Andrea Duro, la metamorfosis de la ‘choni’ de ‘Física o Química’

La serie vuelve casi una década después con la actriz más consolidada, convertida en icono de estilo y famosa por sus romances con el futbolista Chicharito y su actual pareja, el modelo y actor Juan Betancourt

Andrea Duro, en un estreno en Madrid en noviembre de 2019.
Andrea Duro, en un estreno en Madrid en noviembre de 2019.Lalo Alvarez (GTRES)

Una fotografía de una simple claqueta de la primera secuencia de FoQ: El Reencuentro generó en unas cuatro horas más de 800 comentarios en Instagram. La encargada de subir dicha imagen fue Andrea Duro, que no salía de su asombro: “Es una locura”. La actriz, de 28 años, ha iniciado esta semana el rodaje de la secuela de la serie que la catapultó a la fama, Física o química, nueve años después de la emisión del último episodio tras siete temporadas en Antena 3. Este regreso a cargo de Atresmedia constará de dos capítulos que mostrarán cómo es actualmente la vida de los alumnos del instituto Zurbarán, ya rozando la treintena, y de sus profesores.

El nexo de unión entre todos los integrantes será la boda de Yoli, el personaje al que Duro dio vida. Hizo la audición con 15 años y cumplidos los 16 ya compartía plató con actores como Ana Milán, Joaquín Climent y Cecilia Freire. Aquella producción supuso una escuela para otros intérpretes que daban sus primeros pasos en la industria, como Úrsula Corberó, Angy Fernández, Javier Calvo y Maxi Iglesias. También para Duro, que se siente muy orgullosa de aquellos años. “Fue una época preciosa. También fue una época complicada de nuestras vidas porque éramos adolescentes, pero nos ha dado a muchos todo lo que somos ahora”, explica la actriz en una conversación telefónica con EL PAÍS mientras se traslada en taxi de un rodaje a un ensayo.

Cuando finalizó la serie, en 2011, experimentó la inquietud de quien cierra una larga e importante etapa: “Lloraba por las esquinas porque pensaba que nadie me iba a llamar. Sentí incertidumbre después de cuatro años de mi vida sin parar de trabajar. Nunca me había visto en esa situación”. Pero a los pocos días el director Javier Ruiz Caldera le ofreció participar en la película Promoción fantasma, junto a Raúl Arévalo y Sílvia Abril. Desde entonces ha encadenado un proyecto detrás de otro en teatro, cine y sobre todo televisión, como El secreto de Puente Viejo, Amar es para siempre y Velvet Colección. Ahora está abierta a cualquier propuesta: “Una de mis cosas pendientes era que tenía muchas ganas de un personaje en una peli de acción. Y ya lo he hecho [en Xtremo, todavía sin estrenar], entonces voy a dejar que me sorprenda la vida o ver qué se va despertando dentro de mí en este tiempo”. Lo que sí desea es un premio Goya, “pero ya casi de mayor”. “De mayor me refiero a muy mayor, ya cuando en realidad no sea por un personaje, sino por una carrera”, especifica.

Tras más de una década trabajando frente a las cámaras y subida a los escenarios, Duro no se arrepiente de nada. “Estoy muy orgullosa de mí misma y de lo que he conseguido. Mira que soy impaciente para unas cosas, pero para el trabajo soy bastante paciente y creo que las cosas van llegando”, comenta, aunque luego reconoce que a la Andrea más joven le hubiera recomendado: “Paga una estilista que te ayude un poco”. Entre risas cuenta que al comienzo de su carrera tenía poco gusto para la moda. Tampoco ayudaban las tendencias de la década de 2000. Su madre, que entonces ejercía como modista, intentaba contribuir confeccionándole algunos vestidos para los eventos. Pero era imposible, pues carecía de estilo. Al cabo de los años se concienció sobre la importancia de la imagen y le decía siempre a su mánager que le encantaría que la vistiera el estilista de Juana Acosta, Freddy Alonso. "Un día me llamó mi representante y me dijo: “No te lo vas a creer. He conocido al estilista de Juana Acosta y me dice que es posible vestirte”, recuerda la actriz, que lleva trabajando con él alrededor de una década.

Andrea Duro, en un estreno en 2008 y en los Goya en 2020.
Andrea Duro, en un estreno en 2008 y en los Goya en 2020.GTRESONLINE/CORDON PRESS

Ahora Duro es un icono de estilo, embajadora de la firma de joyas Pandora y un referente en citas como la gala de los Goya y el Festival de cine de Málaga. Muy lejos de la imagen que tanto la caracterizó de adolescente, cuando interpretaba a la choni de Física o química. Con el regreso de la serie y con algunas tendencias de la época ya extinguidas, su personaje se ha adaptado a los nuevos tiempos. “En apariencia física sigue teniendo algún trazo de ese chonismo. Pero la gente ya no se puede esperar una Yoli con lazos en la cabeza o pendientes de oro. Aparte de que es una moda que en 2020 ya no tenemos, por suerte”, expresa con cautela para no desvelar demasiados detalles del regreso.

Su célebre personaje se casa, pero Duro no piensa en bodas en este momento. “El tema del matrimonio no sé si es todavía para mí. Lo decidiré con el tiempo”, admite. Fue muy comentada su relación con Javier Chicharito Hernández, exjugador del Real Madrid, y actualmente sale con el modelo Juan Betancourt. Y aunque comparte en sus redes sociales multitud de instantáneas de ambos, la actriz prefiere no hablar con los medios de comunicación sobre su vida sentimental.

View this post on Instagram

A good man 🤎

A post shared by Andrea Duro 🌵🌵 (@andreaduro) on

El confinamiento lo ha pasado precisamente con él. Un encierro que le costó asumir durante la primera semana, pues apenas pisa su casa de Fuenlabrada (Madrid) por rodajes y viajes. Entonces aprovechó para leer, cocinar, ver series y películas, hacer más deporte y “recargar pilas”. También estudió inglés, su asignatura pendiente. Lo entiende a la perfección, pero a la hora de conversar le da miedo: “Me quedo como muy retraída. Mira que hablo, pero me da mucha rabia”. Intenta perfeccionar este idioma porque cree que es imprescindible hablarlo, no porque esté pensando en dar el salto a Hollywood. Aunque no lo descarta, de momento no es algo que esté rondando en su cabeza. “A mí me gusta mucho España, es mi casa. Me gustaría estar aquí y, la verdad, crear una carrera sólida en España”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS