Chris Martin y Dakota Johnson, tres años de relación y una nueva casa de más de 10 millones

El cantante de Coldplay y la actriz han comprado una lujosa mansión de seis dormitorios y nueve baños en Malibú a la que se han trasladado a vivir juntos

El cantante de Coldplay Chris Martin y la actriz Dakota Johnson en los Hamptons durante el verano de 2019.
El cantante de Coldplay Chris Martin y la actriz Dakota Johnson en los Hamptons durante el verano de 2019.TheImageDirect.com (GTRES)

Cuando en 2017 se conoció que Chris Martin —cantante de Coldplay— y Dakota Johnson —la actriz que estaba de plena actualidad por la repercusión alcanzada por la película Cincuenta sombras de Grey— estaban saliendo juntos, casi nadie dio mucho recorrido a su relación. Martin había sido lo que se conoce como un chico bueno, virgen hasta los 22 años, según declaró él mismo, y marido de Gwyneth Paltrow durante una década. Pero tras su divorcio de la actriz reconvertida en polémica y exitosa empresaria, mutó en donjuán que encadenó una famosa detrás de otra durante una época. En marzo de 2014 el cantante anunció su separación de Paltrow y a los pocos meses comenzó un desfile de parejas: la modelo y presentadora Alexa Chung, la actriz Jennifer Lawrence, la cantante Kylie Minogue, Annabelle Wallis, otra intérprete británica de la que se dijo que con ella “estaba más feliz que en mucho tiempo”. Katy Perry y Dua Lipa fueron otros de los nombres conocidos que se relacionaron con el cantante. Dakota Johnson, 31 años, parecía otra conquista exprés de corto recorrido.

La nueva casa de Dakota Johnson y Chris Martin en Malibú.
La nueva casa de Dakota Johnson y Chris Martin en Malibú.Realtor.com

El tiempo ha demostrado que la pareja ha encontrado los mimbres para consolidarse y que se sienten tan cómodos como para pensar en una convivencia más allá de una aventura más o menos efímera. Aparte de la química que exista entre ellos no han faltado teorías a uno y otro lado del océano Atlántico que se han dedicado a analizar los porqués del éxito de su apuesta. A pesar de sus diferentes edades (él está a punto de los 44; ella tiene 31), carreras, nacionalidades —él es británico y ella estadounidense— y el peso de sus respectivas y famosas familias, ya sean ex o padres (ella es hija de Melanie Griffith y Don Johnson), la clave la sitúan en que han logrado ser una pareja sana y moderna.

Ahora parece que su propia apuesta personal da un paso más y han decidido comprarse una casa en Malibú, valorada en más de 10 millones de euros, e irse a vivir juntos, según ha publicado The New York Post. Algunos medios estadounidenses hablan de compromiso, pero de momento lo único cierto es que compraron la propiedad en octubre de 2020 y que la finca, que está protegida de las miradas de los curiosos por un seto vegetal y fuertes medidas de seguridad, tiene vistas al océano, cuenta con seis dormitorios, nueve baños y una parcela de unos 1.600 metros cuadrados.

La nueva vivienda también cuenta con una casa de invitados, una sala de juegos, piscina con spa y zona de barbacoa al aire libre. Un nidito de amor que, de momento, no ha provocado que la actriz ponga a la venta la vivienda que tiene en Los Ángeles y que perteneció anteriormente al guionista Ryan Murphy, una vivienda unifamiliar más pequeña, pero también con jardín y piscina, que hace solo unos meses, a mediados de marzo, mostró para la revista estadounidense Architectural Digest.

Una de las claves de su éxito como pareja es la discreción. Ambos saben lo que es la fama y la curiosidad mediática pero también tienen tablas para sortearla y mantener la privacidad de su vida personal sin generarse la antipatía de sus seguidores ni de los periodistas. Por otra parte, Chris Martin, de 43 años, mantiene una excelente relación con su exesposa, Gwyneth Paltrow, y tiene con ella dos hijos, Apple, de 16 años y Moses de 14, y su novia ha sabido no solo adaptarse a la situación sino llevarse bien con todos ellos y compartir momentos familiares y vacaciones todos juntos. Un grupo al que también se ha unido el nuevo marido de Paltrow, Brad Falchuk, que desde que contrajeron matrimonio, en 2018, es uno más de este variopinto clan que ha decidido establecer relaciones siguiendo sus propias reglas. Y estas van desde compartir la luna de miel a saber que Apple y Moses están tan bien con Dakota y su padre como con su madre y Falchuk.

Lo que es una sorpresa para unos, es normal para ellos. Es casi más habitual encontrar fotos públicas de todos ellos juntos en las que demuestran lo bien que se llevan, que encontrar imágenes almibaradas de las parejas que forman por separado. La nueva casa es solo paso más en el camino que Dakota Johnson y Chris Martin comenzaron hace algo más de tres años, y no sería extraño que aplicaran alguna de las normas que parece que funcionan con la exmujer del cantante y su nueva pareja, como son vivir juntos solo algunos días de la semana y no exigir nada que él otro no esté dispuesto a dar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS