Lady Gaga canta para Biden y Trump la critica en el cierre de campaña electoral de EE UU

La diva del pop apareció en el último acto del candidato demócrata asegurando que esta votación “va más allá de la política, es una cuestión de personas”. El actual presidente la calificó de “activista”

Shallow es la canción que hace dos años, encumbró a Lady Gaga a lo más alto de las listas de éxitos y ventas. El tema era la banda sonora de la película Ha nacido una estrella, la nueva versión del clásico, que protagonizó junto a Bradley Cooper, quien a su vez era el director de la cinta. Una actuación que consiguió cambiar la imagen de Gaga y convertirla en mucho más que una cantante de pistas de baile. Por ello, Shallow ha sido el tema elegido por Gaga para el cierre de la campaña electoral del candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, para cuyos seguidores del estado clave que es Pensilvania ha actuado la neoyorquina.

La artista había aparecido poco antes, durante el acto en Pittsburgh, para dar un breve discurso en apoyo a los demócratas. Pero el plato fuerte llegó al final. Vestida con un pantalón negro y una sudadera blanca sobre la que estaba bordado el nombre del aspirante, “Joe”, dentro de un corazón, una rubísima Gaga se ha sentado ante un piano blanco para interpretar su gran éxito. “¡Hola a todos!”, saludaba al subir al escenario entre los vítores de los asistentes. “Todavía no vamos a celebrar nada porque necesito que todos votéis. ¿Vais a votar?”. Animando a los asistentes a alzar las manos, les preguntaba: “¿Quiénes amáis a Joe? ¿Y a Kamala?", en referencia también a la aspirante a vicepresidenta, Kamala Harris. “Está claro a quien amamos”, decía.

Una vez sentada al piano, Gaga se quitaba los guantes pese a que, explicaba, sabía que hacía mucho frío. “Guantes fuera, porque esto es una pelea”, decía. “Es una lucha por aquello en lo que creéis. Esta es una lucha por aquello por lo que alzáis la voz. ¿Sabéis qué? No es una cuestión de política. No es de rojos o de azules”, afirmaba, en referencia a los colores que representan a republicanos y demócratas, respectivamente. “Esto es una cuestión de personas. Es una cuestión de corazón. Y sé que la gente de Pensilvania —¿vivís aquí? Joe [Biden] es de aquí— tenéis mucho corazón”, aseguraba, entre aplausos.

Haciendo referencia al título de la canción que empezaba a tocar, Shallow, que significa superficial, poco profundo (tanto en sentido literal como figurado), Gaga afirmaba: “Esto no es algo superficial, gente”. “Voy a cantar esta canción con la esperanza de que todo el mundo pueda escucharme”, explicó, para interpretar el tema de la película y también la canción You and I, de su disco de 2011 Born this way. Entre una y otra, le decía a Biden, al que dice conocer de hace mucho tiempo: “Te necesitamos. Porque necesitamos a alguien que nos una a todos en este momento, tan importante. Tiene que quedar claro lo que este país necesita, mañana”.

Gaga incluso hizo un guiño personal, afirmando que ella había pasado temporadas de su vida en Lancaster, una de las principales ciudades de Pensilvania, de 60.000 habitantes. “¿Hay por aquí alguien de Lancaster? Yo estuve comprometida con un hombre de Lancaster, Pensilvania. Lo sé, lo sé, no funcionó”, decía con una sonrisa triste. “Le quise mucho, pero no funcionó. Pero todavía quiero a mi hombre de Pensilvania. ¡Quiero a Joe! ¡Joe es mi nuevo chico de Pensilvania!", gritaba Gaga ante los asistentes. Se refería a Taylor Kinney, con quien salió desde 2011. Se comprometieron en 2015 pero rompieron en verano de 2016. De hecho, durante la interpretación de la canción paró un momento para recordarle y decirle cuánto le quería.

Ella misma ya había anunciado a través de sus redes sociales su apoyo al candidato demócrata y había anticipado esta actuación. No era ninguna sorpresa: la intención era congregar a votantes y curiosos. Lo anunció colgando una fotografía de ella junto a Biden y portando una mascarilla donde se leía la palabra “Vote”, votad.

Donald Trump no dejó pasar la oportunidad para atacar a la diva del pop, con amenazas veladas hacia ella. “Así que ahora tiene a Lady Gaga”, decía el aún presidente en referencia a su rival en las urnas. “Os podría contar muchas historias, historias de Lady Gaga, me sé muchas cosas sobre Lady Gaga". Un comunicado de su director de comunicaciones afirmaba que Gaga era “una activista contra el fracking”, la extracción de petróleo mediante fracturación hidráulica. La cuestión divide a Biden y Trump y salió a relucir en el último debate electoral.

“Nada expone el desdén de Biden de los trabajadores olvidados de Pensilvania como el hecho de hacer campaña con la activista antifracking que es Lady Gaga”, decía Tim Murtaugh en un tuit el pasado domingo. “Este esfuerzo desesperado por generar entusiasmo es en realidad una viga en el ojo para 600.000 habitantes del estado que trabajan en la industria del fracking”. Gaga, por su parte, dio entonces la callada por respuesta, explicando la emoción que le suponía cantar en Pensilvania: “Hablemos de cómo estará EE UU con un presidente más amable. Necesitamos cada voto. Estoy con Biden”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción