Kim Kardashian habla de su divorcio y Kanye West regresa a Los Ángeles

La pareja ha avanzado en los términos de su separación con la intermediación de la abogada de las estrellas Laura Wasser

Kim Kardashian y Kanye Weste el 1 de marzo de 2020 en París, Francia.
Kim Kardashian y Kanye Weste el 1 de marzo de 2020 en París, Francia.Mehdi Taamallah (Cordon)

Kanye West fue fotografiado el pasado lunes descendiendo de su avión privado en el aeropuerto Van Nuys de Los Ángeles procedente de su rancho en Cody, Wyoming, donde se había refugiado tras conocerse la noticia de su separación de Kim Kardashian. El rapero, de 43 años, iba acompañado de miembros de su equipo y vistiendo sus famosas y caras zapatillas Yeezy Foam Runners, uno de sus prósperos negocios. La llegada de West alimenta las noticias de que el acuerdo de divorcio es inminente. Aunque la pareja no se ha pronunciado sobre su situación, ha transcendido que Kardashian ha hablado de sus problemas matrimoniales en los nuevos episodios de Keeping Up With the Kardashians, que se están rodando estos días. Pero todos los involucrados tienen un acuerdo de no divulgación, porque la última temporada del famoso programa no se emitirá hasta dentro de unos meses.

Kim Kardashian pretende llegar a un acuerdo con Kanye West por medio de su representante, la abogada Laura Wasser, y de este modo poder resolver sus finanzas y las división de sus propiedades sin tener que llegar a que su divorcio termine en los tribunales. El rapero parece de acuerdo con la negociación.

“Él entiende que Kim está harta de él. Y él quiere apartarse del clan Kardashian especialmente de la madre, Kris Jenner, que ocupa un lugar destacado en todas las grandes decisiones que toma”, reveló una fuente cercana al rapero a Page Six.

Más información
El millonario contrato prenupcial de Kim Kardashian y Kanye West

La pareja firmó un acuerdo prenupcial antes de casarse pero que debe ser revisado en algunos aspectos ya que la fortuna de la pareja ha crecido mucho desde que contrajeron matrimonio en 2014. En ese momento, Kanye ni siquiera pensó que la pareja necesitaba un contrato y estaba dispuesto a darle a Kim acceso a todos sus activos financieros. Un acuerdo que hoy parece obsoleto. En 2014, el músico tenía una fortuna de 100 millones de dólares (81 millones de euros), contra 40 millones de dólares (32 millones de euros) de su esposa. Seis años después, la situación ha cambiado mucho. Kim Kardashian ahora posee 780 millones (o 638 millones de euros), frente a los 1.300 millones de euros de Kanye West.

West es el más rico de la pareja, sin embargo, gran parte de su patrimonio neto está vinculado a su empresa de ropa, sin liquidez. Otra pieza clave de la fortuna del rapero está en su marca de zapatos, que es conocida porque cada par de zapatillas cuesta más de 200 dólares. El valor de la empresa está unido a Adidas, que fabrica, comercializa y distribuye las deportivas. Forbes estimó en abril de 2020 que la marca tiene un valor de 1.260 millones de dólares.

Kim Kardashian puede tener menos fortuna que su esposo, sin embargo, cuenta con más liquidez y es menos dependiente de la tendencia de su marca, así como de los caprichos de sus consumidores. Al igual que West, la mayor parte de la fortuna de Kim Kardashian se encuentra en una marca con su nombre. En octubre de 2020, Forbes estimó que la participación del 72% en su compañía de cosméticos KKW Beauty tiene un valor de cerca de 500 millones de dólares.

Kardashian ganó millones de dólares tras 13 años de protagonizar Keeping Up With the Kardashian y su aplicación Kim Kardashian. A esto se suma a su fama en Hollywood y varios trabajos de modelaje y patrocinio. Sin embargo, su mejor día de llegó cuando vendió el 20% de KKW Beauty a Coty (el gigante de los cosméticos) por 200 millones de dólares. Además, en septiembre del año pasado, Kim presentó uno de sus proyectos empresariales más ambiciosos. Se trataba de la firma Skims, una marca de moda basada en prendas que sirven para moldear la silueta, así como ropa interior y prendas que podríamos definir con la palabra menos Kardashian del mundo: cómodas. La colección fue un éxito, y agotó existencias en horas.

Kim Kardashian y Kanye West tendrán, además, que negociar ciertos detalles que por lógica se supone no aparecen en su contrato matrimonial como la custodia de sus hijos North, 7, Saint, 5, Chicago, 2 y Psalm, 1.

La pareja es propietaria de varias casas y tienen varias hipotecas; incluida la mansión ubicada en Calabasas, Los Ángeles, un condominio en Miami y dos ranchos en Wyoming. De acuerdo con los documentos que West envió a Forbes el año pasado, también hay cinco millones de dólares en arte, casi cuatro en vehículos, 3,2 en joyas e incluso 300.000 dólares invertidos en ganado.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS