Famosos

Los hombres más sexis ya no son solo blancos

La elección de Michael B. Jordan como el más atractivo del mundo confirma la tendencia de que la belleza no entiende de razas, aunque se trate de un hecho reciente y todavía por normalizar

Los actores Idris Elba, Michael B. Jordan y Denzel Washington.
Los actores Idris Elba, Michael B. Jordan y Denzel Washington.Cordon

Hace casi 30 años una portada de una revista para adolescentes protagonizada por Michael Jordan y Naomi Campbell proclamaba: “Lo negro es bello”. Fue en 1992, y tanto el jugador de baloncesto como la modelo negra más exitosos de todos los tiempos marcaban un hito en un mundo, el de la moda y la publicidad, donde las personas de otras razas no tenían apenas cabida. Hace una semana la revista People publicaba su lista de los hombres más sexis, y el actor Michael B. Jordan la encabezaba. El hombre más atractivo del mundo es negro. Un honor que en otros tiempos ostentaron celebridades masculinas como Mel Gibson, que inauguró esta lista en 1985, Tom Cruise, Patrick Swayze o Keanu Reeves. Un título que una vez fue otorgado a una pareja, la formada por Richard Gere y Cindy Crawford, en 1993, pero que siempre se daba a famosos blancos. Eso ha cambiado, y en los tiempos del Black Lives Matter el Brad Pitt del momento (Pitt fue elegido en 1995) es un afroamericano que protagoniza taquillazos como Creed o Black Panther. Sin embargo, el intérprete, de 33 años, no ha sido el primero, e ilustres afroamericanos de Hollywood fueron los que abrieron un camino aún muy corto. No han faltado las críticas a la revista por cumplir con lo políticamente correcto. Otros, en cambio, echan de menos en la lista a otros afroamericanos y a hombres de otras razas, como asiáticos o de ascendencia árabe, así como gais.

Michael B. Jordan ha confirmado con su flamante título de “hombre vivo más sexy del mundo” una tendencia que se viene repitiendo en una distinción que puede parecer superficial pero que sirve de termómetro de cuestiones sociales, culturales y hasta políticas. Es el cuarto afroamericano en los últimos cinco años en encabezar el ranking, pero en 32 ediciones solo ha habido cinco hombres negros en ser galardonados. El actor ha sucedido al cantante John Legend, ganador en 2019, y a otro intérprete, Idris Elba, que fue el más sexy en 2018. Dos años antes, el rotundo Dwayne The Rock Johnson fue el primero de la lista. Pero desde 2016 hacia atrás, hay que remontarse nada menos que 20 años para encontrar al último hombre negro en conseguirlo. Fue Denzel Washington en 1996, un galán que no solo rompió la barrera racial en las listas de los más atractivos, sino también en la gran pantalla con papeles aclamados por la crítica normalmente interpretados por blancos, como el del abogado de Tom Hanks en Filadelfia. Tras 11 años de referentes de belleza masculina blancos, People apostó finalmente por la diversidad.

Drake, Jesse Williams y Mahershala Ali.
Drake, Jesse Williams y Mahershala Ali.Cordon

En tiempos de Denzel Washington estas estrellas globales se contaban con los dedos de la mano. Junto a él triunfaba Will Smith y el resto de los famosos negros quedaban ceñidos al deporte o a la música rap. Hoy acompañan a Michael B. Jordan o a Idris Elba algunos de los actores más cotizados como John Boyega o Mahershala Ali.

En la industria musical, los hombres más exitosos que ha exportado Norteamérica en este siglo son afroamericanos. Los números de Kanye West, Drake, 50 Cent o P. Diddy demuestran que algo ha cambiado. Un salto en el camino a la igualdad impulsado por los ocho años de presidencia de Barack Obama y que ahora, con el movimiento Black Lives Matter y la victoria de Joe Biden parece dar un paso más. Varias webs en Estados Unidos han publicado encuestas preguntando qué otros negros populares deberían ganar el título de hombre más sexy, y el resultado ha ofrecido nombres como el de Michael Ealy (Fast and Furious), Jesse Williams (Anatomía de Grey), John David Washington (Infiltrado en el KKKlan), Drake o el propio expresidente Obama. Algunos de ellos son mestizos, prueba de que la reclamación del público no se ciñe a una mayor presencia de rostros afroamericanos sino también de otras etnias y tendencias sexuales.

Curiosamente el ganador de 2020 es una celebridad muy comprometida con la cuestión racial en Estados Unidos. Michael B. Jordan ha estado centrado, especialmente durante los meses más duros de la pandemia, en participar en obras sociales enfocadas a la población más vulnerable. Se unió a la compañía GOAT para recaudar fondos para una organización sin ánimo de lucro que promueve la vida saludable y el bienestar entre las mujeres y niñas afroamericanas.

La intención de Jordan es influir para que cambie la narrativa sobre el racismo en la industria del cine. Este verano participó en una acción de la ONG Color of Change para de algún modo entrenar a los grandes ejecutivos de Hollywood en cuestiones como la sensibilidad para tratar a los distintos grupos raciales y sus realidades y que, por ejemplo, los personajes negros se representen de una forma auténtica. Con ese contexto no parece que su elección como hombre más sexy se haya debido únicamente a su aspecto físico. De hecho, el director de People declaró en televisión que el criterio de la revista incluye la personalidad tanto como el atractivo sexual.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50