Skepta, el rapero y exnovio de Naomi Campbell que ha conquistado a Adele

El músico, con 15 años de carrera, ha colaborado con artistas como Diddy, Drake y Mick Jagger. La relación de la pareja se confirma un año después de que comenzara

Adele, en el programa 'Saturday Night Live'.
Adele, en el programa 'Saturday Night Live'.Instagram

Después de un año de sospechas, se ha confirmado que Adele, de 32 años, quien se separó de su marido y padre de su hijo el pasado septiembre, tiene una nueva relación con el rapero Skepta, de 38, a quien conoce desde hace varios años. “Ambos frecuentan los mismos círculos de Londres y ella se está divirtiendo”, cuenta a la revista People una fuente cercana a la pareja que añade: “Últimamente, las cosas entre ellos se han intensificado”.

Skepta, cuyo nombre real es Joseph Junior Adenuga Jr., es una de las estrellas más importantes de la escena del rap británico, con 15 años de carrera a sus espaldas. Ha colaborado con artistas como Diddy, Drake y Mick Jagger, con este último en una canción sobre el Brexit que tuvo un video protagonizado por el actor Luke Evans. Su álbum Konnichiwa de 2016 ganó el Premio Mercury Music al Álbum del Año, superando a artistas como David Bowie y Radiohead. Otro de sus logros ha sido liderar el festival de música Glastonbury en 2019. Ese mismo año realizó una amplia gira por Europa con una veintena de conciertos para presentar su último disco, Ignorance is Bliss, y participó por tercera vez en el Festival Sónar de Barcelona en julio de 2019.

El rapero Skepta, en París en 2019.
El rapero Skepta, en París en 2019.Marechal Aurore/ABACA (cordon)

El rapero tuvo una breve relación hace dos años con la modelo Naomi Campbell. Ambos llegaron a posar juntos en la revista GQ. Sin embargo, la pareja se separó después de conocer que él iba a tener un hijo con otra mujer. Desde finales de 2018, Skepta es padre de una niña llamada River de la que presume en sus redes sociales.

View this post on Instagram

Birthday Girl. Love you twin ⚖️ #2

A post shared by Skepta (@skeptagram) on

La relación entre el rapero y la cantante no es nueva, puesto que se conocen desde hace años. Tienen amigos en común y los dos son originarios de Tottenham, un barrio obrero al norte de Londres. “Adele y Skepta han estado cerca el uno del otro después de que ambos rompieran sus relaciones. Han creado un vínculo cercano y definitivamente hay una relación especial”, aseguraron fuentes cercanas a la pareja a The Sun en octubre del año pasado. “Están pasando cada vez más tiempo juntos y definitivamente hay una conexión especial”. Ahora es la revista estadounidense quien confirma el noviazgo, pese a que ninguno de los dos se ha pronunciado y, de hecho, la propia Adele sigue considerándose “soltera”, según ha escrito en su última publicación en Instagram.

Ya en 2016, ambos dejaron ver en sus redes sociales la amistad que les unía. La cantante colgó una imagen de Skepta en su cuenta de Instagram en cuyo pie de foto se leía “Tottenham Boy”, seguido de un corazón y de la palabra “Konnichiwa”, en referencia al disco del artista. Él retuiteó aquel mensaje, y poco después contó cómo le había impactado: “Ese día pensaba dejar la música, fue un momento muy complicado. Ella es como la señora de Tottenham”. Ese mismo año, el rapero le contó a la revista ES Magazine: “Adele me manda mensajes constantemente y me mantiene al tanto. Me cuenta qué tal le van las cosas”.

En septiembre de 2019, Adele solicitó el divorcio de su esposo Simon Konecki tras siete años de relación y, desde entonces, pasa mucho tiempo en Los Ángeles con su hijo Angelo, de ocho años. Alejada de los escenarios, la intérprete de Hello disfruta junto a sus amigas de Hollywood, como Jennifer Lawrence y Nicole Richie. El pasado abril obtuvo finalmente los papeles de divorcio.

En estos últimos meses, Adele ha acaparado la atención por causas muy alejadas a su trayectoria profesional. Primero por su separación, después por su incipiente noviazgo con el rapero y también por su pérdida de peso. A sus 32 años y con 45 kilos menos, la artista ha explicado en algunas entrevistas o en sus perfiles de las redes sociales que en este tiempo ha vivido una auténtica revolución. Ha dejado el alcohol, se ha centrado en su bienestar llevando una vida más sana y el resultado ha sido un cambio físico y también personal. De ello bromeó hace unos días en Saturday Nigh Live, en la que fue su primera aparición televisiva desde los premios Grammy de 2017. La cantante fue la presentadora por un día del exitoso formato y no quiso obviar su cambio físico. “Sé que estoy muy, muy diferente desde la última vez que me visteis”, reconoció mientras subía al escenario. “Pero en realidad, debido a todas las restricciones de Covid... tenía que viajar ligero y solo podía traer la mitad de mí. Y esta es la mitad que elegí”, bromeó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS