Una científica avala los controvertidos consejos de Gwyneth Paltrow

Gerda Endemann asegura que muchas críticas a la empresa de bienestar Goop, propiedad de la actriz, son infundadas y solo buscan desprestigiarla

Gwyneth Paltrow, en una secuencia del programa 'The Goop Lab'.
Gwyneth Paltrow, en una secuencia del programa 'The Goop Lab'.©Netflix/Courtesy Everett Collection / Cordon Press

La actriz Gwyneth Paltrow tiene que enfrentarse a menudo a los cuestionados métodos de su empresa de salud y bienestar, Goop. En dicha web, que también tiene tiendas físicas y ahora una serie documental de Netfilx, vende productos, consejos y recomendaciones que prometen resultados con un cuestionado rigor científico. A lo largo de sus más de diez años de su existencia no han sido pocos los expertos y profesionales que han puesto en duda algunos de sus extravagantes métodos y artículos. Una doctora canadiense aseguró que la actriz practicaba pseudociencia peligrosa y terapias sin sentido; científicos de la Universidad de Cambridge han calificado de “irresponsables” y “peligrosos” sus consejos sobre dietas para “vivir con el peso mínimo”; una universidad de Carolina del Norte advirtió de que su receta de pollo podía dar salmonela; médicos españoles han desestimado la base científica de la utilización de enemas de café para desintoxicación del organismo y hace unos años tuvo que pagar una multa de 145.000 dólares por vender unos huevos vaginales cuyos efectos no eran los que anunciaba.

Paltrow resta importancia a las críticas y defiende que en Goop no se presentan verdades absolutas. Cuanto mayor es el escándalo, más crece el número de visitas a la web —alrededor de 2,5 millones al mes y mayoritariamente de mujeres— y sus congresos cada vez son más multitudinarios. Prueba de ese éxito son los resultados de la compañía, que acabó el ejercicio de 2018 superando lo 250 millones de dólares. Ahora, una científica que trabaja con la actriz ha salido en su defensa y, aunque admite que la empresa no es perfecta, todo lo que se publica se revisa a conciencia y con expertos.

“Soy científica y defensora de la ciencia. Y no odio Goop”, reconoce la bioquímica Gerda Endemann en una entrevista con la revista Undark. “No estoy diciendo que cada idea o producto que se ha publicado en Goop sea perfecto, pero creo que es divertido”, agrega esta investigadora que ha trabajado en el Instituto Tecnológico de Massachussetts y forma parte de la compañía de Paltrow desde mediados de 2018.

“Goop quería una mayor experiencia científica y un colega con el que trabajé hace un tiempo contactó conmigo hace un año y medio. Había pasado de ser una empresa muy pequeña con un cierto enfoque a expandirse más en productos de bienestar y querían tener una experiencia científica en sus ideas”, cuenta y explica su labor principal en la compañía de Paltrow. “Participo en el desarrollo de productos, pero principalmente en la justificación de reclamos: ayudar a las personas a comprender lo que es verdad, lo que no, lo que sabeos y lo que no”, dice Endemann.

La experta insiste en que Goop busca transparencia a la hora de proporcionar terapias alternativas y nuevas formas de pensamiento y explica que se están escribiendo artículos “basados en la ciencia que proporcionan información bien investigada sobre enfermedades y condiciones de salud”. “Lo que buscamos es ser ese mejor amigo, ese científico que desearías tener cuando, por ejemplo, tu padre puede desarrollar la enfermedad de Alzheimer”, explica.

Endemann asegura que debido al perfil público de Gwyneth Paltrow, la compañía se ha convertido en un “blanco fácil” de los críticos. “Me parece tan extraño que Goop sea tan molesto porque somos realmente mejores con respecto a nuestras afirmaciones que el 90% de las compañías que existen. Hay muchas compañías que venden productos y terapias descabelladas y que hacen afirmaciones escandalosas… Los ves constantemente. Y esto [Goop] no está en esa categoría, ni mucho menos”, insiste.

"Lo que he visto es a científicos tachando de locura cuando Gwyneth habla de dietas sin gluten. Y hay cada vez más evidencia científica de que las personas son intolerantes no solo al gluten, sino a otras proteínas en el trigo. Así que creo que muchas de esas críticas son simplemente infundadas e injustas”, culmina en defensa de su mentora.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS