Romeo Beckham

La factoría Beckham expande su negocio gracias a los más jóvenes de la familia

Romeo, de 18 años, posa para la portada de una prestigiosa revista, mientras que Cruz, de 15, triunfa en las redes sociales donde vende ropa de marca

David Beckham, con sus hijos (de izquierda a derecha) Romeo, Cruz y Harper, en un desfile de Victoria Beckham en Londres en febrero de 2020.
David Beckham, con sus hijos (de izquierda a derecha) Romeo, Cruz y Harper, en un desfile de Victoria Beckham en Londres en febrero de 2020.HENRY NICHOLLS / Reuters

“Orgullo” es la palabra que más repiten David y Victoria Beckham los últimos días para referirse a Romeo, el segundo de sus cuatro hijos. El motivo de esa profunda satisfacción es uno: el joven, de 18 años, protagoniza este mes por primera vez una portada de una importante revista de moda.

En este caso Romeo Beckham se ha convertido en la estrella de la edición masculina de Vogue en Italia, L’Uomo Vogue, para la que posa como único ocupante de su página principal y para la que ha sido fotografiado por el prestigioso dúo fotográfico formado por Mert Alas y Marcus Piggott. El joven de 18 años es el protagonista de su número de febrero, que saldrá a la venta el 22 de enero, pero cuyas imágenes ya han mostrado tanto los perfiles de sus padres como el suyo mismo o el de la publicación.

Aunque ya había hecho de modelo para la británica Burberry, ahora Romeo se convierte en estrella de la portada de una de las publicaciones más importantes del sector, lo que supone todo un salto de calidad. Para la ocasión, Romeo viste ropa de grandes marcas como Prada, Fendi o Yves Saint Laurent y se ha teñido el pelo de rubio platino. Los felices padres del joven han alabado su trabajo y la publicación en sus respectivas cuentas de Instagram, la del futbolista y empresario con más de 65 millones de seguidores y la de la diseñadora y ex Spice Girl con cerca de 30. También Romeo, con tres millones de seguidores, ha recibido alabanzas y muestras de cariño.

Si bien Brooklyn, por ser el mayor y más mediático, y Harper, por ser la pequeña y única niña de la familia, parecían haberse convertido en los mayores exponentes de la nueva generación de los Beckham, ha llegado el momento de Romeo. A sus 18 años, juega en el Inter de Miami, el equipo que su padre ha creado y gestiona en la ciudad de Florida, EE UU. Además, le gusta tanto el tenis que sus padres construyeron una pista en su mansión y se ha entrenado en la academia de Rafa Nadal. Muy unido a su familia, con la que aparece con frecuencia en sus redes, también se le conoce ya una novia, la joven modelo Mia (llamada Mimi) Moocher, también británica de 18 años. Su relación es pública y ha hecho que la joven pase de tener unos 8.000 seguidores en septiembre de 2019 a más de 300.000 en enero de 2021. Su carrera está en pleno despegue y ha protagonizado campañas para firmas como la filial más juvenil de Inditex, la española Bershka. Es habitual ver a Moocher con los Beckham, ya sea en los desfiles de Victoria, en algún viaje con Romeo o junto a la pequeña Harper.

También parece que el tercero de los hijos de los Beckham, Cruz, empieza a reclamar su espacio. El chico apenas tiene 15 años y ya acumula más de 1,8 millones de seguidores en su perfil de Instagram, donde muestra sus aficiones, que van desde el baloncesto hasta la música —toca la guitarra y el piano—. Estos días la polémica le rodea porque, en una página de compraventa de artículos de moda y de lujo, el joven habría puesto a la venta una sudadera de alta gama, una prenda de moda exclusiva (tanto que no llegó a salir a la venta para el público) realizada por una colaboración entre las marcas Louis Vuitton y Supreme y, según la publicación francesa Madame Figaro, la habría sacado por un precio de venta de 45.000 euros. Al parecer la prenda, que habría sido un regalo del propio diseñador en 2017, podría llegar a alcanzar los 150.000 euros. Cruz ha sido criticado por poner a la venta un regalo.

Los jóvenes Romeo y Cruz parecen asegurar un claro relevo en el mundo de la moda, las artes y el fútbol. También su hermano mayor, Brooklyn, ha dejado clara su presencia durante los últimos años, convertido en todo un personaje protagonista de fiestas y de portadas de revistas. El pasado marzo, cuando cumplió los 21 años, sus padres organizaron para él una fiesta valorada en más de 100.000 euros. En verano se comprometió con Nicola Peltz, actriz y modelo nacida en el seno de una rica y poderosa familia judía, cuyo padre posee una fortuna de 1.400 millones de euros.

Todos los jóvenes Beckham parecen haberse colocado sin miedo y sin dudas en la línea de salida de la fama. Música, fútbol, modelaje, portadas, fama y dinero a raudales les avalan. Solo falta por ver el destino de la pequeña Harper, que con tan solo nueve años (en verano cumplirá 10) ya apunta maneras.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50