuelos, que vienen de la mina, en Asturias, en una casa humilde y normal”, relataba entonces. Para ella, la cuestión de ser “novia de” estaba condicionando su carrera. “Ven mi trabajo como algo fácil. Y no es fácil, de verdad, no es nada fácil”, explicaba. “Al revés, al revés. Las marcas no piden gente protagonista, quieren ser ellas protagonistas, y lo entiendo. Por eso somos maniquís. En América a lo mejor sería una Kendall Jenner, pero aquí no”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS