Famosos

El pueblo de Elsa Pataky y Chris Hemsworth en Australia se convierte en el Hollywood 2.0

Entre los nuevos residentes de Byron Bay, una localidad costera de 9.000 habitantes, hay otros famosos actores como Nicole Kidman, Natalie Portman, Sacha Baron Cohen y Zac Efron

Elsa Pataky y Chris Hemsworth, en Byron Bay (Australia).
Elsa Pataky y Chris Hemsworth, en Byron Bay (Australia).Instagram

La pareja de Hollywood formada por la española Elsa Pataky y el australiano Chris Hemsworth fue la primera que se mudó a Byron Bay, una pequeña localidad costera de unos 9.000 habitantes en el Estado de Nueva Gales del Sur, en Australia. Fue en 2014 cuando dejaron el bullicio de Los Ángeles para disfrutar de una vida más relajada en este paraíso que combina montañas subtropicales con playas idílicas donde surfear y practicar submarinismo. Aunque los imponentes paisajes de Byron Bay se han convertido en el fondo permanente de sus prolíficas cuentas en Instagram, los dos actores poco se imaginaban entonces que su experiencia serviría de inspiración para muchas otras celebridades en el mundo del cine.

Nicole Kidman, Zac Efron, Natalie Portman, Sacha Baron Cohen o Melissa McCarthy son algunos de los famosos que se han mudado de forma temporal o definitiva a Byron Bay el año pasado, no solo por sus magníficas vistas, sino sobre todo porque Australia es uno de los países donde mejor se ha controlado la covid (con un total de 909 fallecidos entre sus 25 millones de habitantes). Estos nuevos residentes tienen unos presupuestos tan holgados que su llegada ha desencadenado una subida del precio de la vivienda en Byron Bay y los pueblos colindantes. Se ha bautizado la zona como “Hollywood 2.0” y los agentes inmobiliarios están maravillados con la explosión de interés que han registrado, con casas que se compran sin ser vistas o con inspecciones a través de Zoom, la aplicación de llamadas y reuniones virtuales. El valor medio de una propiedad en Byron Bay es ahora de 1,44 millones de dólares australianos (900.000 euros), un incremento de más del 22% respecto al año pasado. Son los mismos precios que se pueden encontrar en los barrios mejores de ciudades como Sídney o Melbourne.

El turismo se empezó a desarrollar en Byron Bay en el año 1980 y el valor de las casas y las residencias vacacionales ha ido subiendo de forma consistente, pero nunca hasta ahora a precios tan exclusivos. El pasado diciembre, el actor estadounidense Mark Wahlberg recibió el permiso del Gobierno australiano para cumplir la cuarentena obligatoria por la covid en Byron Bay en vez de los hoteles oficiales en Sídney. El alojamiento de lujo que escogió Wahlberg para confinarse tiene un precio mínimo de 1.500 euros por noche. De forma similar, la también actriz estadounidense Melissa McCarty se mudó con su familia a la localidad en agosto y según Daily Mail se ha gastado más de 22.000 euros a la semana en el alquiler de una mansión de varios pisos con una piscina infinita, cerca de una de las playas más bonitas de Australia. En ambos casos se trata de traslados temporales, ya que los dos actores están filmando sus últimos proyectos en este país.

Aunque la llegada de estrellas de Hollywood está cambiando definitivamente el paisaje de Byron Bay y convirtiéndolo en inasequible para gran parte de sus residentes tradicionales, se trata de la mejor noticia para el Gobierno australiano. Melissa McCarthy ha participado en la última producción televisiva de la actriz australiana Nicole Kidman, Nine Perfect Strangers, que a finales de diciembre se terminó de filmar cerca de la localidad de Pataky. El rodaje de la producción no solo ha conllevado una inyección de capital y mano de obra para la industria cinematográfica australiana, sino que además ha supuesto el alquiler de 60 viviendas en Byron Bay, incluida la de Nicole Kidman y su marido Keith Urban.

Kidman y Chris Hemsworth se están convirtiendo en embajadores del turismo y el cine australiano con esfuerzos para atraer a otras estrellas de Hollywood. Con la ayuda de los generosos incentivos aprobados por el Gobierno de Canberra, Hemsworth consiguió que sus dos últimas producciones para Netflix trasladasen en 2020 su rodaje a Australia. El actor siempre ha mostrado su preferencia de trabajar cerca de casa para pasar el máximo tiempo junto a su esposa y sus tres hijos, India Rose, de ocho años, y los gemelos Sasha y Tristán, de seis años. Cuando en diciembre la pareja celebró su décimo aniversario de boda, el australiano escribió en Instagram: “Estoy ansioso para conocer los avances de la ciencia y la medicina moderna para disfrutar de 200 años más”. Gracias a él está previsto que el rodaje de la próxima entrega de Thor empiece este mismo mes en Sídney. El equipo de la película hace semanas que se ha trasladado a Australia, entre ellos la heroína Natalie Portman y el nuevo villano Christian Bale.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50