J.K. Rowling, criticada de nuevo por su última novela con un villano travesti

La autora de la saga de Harry Potter, que este verano ha sido acusada de tránsfoba, vuelve a crear polémica por el protagonista de su nuevo libro, un asesino en serie que se viste de mujer para cometer sus crímenes

J. K. Rowling, en los premios Bafta celebrados en Londres en 2017.
J. K. Rowling, en los premios Bafta celebrados en Londres en 2017.Dominic Lipinski (PA Wire/PA Images / Cordon Press)

J.K. Rowling ha vuelto a ser el centro de todas las críticas por su última novela, Troubled Blood, en la que el villano es un asesino en serie que se viste de mujer para cometer sus crímenes. La trama ha dejado a un lado la ficción para convertirse en una gran discusión, especialmente a través de las redes sociales, donde los internautas han interpretado la sinopsis del libro de la autora de la saga de Harry Potter como un nuevo ataque a la comunidad transgénero.

Troubled Blood es la quinta novela de la serie de los thrillers policiales protagonizados por el detective Cormoran Strike que la autora J. K. Rowling escribe bajo el pseudónimo de Robert Galbraith. La elección de un villano travesti para esta última entrega de la saga ha hecho que medios británicos como The Telegraph reflexionen sobre una misma moraleja: “Nunca te fíes de un hombre con vestido”. Así lo considera la crítica realizada por Jake Kerridge, quien añade: “Uno solo se puede imaginar cómo reaccionarán los críticos de Rowling que ya están enfadados con su visión en cuestiones de transexualidad cuando lean este libro”. Las reacciones no se han hecho esperar y, a través de la etiqueta #RIPJKRowling tanto la defensa de la autora como las duras críticas hacia ella en las redes sociales se han sucedido a lo largo de estos días.

No es la primera vez que Rowling hace enfadar a la comunidad LGTBI y, especialmente, a la comunidad trans, pues el pasado junio tuiteó un artículo en el que se hablaba de las “personas que tienen la menstruación” y la autora comentaba irónicamente que deberían designarse como mujeres. Las palabras de Rowling fueron interpretadas por los usuarios de esta red social como discriminatorias hacia personas transgénero o de género no binario. Por ello, la autora recibió multitud de críticas que la calificaban con el término TERF, las siglas de trans-exclusionary radical feminist, con el que se describe a feministas radicales que excluyen al colectivo transexual de su movimiento.

Varias celebridades como Daniel Radcliffe o Emma Watson, los jóvenes actores que la autora catapultó a la fama gracias a sus personajes en Harry Potter, no dudaron en mostrar su contrariedad con los comentarios de Rowling. También lo hizo la actriz Cynthia Nixon. En una reciente conversación con The Independent, la intérprete que daba vida a Miranda en la serie Sexo en Nueva York, que se postuló como gobernadora de Nueva York y que tiene un hijo transgénero, ha lamentado las declaraciones de la escritora. “Fue realmente doloroso para él porque gran parte de su infancia ha estado ligada a Harry Potter”, dijo la actriz en referencia a cómo se sintió su hijo Samuel al descubrir la polémica que rodeaba a la autora de sus libros favoritos.

Las acusaciones de tránsfoba no son nuevas para Rowling. En 2018, la escritora dio Me gusta a un tuit que se refería a las mujeres transgénero como “hombres con vestidos”. Un portavoz de la escritora explicó al diario The Sun que se trató de un error propio de un “momento de torpeza y de una persona de mediana edad”. “No es la primera vez que ha marcado algo como favorito cuando sujeta mal el teléfono”, añadió. El pasado diciembre fue de nuevo duramente criticada al defender a Maya Forstater, una investigadora que fue despedida del Centro para el Desarrollo Global por escribir en su perfil de Twitter que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico. “Vístete como quieras. Llámate como quieras. Acuéstate con cualquier adulto de forma consentida. Vive tu vida lo mejor posible en paz y a salvo. ¿Pero obligar a las mujeres a dejar su trabajo por afirmar que el sexo es real?”, publicó Rowling en su cuenta.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS