El amor maduro y discreto de Mick Jagger y la bailarina Melanie Hamrick

La pareja lleva seis años junta y tiene un hijo de cuatro. Ella ha dejado su trabajo en el American Ballet Theatre para vivir con el músico permanentemente

Mick Jagger y su pareja, la bailarina Melania Hamrick, en un hotel de Laguna Beach (California).
Mick Jagger y su pareja, la bailarina Melania Hamrick, en un hotel de Laguna Beach (California).gtresonline

Mick Jagger se ha casado dos veces y la leyenda cuenta que ha estado con 4.000 mujeres. Pero ahora el Rolling Stone vive, a los 76 años, una gran historia de amor con Melanie Hamrick, una estrella del ballet clásico. Llevan juntos desde 2014 pero apenas hay fotos de ellos. La suya es una relación tan discreta que en más de una ocasión se ha pensado que su relación ya había acabado. La última noticia que se conoce de la pareja es de esta misma semana, cuando la bailarina ha colgado unas fotografías ejercitándose en el castillo de Francia en el que se halla confinado el rockero durante la pandemia. Lo que demuestra que siguen unidos y felices con su niño de cuatro años, un calco de su famoso padre-

Melanie Hamrick, 44 años más joven que Jagger, dio la bienvenida a su primer hijo el 8 de diciembre de 2016, un niño llamado Deveraux Octavian Basil. La pareja y el hijo que tienen en común –el cantante tiene otros siete hijos reconocidos de otras relaciones– están actualmente confinados en Touraine donde el músico británico, de 76 años, posee el castillo de Fourchette. Hamrick, que ha cumplido 33 años, nació en Williamsburg, Virginia (Estados Unidos), donde fue a dos escuelas de baile antes de ingresar en la School of American Ballet.

Fue durante un viaje a Japón cuando la bailarina se encontró por casualidad con Mick Jagger, quien estaba en el país para una actuación. Hamrick estuvo en uno de sus conciertos junto a otras bailarinas de su compañía que luego fueron invitadas a pasar detrás del escenario para reunirse con los miembros del grupo. Jagger mantenía entonces una relación con la estilista y diseñadora de moda L’Wren Scott, quien se quitó la vida poco después de ser abandonada por el músico, que poco después de su ruptura comenzó a salir con la bailarina.

Melanie Hamrick no comparte fotografías de sus seres queridos en las redes sociales. Prefiere mantener su cuenta de Instagram solo para compartir imágenes centradas en el arte al que se dedica de forma profesional. Solo hizo una excepción con la revista de The New York Times después del nacimiento de su hijo para revelar que este último tenía “los genes” de sus padres explicando que le gustaba bailar y subir al escenario. “La sucesión está asegurada”, proclamó. Las pocas imágenes que hay del pequeño confirman además que es un calco físico de su famoso padre.

La otra ocasión en la que la bailarina habló de su relación fue en una entrevista para la revista You en octubre de 2018. Hamrick describió a Jagger como “el padre más increíble, maravilloso y cariñoso”, y aseguró que estaban criando a su hijo juntos: “Siento como si tuviera más apoyo de él que el que algunas de mis amigas casadas reciben de sus maridos. Con WhatsApp, FaceTime y las redes sociales, ahora es posible mantener una relación estrecha incluso a larga distancia. Creo que las normas de las relaciones han cambiado. O tal vez es que yo soy muy moderna e independiente”. Sobre la fama de mujeriego de Jagger añadía: “Me siento muy segura en mi relación. Siempre habrá rumores en los periódicos, pero sé lo que tenemos Mick y yo, así que no les presto atención”.

Melanie Hamrick ha sido una estrella innegable en el cuerpo de ballet del American Ballet Theatre durante los últimos 15 años, hasta que lo abandonó el año pasado para estar con el músico. Su precisión técnica, combinada con su calidad a la hora de dibujar cada paso la hizo sobresalir. Hace un año hizo su última reverencia con la compañía en Balanchine’s Theme and Variations. “Siempre he estado calmada, pero esta temporada de otoño he estado bastante nerviosa”, explicó horas antes de su adiós. “Quiero aprovechar cada momento y realmente disfrutarlo. Me emocioné bastante a principios de esta semana porque voy a extrañar a mis amigos”, contó entonces. Y agregó: “Estoy emocionada por el próximo capítulo”.

Ese próximo capítulo incluía pasar más tiempo con su compañero y su hijo. Pero no se ´trata de una retirada completa del baile. Hamrick tiene interés en crear su propio trabajo, e hizo su debut coreográfico a principios de este año con Porte Rouge. La pieza, que contó con la música de los Rolling Stones, se estrenó en Rusia en el Taller Creativo de Jóvenes Coreógrafos del Teatro Mariinsky y más tarde en la Gala Stars of Today Meet the Stars of Tomorrow del Gran Premio Youth America. “Me divertí mucho con ese proceso y estoy ansiosa por trabajar en la coreografía y desarrollar nuevas ideas”, manifestó en unas declaraciones. “Disfruto bailando. Comencé a tomar clases de baile contemporáneo y de hip-hop el año pasado. Nunca quiero dejar de bailar”, añadió. Una actividad que es precisamente el objeto de las últimas imágenes que hay de ella durante su confinamiento en Francia. Eso sí, sin rastro de Jagger.

El cantante tiene ocho hijos con cinco mujeres distintas (Karis, con Marsha Hunt; Jade, con Bianca Jagger; Elizabeth, James, Georgia May y Gabriel, con Jerry Hall; Lucas, con Luciana Gimenez Morad; y Deveraux, con Melanie Hamrick), además de cinco nietos y una bisnieta, Ezra (nieta de Jade Jagger), que tiene casi tres años más que Deveraux, el último hijo de su famoso bisabuelo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS