El imperio de Pablo Motos y Jorge Salvador, los reyes Midas de la tele

Los artífices de ‘El hormiguero’ y ahora de ‘El desafío’ son socios desde hace 14 años en una productora que les ha convertido en ricos, famosos y amigos inseparables

El presentador Pablo Motos (izquierda) y el productor Jorge Salvador.
El presentador Pablo Motos (izquierda) y el productor Jorge Salvador.GDG (GTRESONLINE)

Lo vendió como el programa “con más tensión de la televisión” y la audiencia compró el mensaje de su creador, Jorge Salvador. El desafío, la última propuesta de 7yacción, productora de El hormiguero, para el prime time de Antena 3, se estrenó la semana pasada con un triunfo sin paliativos. El talent show presentado por Roberto Leal lideró y congregó a 3.302.000 espectadores, un 22,4% de la audiencia. Su principal competidor, Got Talent, en Telecinco, se quedó a 7,6 puntos por detrás del estreno de Atresmedia con un share de 14,8% y 2.289.000 televidentes. Un nuevo éxito para la factoría televisiva de la que son accionistas al 50% cada uno Jorge Salvador y Pablo Motos. Amigos íntimos hasta el punto de poner celosas a sus mujeres, compañeros de trabajo a diario desde hace casi 14 años y socios en las finanzas. El resumen de estas últimas es de cero deudas con los bancos y cuantiosos beneficios. Su productora facturó en el último ejercicio declarado (2019) 22 millones de euros, y se repartieron unos dividendos de 6 millones. Por si fuera poco, Motos y Salvador tienen sus propias empresas con un patrimonio cada una de alrededor de 25 millones y que ejercen de titulares de multitud de inmuebles en los que la pareja de amigos ha invertido estos años. Un imperio forjado bajo los focos que sigue creciendo al margen de crisis y pandemias.

Con El desafío, Jorge Salvador se ha apuntado otro tanto como creador de formatos de entretenimiento. Aunque ha sido el coautor de todos los éxitos de 7yacción y su peso en la compañía es el mismo que el de Pablo Motos, siempre ha ejercido en la sombra mientras el popular presentador ponía la cara. Desde hace un tiempo, Salvador ha ido acaparando protagonismo y hoy es uno de los productores más importantes de la pequeña pantalla, además de un rostro conocido tras aparecer eventualmente en El hormiguero. Tiene su propia empresa, Primetime, mediante la que ejerce la titularidad del 50% de 7yacción. En el último ejercicio declaró un activo de 24 millones y unos beneficios de 2.800.000. Salvador, de 57 años, alcanzó el éxito en Crónicas marcianas, donde ejercía de animador musical del exitoso show presentado por Javier Sardá. Se embarcó en algunas aventuras empresariales que no le salieron bien, por lo que la experiencia le ha hecho invertir sobre seguro en ladrillo. El lugar elegido, Jávea, donde pasa sus vacaciones. Cerca del Cabo de la Nao posee unas villas con parcelas de 800 metros cuadrados como mínimo, de distintos tamaños y con mayor o menor lujo. Están construidas junto al mar sobre los acantilados en un enclave mediterráneo único.

Esas casas fueron adquiridas por Primetime, pero la propiedad está al 50% con otra empresa. Como no podía ser de otra manera, la otra mitad es de Pablo Motos, que también ha escogido el sector inmobiliario como principal foco de inversión de lo que gana en la tele. A través de la empresa Japala Japala, el comunicador valenciano posee la mitad de la productora audiovisual y el mismo porcentaje de las inversiones inmobiliarias en Jávea. Una empresa con unos activos de 26 millones y que ha declarado tres millones de euros, según los últimos datos del Registro Mercantil. Motos, de 55 años, es probablemente el presentador mejor pagado de la televisión en España. Especialmente desde 2011, momento en que sus famosas hormigas Trancas y Barrancas se mudaron a Atresmedia desde Mediaset, por una cifra de 90.000 euros por programa. Con semejante contrato, 7yacción se convirtió en la factoría televisiva más rentable. Con El hormiguero como buque insignia, 7yacción ha llegado a emplear a 100 personas y a facturar 30 millones de euros al año. Los beneficios han alcanzado los 10 millones al año. Hoy la empresa da trabajo a 85 personas y factura 22 millones al año.

Pablo Motos ha invertido sus ganancias en crear un patrimonio inmobiliario. En su tierra natal, Requena (Valencia), posee dos viviendas, dos fincas y una casa de campo. En Madrid tiene dos pisos donde están domiciliadas sus empresas. Ahora vive en uno de ellos, adquirido en el exclusivo barrio de Salamanca el año pasado. Se encuentra cerca del parque del Retiro, tiene 300 metros cuadrados y está valorado en más de dos millones. Una economía más que boyante que el popular rostro televisivo comparte junto a su pareja desde hace 20 años. Pablo Motos conoció a Laura Llopis en la radio y, desde entonces, no se han separado. Ella también trabaja en El hormiguero como coordinadora de guiones, y ha aportado a la pareja dos hijas de una relación anterior. No han tenido hijos juntos, pero él asegura que adora a las hijas de Laura. Por su parte, Jorge Salvador está felizmente casado y tiene dos hijos. Los dos amigos han puesto su amistad como base para todos los proyectos en los que han triunfado. Ni siquiera la pandemia les ha frenado. Han conseguido reinventar El hormiguero y facturar un nuevo programa de éxito. Como si del rey Midas se tratara, convierten en oro todo lo que tocan, sin síntomas de agotamiento.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS