Alessandro Lequio, de la ‘dolce vita’ al drama de perder un hijo

Llegó a España rodeado de una fama de conquistador. Su lista de relaciones es larga pero a punto de cumplir los 60 años afronta una etapa bien distinta marcada por la muerte de su hijo

Alessandro Lequio y María Palacios, durante el entierro de su hijo Álex.
Alessandro Lequio y María Palacios, durante el entierro de su hijo Álex.USG (GTRES)

Alessandro Lequio cumple 60 años el 17 de junio. Será un aniversario triste porque faltará su hijo Álex, fallecido el pasado día 13 de mayo en Barcelona a causa de un cáncer contra el que luchaba desde hace dos años. El conde, como se le conoce en ambientes de la vida social española, atraviesa un difícil momento por la muerte de su hijo, pero quienes le tratan a diario aseguran que hace tiempo que el aristócrata italiano nada tiene que ver con el que llegó hace casi 30 años a España para trabajar como empleado de Fiat acompañado de su entonces esposa, la modelo de Armani Antonia Dell´Atte. Atrás quedaron sus sonados romances, su fama de conquistador impenitente. Ahora solo se asoma a los medios como comentarista del corazón en El programa de Ana Rosa en Telecinco.

Suizo de cuna —nació en Laussana—, italiano por orígenes familiares, Lequio ha sido uno de los grandes conquistadores del panorama social español. Llegó a España junto a Antonia Dell’Atte con la que contrajo matrimonio en 1987, madre de su hijo Clemente y de la que se separó en 1991. La modelo, mucho más famosa entonces que el conde, contó que su matrimonio se rompió por la aparición de Ana Obregón. Ambas mujeres protagonizaron un enfrentamiento público que duró dos décadas. Ahora las dos mujeres mantienen una cordial relación tras firmar la paz por el bien de sus hijos.

Ana Obregón y Alessandro Lequio estuvieron poco más de cinco años juntos. De nuevo el conde fue infiel. Como la propia actriz ha contado en varias ocasiones, se enteró de la deslealtad por una portada de la revista ¡Hola!, el mismo día que tenía que salir a presentar el programa de Televisión Española ¿Qué apostamos?, uno de los más populares de ese momento. Álex, el hijo de la pareja, tenía entonces dos años. La mujer que se interpuso en la relación de Obregón y Lequio fue una azafata llamada Silvia Tinao, cuyo romance fue breve.

A partir de esa nueva ruptura se reactivó la faceta conquistadora de Lequio. Por su vida pasaron también Mar Flores, con la que apareció compartiendo cama en un reportaje fotográfico de Interviú que fue de los más sonados de la revista, ya que por entonces ella era la pareja oficial del empresario Fernando Fernández-Tapias. Aquello fue el final de su historia. Lequio siempre ha admitido que Mar Flores fue uno de sus grandes amores. Luego llegó la empresaria Sonia Moldes y se le relacionó con Eugenia Martínez de Irujo, con las modelos Maribel Sanz y Sofía Mazagatos, y con la periodista Susana Molina, reportera del programa de televisión Channel nº 4.

En 1999, Alessandro Lequio empezó una relación con la periodista María Palacios y el 15 de noviembre de 2008, la pareja contrajo matrimonio en la iglesia del antiguo monasterio de Santa María de la localidad segoviana de Sacramenia, tras superar una ruptura breve y la oposición de la familia de ella que recelaba de la fama de conquistador de él. El 17 de agosto de 2016 nacía Ginevra, la primera hija en común de la pareja. Los padrinos de la niña fueron Ana Rosa Quintana y Álex Lequio Jr. Meses antes del nacimiento de la pequeña, el aristócrata se enfrentó a la entonces concejal del PSOE en Los Yébenes, Olvido Hormigos, que aseguró haber tenido encuentros sexuales con él. Esta vez Lequio no lo dudó y puso a trabajar a sus abogados.

Lequio es ahora un hombre familiar que logró unir a sus tres hijos. Clemente, que vive en Miami, Álex que estaba cerca de él en Madrid y la pequeña Ginevra. El conde siempre ha señalado que han sido las madres de sus niños quienes hicieron posible el reencuentro.

Alessandro Lequio, con la camiseta y la gorra de su hijo, en una gasolinera.
Alessandro Lequio, con la camiseta y la gorra de su hijo, en una gasolinera.Europa Press

Cuando estalló la enfermedad de Álex, Obregón y el conde mantenían una buena relación. Era habitual verles con su hijo celebrando los grandes momentos. La actriz contó que con María Palacios conformaban un nuevo estilo de familia. Obregón incluso estuvo en la boda del padre de su hijo y la periodista. Pero en este tiempo de batalla contra el cáncer hubo momentos duros en los que la actriz confesó haber echado en falta más apoyo de Lequio. La unión se fortaleció en la última fase de la enfermedad cuando el joven más les necesitaba.

Las últimas imágenes de la pareja son reflejo de su buena sintonía. Dos padres devastados que se ayudan a soportar el dolor. Lequio ya no es el hombre de la dolce vita. Los años y las pérdidas le han hecho evolucionar. Sus amigos cuentan que la muerte de su hijo le ha dejado deshecho física y anímicamente. También en estos días ha mostrado su faceta más sentimental al vestirse con la ropa de su hijo tras despedirse de él.

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS