The Weeknd cantará en el intermedio de la Super Bowl 2021

El músico canadiense sigue así la estela de Shakira y Jennifer Lopez, que actuaron el año pasado, y de otros artistas como Lady Gaga, Maroon 5 o Beyoncé

The Weeknd, en el festival de cine de Toronto en septiembre de 2019.
The Weeknd, en el festival de cine de Toronto en septiembre de 2019.MARK BLINCH (Reuters)

En un 2020 en el que todo es muy distinto a años anteriores, el jueves por la noche la noticia saltaba casi por sorpresa. Pocos tenían en su cabeza en ese momento la Super Bowl, uno de los principales espectáculos deportivos. Pero el mundo sigue girando y el próximo 7 de febrero, en principio, se celebrará esta final nacional del campeonato de EE UU de fútbol americano. Y ya se ha elegido a quién cantará en su muy observado espectáculo de su intermedio: el artista The Weeknd.

El músico canadiense, conocido por temas como Blinding Lights, Starboy o The Hills, anunció la noticia a través de su perfil de Instagram, donde acumula más de 25 millones de seguidores, pero no dio más detalles del mismo ni lanzó ningún mensaje. Sí que colgó, en sus Stories, una declaración del músico Jay Z, que es a su vez el fundador de la compañía discográfica Roc Nation. “The Weeknd se guía por un sonido que es solo suyo. Su conmovedora singularidad ha definido a una nueva generación de cosas grandes en el mundo de la música y de los artistas”, explica Jay Z, que continúa. “Estamos ante un momento extraordinario en nuestro mundo y este próximo espectáculo del intermedio de la Super Bowl va a ser una experiencia extraordinaria con un intérpretes extraordinario”.

El músico sigue así la estela de los mejores artistas de su tiempo, que han cantado en ese espectáculo desde mediados de la década de los años sesenta. Al principio eran las bandas sinfónicas y las orquestas de escuelas secundarias y universidades de Arizona o Florida quienes amenizaban al público mientras los equipos que se enfrentaban por ganar la liga se tomaban un descanso. Pero dado el éxito de la música, los organizadores vieron rápido una oportunidad de lucimiento para grandes músicos, y por supuesto las empresas vieron un nicho en el que anunciarse y tener una enorme exposición; de hecho, ahora la actuación está directamente patrocinada por Pepsi, por ejemplo.

Así que en 1972, solo cinco años después de empezar a celebrarse este espectáculo, Ella Fitzgerald ya cantó en él. La siguieron más bandas y cantantes, y sobre todo grandes nombres a partir de mediados de los años noventa, cuando desde Michael Jackson a Tony Bennett, Diana Ross o Stevie Wonder actuaron en él. Desde el 2000 el espectáculo se profesionalizó y el simple anuncio de quién aparecería en ese codiciado espacio ya creaba expectativas. En los últimos 20 años han pasado por su escenario los Rolling Stones, Beyoncé, Bruce Springsteen, Lady Gaga, Prince, Madonna, Coldplay, Katy Perry, U2 o, el año pasado, el dúo formado por Shakira y Jennifer Lopez.

The Weeknd será en 2021 el encargado de seguir esta tradición musical, esta vez en el Estadio Raymond James de Florida. Todo un hito para el cantante canadiense de 30 años, de nombre real Abel Makkonen Tesfaye, que lleva una década de carrera, aunque empezó a despegar en 2013, cuando lanzó su primer álbum de estudio, Kiss Land, y sobre todo en 2015, con el disco Beauty Behind the Madness. A partir de ahí llegaron los premios y los reconocimientos, como tres Grammy o nueve Billboard. Uno de sus grandes hitos fue la nominación al Oscar en 2016 por el tema Earned It de la película Cincuenta sombras de Grey, aunque perdió contra Sam Smith por Spectre.

The Weeknd es un triunfador, pero también un hombre discreto. No es dado a hablar de su vida privada ni a conceder entrevistas. De padres etíopes emigrados a Canadá, se fue muy pronto de casa para buscarse la vida, vendiendo marihuana y robando en supermercados para alimentarse. Sabe lo que es meterse en líos: tras pegar a un policía en Las Vegas, fue detenido y condenado a 50 horas de servicio comunitario.

Su vida amorosa también le ha llevado a las revistas y tabloides. En 2015 salió con la modelo Bella Hadid y juntos acudieron a la alfombra roja de los Grammy al año siguiente. Poco después cortaron por supuestas incompatibilidades, pero enseguida se supo que él mantenía una relación con Selena Gomez, que duró algo menos de un año. Su momento más famoso e incómodo llegó a finales de 2016, cuando actuó durante el desfile de Victoria’s Secret en el que también ejercía de modelo Bella Hadid, con quien acababa de cortar y le dedicó una gélida mirada. Sin embargo, tras el corto romance con Gomez, volvieron a salir juntos pocos meses después. Ahora no está claro si su relación continúa o no. Todo en la estela de secretismo del canadiense.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS