Mel Gibson se enfrenta a acusaciones de antisemitismo y homofobia de Winona Ryder

‘Tú no eres un 'Oven Dodger', ¿verdad?”, le dijo a la actriz sobre la expresión para calificar de forma despectiva a los judíos que hace referencia a los hornos crematorios. Un representante del actor lo niega

Mel Gibson y Winona Ryder.
Mel Gibson y Winona Ryder.

Winona Ryder ha acusado a Mel Gibson de hacer comentarios homófobos y antisemitas hacia ella en el pasado. En una entrevista con The Sunday Times, la actriz de Stranger Things habló sobre distintos episodios de antisemitismo que ha sufrido en Hollywood a lo largo de su trayectoria y recordó un encuentro que tuvo con Gibson, quien ya ha sido acusado y condenado anteriormente por sus numerosas declaraciones de naturaleza discriminatoria. “Estábamos en una fiesta llena de gente y yo estaba con un buen amigo mío. Mel Gibson estaba fumando un cigarro, todos estábamos hablando y le dijo a mi amigo, que es gay, ‘Oh, espera, ¿voy a contraer el sida?”, recordó Ryder. “Y luego surgió algo sobre los judíos y él dijo: ‘Tú no eres un Oven Dodger, ¿verdad?”, contó la actriz sobre la expresión utilizada en inglés para calificar de forma despectiva a los judíos y que hace referencia a los hornos crematorios del Holocausto.

Aunque en la misma entrevista Ryder asegura que su compañero de profesión “trató” de disculparse con ella en ese momento, un portavoz de Gibson ha asegurado que esas acusaciones no son ciertas. “Es 100% falso. Ella mintió sobre eso hace más de una década y ahora lo está haciendo otra vez”, dijo un representante del actor a la revista Variety. “Ella miente. Él se acercó a ella hace muchos años para enfrentarse por sus mentiras y ella se negó a hablar con él”, añadió sobre la versión de Gibson.

No es la primera vez que Ryder acusa a Gibson de lo ocurrido. La actriz, que actualmente protagoniza La conjura contra América en HBO —cuyo papel es el de una mujer judía—, hizo estas mismas declaraciones sobre el actor en una entrevista con la revista GQ en 2010, que además indicó que el supuesto encontronazo ocurrió en una fiesta a mediados de los años 90. “Fue un momento raro y extraño. Yo estaba como ‘Mel Gibson es antisemita y homófobo’, pero nadie me creyó”, dijo entonces.

Pero la carrera de Mel Gibson ya se había visto perjudicada unos años antes por algunas declaraciones discriminatorias. En 2006, una grabación efectuada durante su detención por conducir bajo los efectos del alcohol que fue filtrada a la prensa inmortalizó al actor diciendo todo tipo de improperios antisemitas al agente de policía que le estaba arrestando. “¿Qué pasa, que eres judío? Los putos judíos sois los culpables de todas las guerras de la humanidad. Gibson fue acusado de conducir ebrio por delitos menores. No se declaró culpable y fue condenado a tres años de libertad condicional, pero este suceso marcó un antes y un después en su imagen pública. Dos años antes, en 2004, también se le acusó de dar una mala imagen de los judíos en la película que dirigió y protagonizó él mismo, La pasión de Cristo.

En 2012, el guionista Joe Eszterhas, conocido por su trabajo en películas como Instinto Básico y Showgirls, hizo pública una carta en la que acusaba al actor de abandonar un proyecto cinematográfico sobre la vida de Judas Macabeo, la que iba a ser la película con la que Gibson pediría disculpas a la comunidad judía, debido a su antisemitismo. “Creo que anunció el proyecto a bombo y platillo en un claro intento de desviar las constantes acusaciones de ser antijudío que le han perseguido y que han afectado a su carrera. […] He llegado a la conclusión de que la razón última por la que usted no hace Los Macabeos es la más fea posible: odia a los judíos”, escribió el guionista, quien vivió en primera persona cómo Mel Gibson destrozaba su casa porque el primer borrador del guión de dicha cinta no era de su agrado.

Los judíos no han sido las únicas dianas a las que ha disparado el ganador de un Oscar por Braveheart. Un comentario del estilo al que recuerda Ryder dirigido a su amigo homosexual hizo Gibson en una entrevista hace ya 30 años para este periódico durante la promoción de la película Hamlet (Franco Zeffirelli, 1990). “¿Quién va a pensar que con esta pinta soy gay? Yo no me presto a ese tipo de confusiones. ¿Sueno como un homosexual? ¿Hablo como ellos? ¿Me muevo como ellos?”, inquirió.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS