El marido de Esperanza Aguirre sufre un ictus

Fernando Ramírez de Haro, de 70 años, superó el coronavirus la pasada primavera, igual que la expresidenta de la Comunidad de Madrid

Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro, en Madrid en marzo de 2019.
Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro, en Madrid en marzo de 2019.Victor J Blanco (GTRES)

Fernando Ramírez de Haro, esposo de la expresidenta de la Comunidad de Madrid con el Partido Popular, Esperanza Aguirre ha sufrido un ictus y su estado de salud es delicado, según informan fuentes familiares. Este nuevo percance de salud llega meses después de que el matrimonio cayera enfermo de coronavirus, lo que les obligó a estar unos días ingresados en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Tras su recuperación, la política confesó que fue muy duro.

La pareja contrajo matrimonio el 1 de septiembre de 1974. Fernando es hijo de Ignacio Ramírez de Haro y Pérez de Guzmán, conde de Bornos, Grande de España, y de Beatriz Valdés y Ozores, marquesa de Casa Valdés. En 1975, Fernando recibía el condado de Murillo, con grandeza de España, pero tras la ley de igualdad de sexos en la sucesión de títulos nobiliarios en 2006, el marido de Esperanza perdía el condado de Bornos en favor de su hermana mayor Beatriz. A pesar de esto, tras la muerte del padre de Fernando en 2010, la familia aceptó que se mantuviera el orden sucesorio tradicional, por lo que tanto él como Esperanza son condes de Bornos. El matrimonio tiene dos hijos, Fernando y Álvaro, y seis nietos.

Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro, en Madrid en 2017.
Esperanza Aguirre y Fernando Ramírez de Haro, en Madrid en 2017.GCH (GTRES)

Ramírez de Haro es un hombre muy discreto que siempre ha evitado tener un papel público pese a la notoriedad política de su esposa. Amante del campo y de los toros su vida siempre ha estado alejada de los focos. Aguirre siempre ha reconocido el papel de su esposo en su carrera y que sin su complicidad no podría haber hecho muchas de las cosas que ha logrado en su vida. Pero no siempre fue todo fácil. Aguirre ha reconocido en alguna ocasión que en su largo matrimonio tuvieron tres graves crisis que al final les hicieron más fuertes. Ramírez de Haro también fue una pieza fundamental de apoyo durante el cáncer que la expresidenta sufrió en 2011.

En 2016, Fernando fue elegido presidente del exclusivo Real Club Puerta de Hierro de Madrid aunque su ocupación principal ha sido siempre gestionar el importante patrimonio familiar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS