El ducado de Adolfo Suárez tiene un heredero en camino

Alejandra Romero, que ostenta el título nobiliario de su abuelo el presidente de la Transición, espera su primer hijo que será depositario de esta distinción

Alejandra Romero, duquesa de Suárez.
Alejandra Romero, duquesa de Suárez.GETTY

Alejandra Romero lleva con orgullo el título de duquesa de Suárez desde hace seis años, cuando se resolvió el expediente por el cual heredaba la distinción que en su día el rey Juan Carlos otorgó al presidente de la Transición, Adolfo Suárez. La reforma en la ley que daba prevalencia al varón sobre la mujer hizo posible que la joven se convirtiera con tan solo 24 años en la nueva duquesa de Suárez, condición que lleva con orgullo pero con discreción. La aceptación del título supuso una ruptura con la familia de su madre que, con su tío Adolfo Suárez Illiana a la cabeza, intentó que no fuera ella quien se quedara con este honor. Unas fotos que publicará esta semana la revista ¡Hola! desvelan que Alejandra Romero espera su primer hijo, una noticia que ella no ha difundido ya que su deseo es llevar como hasta ahora una vida lo más anónima posible. El bebé en camino será en su día el heredero del título.

Adolfo Suárez y su esposa Amparo Illana presumieron siempre de tener una familia unida y feliz. Decían que ese era su mejor logro y el legado que deseaban dejar. Pero seis años después de la muerte del expresidente del Gobierno no queda nada de ese idílico clan. Suárez Illana ha roto del todo con su sobrina, Alejandra Romero, hija mayor de Mariam Suárez Illana, fallecida en 2004, a las 41 años de edad, tras una batalla sin cuartel contra el cáncer. Con él se han posicionado sus hermanos.

La familia escenificó hace dos años en la boda de la joven aristócrata el distanciamiento. Ninguno de los hijos de Suárez acudió al enlace celebrado en la exclusiva urbanización de Puerta de Hierro en Madrid y ninguna de las partes habló en público de la ausencia, pero en privado comentaron que las diferencias eran en esos momentos irreconciliables. La última vez que todos se dejaron ver en público fue precisamente en el entierro del expresidente. Tras esta aparición, Alejandra Romero regresó a su vida cotidiana y a su trabajo como jurista tras licenciarse en Derecho y Empresariales en ICADE. Eso sí, como hija mayor de la primogénita del duque de Suárez comenzó a tramitar el expediente para heredar el título que en su día el rey Juan Carlos otorgó a su abuelo.

Suárez Illana antes de fallecer su padre hizo gestiones para tratar de impedir que su sobrina heredara el ducado. En 2009, estando al frente de la Casa del Rey Alberto Aza, muy ligado a la familia Suárez, Adolfo hijo sondeó con el palacio de la Zarzuela la posibilidad de que fuera él quien heredara el título por considerar que era el más adecuado para representar el legado de su padre, pero no halló la respuesta que esperaba.

La nieta de Adolfo Suárez ahora tiene 30 años, tres más que su hermano. Es abogada, habla francés e inglés con fluidez. Comenzó a trabajar en el despacho Herbert Smith en el madrileño paseo de la Castellana. Se presentó a una selección de empleados sin desvelar a nadie su identidad, protegida por su primer apellido. Cuando alguno de sus tíos le ofreció ayuda, la rechazó.

El 21 de abril, la duquesa de Suárez se casó con Pedro Armas, un antiguo compañero de su colegio Nuestra Señora del Recuerdo. A la boda no asistió ningún miembro de su familia materna. La pareja ha vivido desde entonces en Singapur y en Francia.

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS